Última actualización: 05:32 / Lunes, 25 Octubre 2021
Columna de LONVIA Capital

¿Cuáles son las características ideales de un fondo que invierte en pequeñas y medianas compañías?

Imagen

En muchas oportunidades hemos escrito sobre las bondades que aportan las compañías de pequeña y mediana capitalización a un inversor que disponga de un horizonte temporal de medio/largo plazo. Hemos comentado, también, cómo el inversor ya ha empezado a incorporar esta categoría de forma estructural en sus carteras, mejorando así su binomio rentabilidad/riesgo y su exposición a modelos de negocio únicos e innovadores. Pero, ¿qué características son las más idóneas al momento de seleccionar un fondo de inversión en esta categoría? ¿Qué aspectos juegan un rol definitivo en el éxito de la estrategia y cómo logra el inversor cumplir sus expectativas?

Desde LONVIA Capital, estamos convencidos de que existe una serie de factores que juegan un papel determinante en la consecución de este mejor ratio rentabilidad/riesgo y que proporcionan consistencia al gestor en el largo plazo:

  1. Los volúmenes bajo gestión: creemos que una estrategia de pequeñas y medianas compañías debe gestionar volúmenes bajos y limitados para garantizar que el equipo gestor pueda tener la suficiente flexibilidad para adquirir modelos de negocios con capitalizaciones de mercado con mayor potencial de crecimiento. El hecho de que un fondo de esta categoría gestione volúmenes muy elevados trae como consecuencia una menor flexibilidad, un posicionamiento menos conservador en algunos nombres de menor capitalización bursátil y desvirtúa de forma directa el objetivo de la estrategia. 
  2. Experiencia del equipo gestor: en un segmento caracterizado por una mayor ineficiencia en la información y por disponer de miles de modelos de negocio que operan en nichos de mercado muy particulares, una dilatada experiencia del equipo es un factor fundamental. Esta característica está ligada a la fuerte especialización con la que debería contar el equipo a través de un track record consolidado en la identificación de este tipo de compañías.
  3. Una filosofía de inversión clara: con más de 5.000 compañías cotizadas en Europa de entre 100 y 15.000 millones de capitalización bursátil, estamos totalmente convencidos de que es necesario aplicar una filosofía basada en la claridad de ideas que permita al equipo gestor saber exactamente en qué tipo de compañías centrarse, cuáles seleccionar y ser muy eficientes al momento de analizar las mejores compañías para invertir con miras de largo plazo.

Con respecto a esta tercera característica de diferenciación, en LONVIA Capital hemos creado, desde hace ya muchos años, un concepto al que llamamos "el círculo virtuoso del crecimiento". Este concepto no es más que saber exactamente el tipo de compañías donde queremos estar invertidos durante los próximos 5,7,10 años. En nuestro caso, sabemos exactamente qué tipo de modelo de negocio nos gusta y, de esta forma, reducimos considerablemente el universo para centrarnos en aquellos campeones del mañana que queremos acompañar en los próximos años.

Estas características serían: reinversión estructural en tecnología, innovación, digitalización y en I+D, inversión en constantes mejoras operativas que permitan a la compañía ser cada año más eficiente y en mejorar su oferta de productos y servicios para encontrar nuevos drivers de crecimiento. Esto trae como consecuencia directa que la compañía atraiga el mejor talento e internacionalice sus ingresos de forma muy rápida a través de adquisiciones estratégicas o desarrollo de sus propias capacidades en geografías de fuerte crecimiento.

En este sentido, Europa juega un rol de liderazgo en muchos segmentos donde históricamente hemos contado con un fuerte know how y donde seguimos generando extraordinarios modelos de negocio que exportan ese conocimiento a otras geografías, por ejemplo: la tecnología médica, innovación digital, robótica, inteligencia artificial, industria 4.0, automatización de la industria, entre otros.

En conclusión, bajos volúmenes bajo gestión que permitan invertir en compañías con alto valor añadido, experiencia comprobada en la identificación y selección dentro de un segmento muy amplio y una filosofía de inversión basada en la claridad de ideas y en el crecimiento estructural de largo plazo, son para nosotros condiciones fundamentales para obtener ese mejor binomio rentabilidad/riesgo que caracteriza a las pequeñas y medianas compañías desde hace más de 25 años.

 

Tribuna de Francisco Rodríguez d'Achille, socio y director de desarrollo de negocio en LONVIA Capital para el Sur de Europa, Latam y US Offshore

Acerca de Francisco Rodríguez d'Achille

Francisco Rodríguez d’Achille es socio y director de desarrollo de negocio en LONVIA Capital para Sur de Europa, Latam y US Offshore.

menu