Última actualización: 15:00 / Miércoles, 15 Diciembre 2021
Con José Luis Benito y Alejandro Estebaranz

True Value lanza un nuevo fondo de renta variable global

Imagen
  • Dirigido por Alejandro Estebaranz y José Luis Benito, invierte en valores de alta calidad con el 90% de sus activos en países de la OCDE
  • Compounders pretende obtener rentabilidades de doble dígito, con bajos niveles de deuda y una directiva alineada a largo plazo (7 años)

True Value ha lanzado un fondo de renta variable global, True Value Compounders, aprobado por la CNMV el pasado 12 de noviembre. Se trata de un vehículo gestionado con una filosofía de inversión en valor, con un enfoque global y con el 90% de sus activos en países de la OCDE -aunque con la posibilidad de tener hasta un 20% en emergentes-. El fondo invierte en valores de alta calidad, con una expectativa de crecimiento de doble dígito, con bajos niveles de deuda y una directiva alineada.

Así, True Value Compounders busca obtener rentabilidades de doble dígito a largo plazo (siete años) y, como objetivo secundario, superar el rendimiento de los principales índices de renta variable de empresas de crecimiento.

El fondo, que podrá contratarse en Renta 4, MyInvestor, Inversis y Tressis, y también en Latinoamérica a través de Renta 4, está gestionado por Alejandro Estebaranz y José Luis Benito. Contará con dos tipos de participaciones: la A tendrá una comisión de gestión del 0,95% y una comisión de éxito del 8%. No obstante, desde que el fondo alcance un patrimonio igual o superior a diez millones de euros, el volumen máximo de participaciones por partícipe será de una participación. En la clase B, las comisiones son del 1,2% por gestión y del 8% sobre resultados.

True Value Compounders se apoyará en Renta 4 para la gestión y depósito del vehículo, aunque serán Estebaranz y Benito quienes mantendrán el mandato de subgestión desde True Value Investments replicando el modelo ya ejecutado con sus fondos True Value y True Value Small Caps.

¿Qué son las compounders?

Warren Buffett ha declarado públicamente que ha invertido en más de 500 acciones a lo largo de su vida. Sin embargo, ha dicho que el 95% de su fortuna viene de un selecto grupo de 20 acciones. Todas tienen en común que son compounders.

Las compounders son compañías resistentes a crisis (filtro de 2008), con caja neta en su mayoría o baja deuda, con alta alineación de los equipos directivos, muy poco afectadas por el COVID-19 y valoraciones muy atractivas. Su crecimiento esperado a tres años es del 20% anual, su PER ronda las 15 veces y su solapamiento con otros fondos es muy bajo.

menu