Última actualización: 04:25 / Lunes, 11 Octubre 2021
Análisis de BMO Global Asset Management

Repensar las ciudades: cómo hacer sostenibles los entornos urbanos

Imagen

La ONU calcula que el 68% de la población mundial vivirá en las ciudades en 2050, y el 90% del aumento en los próximos treinta años se producirá en África y Asia.

A pesar de que sólo representan el 2% de la superficie terrestre, generan el 85% del PIB mundial, y de hecho la concentración es aún mayor, ya que 40 megalópolis representan más de dos tercios de la producción económica mundial. Las ciudades dominan no sólo el comercio, sino la política, la creatividad cultural y las tendencias sociales: la historia de la humanidad seguirá siendo una historia urbana. Por tanto, debemos hacer que las ciudades sean sostenibles.

Actualmente generan más del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con la energía, y son focos de contaminación.

Parte del problema de los GEI está arraigado en el propio entramado de las ciudades: los edificios contribuyen con un notable 39% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, superando al más estigmatizado sector del transporte. Para que el mundo cumpla el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a menos de 2 grados centígrados, los edificios deben ser netos cero para 2050. En 2017, había una cifra ínfima de 500 edificios comerciales de energía neta cero en el mundo, y 2.000 viviendas de cero emisiones netas, mucho menos del 1% del stock mundial de cualquiera de las dos formas de inmuebles.

Pero si bien la tarea que queda por delante es enorme, también lo son las oportunidades asociadas a su resolución. Schneider Electric es líder mundial en ayudar a los edificios tanto a automatizar sus procesos como a navegar por la transición energética:

  • Trabajando para reducir el uso de energía del cliente en sus centros de fabricación y diseño
  • Ayudándoles a obtener más energías renovables para alimentar la energía que necesitan
  • Implementando soluciones adecuadas de captura de carbono

Schneider cree que varias mejoras de eficiencia de este tipo pueden reducir el consumo anual de energía de un edificio en un 66%, una parte importante del camino hacia la economía neta cero.

Autodesk es otra empresa que trata de hacer más sostenibles las ciudades, desarrollando productos de software que ayudan al diseño y la implementación en arquitectura, ingeniería, construcción, diseño de productos y fabricación. Hasta el 30% de todo el trabajo realizado en las obras de construcción implica rehacer un trabajo previo, y hasta el 30% de los materiales de construcción se desperdician in situ, lo que cuesta tiempo y dinero, además de suponer un impacto medioambiental innecesario asociado a la adquisición y el transporte de ese material desperdiciado. Autodesk dispone de programas de software que utilizan el aprendizaje automático para mejorar las revisiones del diseño y detectar los defectos de alto riesgo en las primeras fases del proceso de diseño, de modo de prevenirlos antes de que se produzcan.

Dentro de un edificio, el software de Autodesk puede llevar a cabo un análisis energético desde el primer concepto hasta el proyecto, puede optimizar el aire acondicionado y la calefacción, recomendar materiales estructurales más eficientes y llevar a cabo un análisis de las materias primas durante el proceso de especificación y adquisición para garantizar que lo que se está comprando tiene la menor huella medioambiental posible.

Las ciudades se han convertido en focos de luz, observables incluso desde el espacio, encendidas día y noche; pero la iluminación eléctrica tradicional es en sí misma una de las culpables del actual panorama de las emisiones globales, responsable de aproximadamente el 5% de las mismas.

Acuity Brands es líder mundial en iluminación LED, que además de ser más barata que la iluminación eléctrica convencional, es hasta un 75% más eficiente desde el punto de vista energético, y también puede ayudar con sistemas de control avanzados que reducen la potencia y el tiempo de funcionamiento de estas bombillas, lo que supone otro 47% de ahorro energético.

Acuity calcula que puede ahorrar 100 millones de toneladas métricas de carbono como resultado de sus ventas previstas para la próxima década de luces LED, controles y sistemas de gestión de edificios que sustituyan a las tecnologías más antiguas en las construcciones  existentes. Sólo en Estados Unidos, el 75% de los edificios, que representan el 71% de la superficie, se construyeron antes del año 2000, y la mayoría de ellos no han tenido una actualización de la iluminación, lo que proporciona a Acuity una enorme oportunidad para renovar esta infraestructura.

A medida que el mundo sigue migrando a las ciudades, la tarea de garantizar que sean sostenibles crecerá proporcionalmente. En BMO Global Asset Management hemos invertido en una serie de empresas como Schneider, Acuity y Autodesk que son un ejemplo del modelo a seguir para hacer bien las cosas para tener un impacto vital y positivo en las ciudades sostenibles del mañana, donde vivirá la mayor parte de la humanidad.

Columna de Harry Waight, analista de renta variable global en BMO Global Asset Management.

Hablemos de riesgo

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden subir y bajar de igual manera, por lo que podría darse el caso de que los inversores no recuperasen la cantidad original invertida.

Los puntos de vista y las opiniones reflejadas en esta columna pertenecen a BMO Global Asset Managment y, como tales, no deben entenderse de manera expresa como recomendaciones o solicitudes de compra o venta de empresas que puedan ser mencionadas. 

La información, opiniones, estimaciones y previsiones descritas en esta columna proceden de fuentes consideradas fiables, pudiendo cambiar en cualquier momento.

Para su información...

Para conocer más sobre BMO Global Asset Management, puede visitar su LinkedIn en el siguiente enlace.

Acerca de Harry Waight

Harry Waight es analista de renta variable global en BMO Global Asset Management. Su trabajo se centra en la renta variable japonesa y la renta variable global responsable e incluye el análisis de empresas, la selección de valores y la construcción de carteras. 

menu