Última actualización: 12:48 / Martes, 16 Marzo 2021
Entrevista con Pilar Arroyo

M&G responde: ¿cómo han evolucionado los diferenciales de la deuda emergente en lo que va de año?

  • Pilar Arroyo, especialista en inversiones de M&G Investments, habla de la evolución de los diferenciales del mercado de deuda emergente
  • El spread de la deuda soberana emergente en dólares cayó a principios de marzo a niveles no vistos desde 2008. Aunque en los últimos meses se ha visto un fuerte rebote, pero también una alta dispersión por países

Muchos inversores se preguntan si todavía hay margen para entrar a invertir en renta fija emergente. En este vídeo, Pilar Arroyo, especialista en inversiones de M&G Investments, habla de la evolución de los diferenciales de este mercado.

2020 ha sido un año de movimientos muy buscos en deuda en la deuda emergente. El spread de la deuda soberana emergente en dólares repuntó a principios de marzo a niveles no vistos desde 2008. Además, lo hizo de forma más abrupta, es decir, en menos días, aunque la recuperación también ha sido más rápida. Sin duda, en los últimos meses se ha visto un fuerte rebote, pero también una alta dispersión por países. Si nos fijamos en los países del índice JP Morgan EMBI Global Diversified Composite que tienen calificación de grado de inversión, se puede ver que han recuperado el 100% de la caída y que casi cotizan a niveles pre-covid.

Cuando se examinan los países high yield o con más beta, vemos que éstos han recuperado entre el 75% y 80% de la caída. En M&G Investments, creen por lo tanto que hay margen para entrar siendo selectivos. Según la gestora, no se puede olvidar que este año seis países han hecho default, aunque las perspectivas al principio de esta crisis auguraban cifras mucho peores.

¿Qué regiones/países/sectores estáis favoreciendo y cuáles estáis evitando? ¿Por qué?

Donde más valor encuentran en M&G Investments dentro de la deuda emergente es en esos países emergentes de menor calidad crediticia. Normalmente coincidentes con los denominados países frontera. En M&G Investments creen que estos países se van a ver beneficiados del repunte del crecimiento mundial que esperamos en 2021 y más ahora tras el anuncio de las vacunas altamente exitosas, de la mayor estabilidad comercial internacional que se estima bajo el mandato de Biden en Estados Unidos y de la buena gestión monetaria de sus bancos centrales, que rápidamente reaccionaron ante la crisis bajando los tipos de interés. En los meses de marzo a abril. Esto fue posible debido a que venían presentando bajos niveles de inflación.

Asimismo, en M&G Investments creen que las posibilidades a corto plazo de impago de estos países son reducidas debido principalmente a tres factores: la ayuda financiera que estos países han recibido del Fondo Monetario Internacional o de otros organismos internacionales, la ausencia de fuertes vencimientos de deuda hasta el año 2022, y el acceso a financiación y refinanciación en los mercados financieros internacionales.

Hace tan solo dos décadas, solo emitían bonos de deuda pública unos 25 países. A día de hoy, son 135 los países que emiten bonos y que pueden refinanciarse de manera relativamente fácil en los mercados financieros. Mirando los niveles actuales de valoración, y de cara este año, en M&G Investments piensan que países como Costa de Marfil, Egipto o República Dominicana ofrecen oportunidades atractivas mediante la inversión a través de sus bonos soberanos.

La deuda emergente puede estar denominada en divisa fuerte o en divisa local ¿cuál es vuestra recomendación en este momento? ¿Qué valor puede aportar a las carteras?

Las divisas locales han tenido un mal año de mercado. De hecho, mirando los distintos modelos de valoración que utilizan en M&G Investments, todos dan señales de algunas divisas emergentes fuertemente infravaloradas a día de hoy. A medio plazo, la gestora cree que a medida que mejore el sentimiento de riesgo en 2021, pueden ofrecer buenas oportunidades de revalorización.

Asimismo, la reactivación del comercio mundial es otro viento de cola, el crecimiento económico estimado para el próximo año y todo ello combinado con el inicio de la presidencia de Biden en Estados Unidos, que podría ser un catalizador para un dólar estadounidense más débil deberían de ser favorables para el buen comportamiento de las divisas emergentes.

En M&G Investments, en su fondo de renta fija emergentes estaban infraponderados hasta finales de 2020 y recientemente han incrementado el peso de las divisas emergentes hasta niveles de neutralidad. No se puede olvidar la considerable mayor volatilidad de los activos en divisa local, es por eso que prefieren mantener una posición de cautela por el momento.

 

 

Exclusivamente para inversores profesionales.

Análisis del mercado de renta fija emergente por M&G Innvestments.

El valor de los activos podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Los puntos de vista expresados en este vídeo no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Información importante:

La inversión en mercados emergentes entraña un mayor riesgo de pérdida debido a la intensificación de los riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, normativos y de liquidez entre oros. Por tanto, podrían presentarse dificultades a la hora de comprar, vender, custodiar o valorar las inversiones en tales países.

Las inversiones en bonos se ven afectadas por los tipos de interés, la inflación y las calificaciones crediticias. Existe la posibilidad de que los emisores de bonos no paguen intereses o rentabilidad del capital. Todos estos supuestos pueden reducir el valor de los bonos poseídos por el fondo.

Los bonos high yield suelen entrañar un riesgo mayor que los emisores de bonos podrían no compensar mediante el pago de intereses o rentabilidad del capital.  

 

 

menu