Última actualización: 04:43 / Martes, 20 Abril 2021
Columna de BMO Global AM

Cómo desbloquear oportunidades en ciudades sostenibles

Imagen
Bicicletas en Ámsterdam

Las ciudades representan menos del 2% de la superficie de la Tierra y, sin embargo, personifican el progreso humano y han sido un enorme motor de crecimiento, generando un 85% del PIB mundial. Pero la creciente densidad de población y el gran consumo de energía de las infraestructuras han dejado claro que, para abordar algunos de los problemas más acuciantes del planeta, como el cambio climático, las ciudades tienen que ser parte integrante del debate. Esto incluye la necesidad de abordar la movilidad y el transporte, así como la vivienda, pero también el aumento de los niveles de emisiones.

El mundo está cada vez más urbanizado. Las Naciones Unidas estiman que el 68% de las personas vivirán en ciudades en 2050, frente al 55% de 2018 y el 3% del año 1800. Este cambio urbano ha dado lugar a las megaciudades, urbes con una población de 10 millones o más, como Tokio, Nueva Delhi y Shanghái. En 2020 había en el mundo más de 30 megaciudades, una cifra que irá en aumento.

Necesidad universal de movilidad. Y una población mundial más numerosa y con mayor poder adquisitivo exigirá aún más movilidad. La ONU calcula que el parque automovilístico global podría triplicarse de aquí a 2050. Entonces, ¿cómo garantizar que este grado de movilidad sea sostenible?

Muchos desplazamientos se realizan de forma perjudicial para la salud humana y medioambiental:

- El 95% de la energía utilizada en el transporte mundial sigue procediendo de los combustibles fósiles, que emiten CO2 a la atmósfera y contribuyen al calentamiento global.

- Las emisiones resultantes, sobre todo en las zonas densamente pobladas, son en parte responsables de los 5 millones de muertes anuales que se producen en el mundo por la contaminación atmosférica.

Los vehículos eléctricos como punto de inflexión. El transporte es responsable del 24% de las emisiones directas de CO2 procedentes de la combustión de carburantes. Los vehículos eléctricos evitan este problema, y parece que estamos en el umbral de la adopción masiva, ya que el COVID-19 podría habernos dado un pequeño empujón. Mientras que las ventas de coches nuevos en todo el mundo cayeron un 30% en 2020, las de vehículos eléctricos se dispararon: en Europa, el volumen de este tipo de coches aumentó un 45% de un año a otro.

La regulación está generando el cambio. Los gobiernos compiten ahora por introducir planes de eliminación progresiva de los vehículos de combustible fósil cada vez más ambiciosos. Entre los países que han propuesto prohibir los vehículos con motores de combustión interna se encuentran China, Japón, Reino Unido y la mayoría de los países europeos, incluida Alemania. Se rumorea que Japón, bastión de la industria automovilística mundial, se pondría 2035 como meta para la eliminación de los vehículos nuevos con motor de combustión interna.

Vivienda verde. Las ciudades albergan algunas de las hazañas arquitectónicas más impresionantes, responsables del 39% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, más que todo el sector del transporte. Para cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global muy por debajo de los dos grados centígrados, todos los edificios deben tener cero emisiones netas para 2050. Pero menos del 1% cumple esta condición hoy en día. Esto crea una enorme pista de despegue para empresas como Schneider Electric, líder mundial en transición energética y automatización de edificios. Los productos de Schneider están integrados en los proyectos desde el diseño hasta la ejecución y el mantenimiento, lo que los hace indispensables para obtener resultados energéticos positivos en los edificios y, por tanto, ampliar la ventaja competitiva del negocio.

Creemos que la empresa neerlandesa Alfen desempeñará un papel clave en el desbloqueo de la oportunidad de los vehículos eléctricos, ya que es uno de los principales fabricantes europeos de puntos de recarga para estos vehículos. Cuentan con una envidiable ventaja para ser los primeros en llegar a países clave y un gran conocimiento de su negocio de redes inteligentes, lo que los hace estar especialmente bien posicionados para facilitar la transición al eliminar el último obstáculo para la adopción: la ansiedad por la autonomía. Y sólo estamos al principio del camino: para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, los vehículos eléctricos deben representar el 50% del mercado en 2030.

Movilidad colectiva. Los turismos eléctricos no serán la única solución para conseguir ciudades más sostenibles. El transporte público tiene un gran papel que desempeñar, sobre todo porque cada autobús retira hasta 75 coches de la carretera. National Express, operador de servicios de transporte público asequibles en ciudades de toda Europa y Estados Unidos, ya se ha comprometido a no comprar más autobuses diésel en el Reino Unido, y ha establecido un plan a largo plazo para la sustitución de su flota de autobuses y autocares a una de cero emisiones.

¿Cuál es la ciudad más sostenible del mundo?

No hay una respuesta única para este codiciado puesto, pero estas urbes podrían dar a las demás una o dos lecciones sobre sostenibilidad: Estocolmo, Copenhague y Oslo van por delante. Ámsterdam representa un ejemplo de sostenibilidad, con más bicicletas que residentes, y a la cabeza también en vehículos eléctricos, con un mapa que muestra 952 puntos de recarga en la ciudad.

 

Tribuna de Sacha El Khoury, directora y gestora de cartera en BMO Global Asset Management

Hablemos de riesgo

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden subir y bajar de igual manera, por lo que podría darse el caso de que los inversores no recuperasen la cantidad original invertida.

Los puntos de vista y las opiniones reflejadas en esta columna pertenecen a BMO Global Asset Managment y, como tales, no deben entenderse de manera expresa como recomendaciones o solicitudes de compra o venta de empresas que puedan ser mencionadas. 

La información, opiniones, estimaciones y previsiones descritas en esta columna proceden de fuentes consideradas fiables, pudiendo cambiar en cualquier momento.

 

Para su información...

Para conocer más sobre BMO Global Asset Management, puede visitar su LinkedIn en el siguiente enlace

Acerca de Sacha El Khoury

Sacha El Khoury es directora y gestora de cartera en BMO Global Asset Management. Con sede en Londres, forma parte de la firma desde 2009.

menu