Última actualización: 12:06 / Martes, 24 Agosto 2021
Informe de EsadeGeo y FTI Consulting España

España, entre los 20 mejores países del mundo para hacer negocios por su bajo riesgo geopolítico

Imagen
  • Países Bajos, Alemania y Hong Kong lideran la clasificación mundial de países con mejores condiciones para hacer negocios
  • Los directivos del Ibex 35 identifican 4 fuentes de riesgos geopolíticos: la gobernanza del comercio, los regulatorios, los políticos y la ciberseguridad
  • Asimismo, España ha sido capaz de incrementar su puntuación en riesgos geopolíticos y no comerciales durante los últimos cinco años de forma consecutiva

España se encuentra en el top 20 de países del mundo con mejores perspectivas para hacer negocio, con una nota de 7,12 sobre 10, según el informe Riders on the storm: measuring and managing nonmarket risks, elaborado por EsadeGeo y FTI Consulting España.

Entre 2011 y 2018, periodo que abarca el análisis, la puntuación de España en el apartado sociopolítico experimentó una recuperación en U, reflejando un deterioro de la situación política hasta 2014, para volver a recuperarse en los cuatro años siguientes. En cambio, la nota en materia de infraestructuras ha experimentado una tendencia ascendente a lo largo de todo el periodo. En agregado, España ha sido capaz de incrementar su puntuación en riesgos geopolíticos y no comerciales durante los últimos cinco años de forma consecutiva.

Según el estudio, los países con mejores condiciones para hacer negocios son Países Bajos, Alemania y Hong Kong, con notas de 8,47, 8,33 puntos y 8,11 puntos sobre 10, respectivamente. En cuarta posición se encuentran los Estados Unidos, que con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y durante su mandato retrocedió  posiciones, hasta los 7,94 puntos. El estudio solo contempla el periodo 2011-2018 y deja fuera el efecto del cambio de Gobierno con Biden.

Cómo identificar y gestionar los riesgos no comerciales

“La viabilidad de la estrategia corporativa de las empresas depende cada vez más de su capacidad y precisión para evaluar y enfrentar riesgos no financieros o comerciales y que van desde el cambio climático hasta la ciberseguridad, pasando por la guerra comercial y la inestabilidad política”, explica Juan Rivera, director ejecutivo senior de FTI Consulting.

En el caso de las empresas españolas internacionalizadas, Ángel Saz-Carranza, director de EsadeGeo y profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de Esade, subraya que “existe aún mucha heterogeneidad en la manera como se gestionan estratégicamente los riesgos no comerciales, desde las unidades de riesgos, asuntos públicos, comunicación, responsabilidad social, inversiones o regulación”, algo que, en su opinión, sugiere que todavía queda “mucho por aprender, comparar y madurar en este ámbito”.  En este sentido, el experto destaca que el índice refleja cómo los países pueden retroceder o avanzar en cuanto a riesgos no comerciales, mostrando tendencias y puntos de inflexión.

¿Qué riesgos geopolíticos preocupan más al Ibex 35?

Como parte de la elaboración del índice de EsadeGeo y FTI, se han llevado a cabo una serie de entrevistas cualitativas con directivos españoles de compañías multinacionales que cotizan en el Ibex 35, principalmente de los sectores de las telecomunicaciones, la energía, la construcción, las infraestructuras y los seguros. Los directivos identifican cuatro grandes fuentes de riesgos geopolíticos: la gobernanza del comercio, los regulatorios, los políticos y los relacionados con la ciberseguridad.

En el primer bloque, los motivos de preocupación más citados fueron las sanciones aplicadas por los EE.UU., el incremento unilateral de aranceles y represalias por parte de las economías mundiales. Así, destacan aquellos aranceles y represalias que se dan por sorpresa, ya que pueden afectar a los negocios como daños colaterales en el enfrentamiento entre dos entidades soberanas.

En cuanto a la posibilidad de un nuevo tsunami regulatorio, los aspectos que más preocupan a los directivos del Ibex 35 son las regulaciones en materia de cambio climático, gobernanza digital y gestión de datos e información, por su calado en todos los sectores productivos y mercados.

Asimismo, uno de los aspectos que generan mayor inquietud es la posibilidad de que existan regulaciones a distintas velocidades entre mercados. El estudio destaca el caso particular de la UE, que está adaptando proyectos de leyes en materias como la transición energética, la protección de datos y la gestión cibernética a la legislación.

Además, los directivos entrevistados transmiten su preocupación por la fragilidad creciente del entorno político, no solo limitado al caso español. Así, se habla de incertidumbre política en las economías desarrolladas, la polarización y el malestar social en Latinoamérica y del auge del autoritarismo y la competencia regional en Oriente Medio y el norte de África. La percepción general de los expertos es que “ya no hay nada seguro, y que la regulación que afecta a las importaciones y exportaciones pueden cambiar de un día para otro”, según subraya el informe.

Por último, la ciberseguridad supone una preocupación para todos los directivos entrevistados, más concretamente lo relativo a las brechas en la seguridad de los datos. Con la irrupción de la pandemia, gran parte de la actividad presencial corporativa se ha trasladado al ámbito digital, por lo que se ha vuelto prioritario para las empresas conseguir protección frente a los ciberataques.

El documento evalúa los principales riesgos no comerciales y geopolíticos de 125 países del mundo y recoge las percepciones de los directivos de las principales compañías multinacionales españolas.

El resultado se ha obtenido a partir de la construcción de un índice de riesgos no comerciales (Nonmarket Country Index), elaborado a partir de criterios cuantitativos y cualitativos que recogen riesgos en torno a infraestructuras, sostenibilidad de la economía y la situación sociopolítica.

menu