Última actualización: 05:18 / Martes, 27 Octubre 2020
Plan progresivo

OFI AM reducirá las inversiones en compañías de petróleo y gases no convencionales

Imagen
  • La gestora contribuye así al cumplimiento del Acuerdo de París para limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados en 2100, y alcanzar el hito “emisiones cero” de gases invernadero en 2050
  • Los gestores de OFI AM dejarán de invertir en compañías que extraen aceite de esquisto y arenas bituminosas (2030), que perforan petróleo en el Ártico y en aguas profundas (2040) y en compañías petrolíferas (2050)
  • La gestora implementará este plan con un doble objetivo: “ayudar al cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París y alcanzar la neutralidad en las emisiones de gases invernadero en 2050”

OFI Asset Management ha lanzado un plan para reducir de forma progresiva la presencia de compañías dedicadas a la explotación de petróleo y de gases no convencionales en las carteras de sus fondos de inversión. La gestora implementará este plan con un doble objetivo: ayudar al cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París y alcanzar la neutralidad en las emisiones de gases invernadero en 2050. 

Según indica la gestora, “la reducción de inversiones será gradual, porque las economías mundiales todavía son muy dependientes del petróleo y del gas, recursos limitados pero que emiten gran cantidad de gases invernadero a la atmósfera”. Teniendo en cuenta este factor, OFI AM aboga por “mejorar y asegurar que los procesos productivos sean lo más respetuosos posibles con el medio ambiente”. Así, defiende: “Es necesario diferenciar el impacto de combustibles como el petróleo, que requiere solamente de la actividad de perforación, de los aceites de esquisto bituminosos y las arenas bituminosas, que necesitan técnicas de fracking hidráulico que emiten gran cantidad de metano, un gas que provoca aproximadamente una cuarta parte del calentamiento global”. 

En su opinión, otro de los riesgos para el medioambiente es “la extracción petrolífera y de gas en el Ártico y en aguas profundas, que no supone un peligro inmediato, pero genera grandes riesgos por las extremas condiciones en las que se desarrolla. Porque podría tener consecuencias irreversibles sobre la biodiversidad en caso de accidentes y derrames de petróleo”. 

Desde OFI AM se ha decidido excluir gradualmente las compañías de petróleo y gases no convencionales de sus carteras, comenzando por aquellas que utilizan las técnicas de minería que mayor impacto negativo generan en el medioambiente. “Nos anticipamos a los riesgos y protegemos a los clientes de posibles impedimentos futuros para las inversiones, dependiendo de los diferentes escenarios potenciales”, explica Jean Marie Mercadal, CIO de OFI AM

La gestora señala que este objetivo se adopta por motivos tanto de responsabilidad como pragmatismo. Responsabilidad, porque OFI AM quiere alentar a las compañías dedicadas a la extracción de petróleo y gases no convencionales a que adopten mejores prácticas para alinearse con los objetivos del Acuerdo de París. Y pragmatismo, porque OFI AM es consciente de que la producción de petróleo y de gas, basada en las técnicas que conocemos en la actualidad, y las posibles alternativas, son cuestiones cruciales para el equilibrio global de la economía.

Un calendario de tres décadas

Para cumplir con su plan, OFI AM ha establecido un calendario de reducción de inversiones según los criterios del SDS (Sustainable Development Scenario) establecido por la IEA (Agencia Internacional de Energía), así como las recomendaciones de la TCFD (Task Force on Climate Related Financial Disclosures). Para 2030 habrá retirado totalmente las inversiones en compañías dedicadas a la extracción de aceite de esquisto bituminoso y arenas bituminosas; para 2040 las inversiones en compañías dedicadas a la perforación en el Ártico o en aguas profundas; y para 2050 las inversiones en industrias petrolíferas. 

Según OFI AM, “las compañías que quieren abandonar la industria de petróleo y/o alcanzar la neutralidad carbonífera en 2050, siguiendo lo aprobado por las iniciativas SBT (Science Based Targets), continuarán siendo posibles candidatos a su inclusión en las carteras de nuestros fondos, excepto aquellas dedicadas a la minería de esquisto y arenas bituminosas”. 

Para las compañías mineras de gas convencional, “el ritmo y los objetivos de reducción se fijarán dependiendo de la oferta y la demanda, en línea con nuestro objetivo de ser proactivos y también prácticos” añade la gestora. Además, “los bonos verdes emitidos por compañías de esta industria también podrán ser incluidos en las carteras de los vehículos de inversión abiertos que gestione directamente OFI AM, y de forma sistemática sugeriremos su inclusión para los clientes que han delegado en OFI AM sus mandatos de gestión”.

“OFI AM ajustará esta estrategia de reducción en el caso de que los progresos científicos hagan posible acelerar los planes de retirada. Hemos adoptado este plan pocos meses después de haber lanzado una estrategia de exclusión de compañías de carbón térmico, lo que acredita nuestro compromiso proactivo y concreto con las cuestiones climáticas”, concluye Jean Pierre Grimaud, CEO de OFI Group.

menu