Última actualización: 05:14 / Jueves, 22 Abril 2021
Evento con Invesco, Oddo BHF, Nordea y M&G

Comercio electrónico, inteligencia artificial, infraestructuras, cambio social y reactivación económica: las temáticas de la década

  • Invesco cree que la pandemia ha provocado un cambio en las pautas de consumo de la ciudadanía, impulsando el comercio electrónico
  • Para M&G, la temática de la próxima década serán las infraestructuras porque son la columna vertebral del desarrollo e imprescindibles para reactivar el crecimiento
  • ODDO BHF AM ve la inteligencia artificial como una "revolución silenciosa" imposible de parar que va a afectar a todas las industrias y crear mucho valor
  • Nordea AM considera que la pandemia ha revelado los desequilibrios que viven todas las sociedades del planeta, impulsando la temática social

El comercio electrónico, las empresas que se beneficiarán de la reactivación económica, la lucha por una sociedad más equitativa, la inteligencia artificial y las infraestructuras son las principales temáticas que marcarán las inversiones en los próximos años. Así lo plantearon Invesco, ODDO BHF AM, Nordea AM y M&G Investments durante el webinar "Temáticos para la próxima década", organizado por Funds Society y moderado por Susana Criado.

Fernando Fernández-Bravo, director de ventas de Invesco, cree que la pandemia ha provocado un cambio en las pautas de consumo de la ciudadanía, impulsando la penetración de la tecnología es total, lo que ha acelerado de forma exponencial el comercio electrónico. Esto se suma a que, en los últimos meses, la aceleración del proceso de vacunación ha hecho que algunos sectores puedan verse beneficiados por un "boom" del regreso del consumidor, como es el sector de los viajes o restaurantes.

En el caso de estos últimos, apuesta por mantenerse invertido en los negocios de cercanía, como los restaurantes locales o los campings, hasta que la reapertura permita regresar a los cruceros, las aerolíneas, los conciertos o los viajes a largo plazo. Asimismo, en esa búsqueda de "ser tácticos y buscar oportunidades", desde Invesco han identificado que el confinamiento ha llevado a muchas personas a cambiar de casa o reformar la suya, lo que ha supuesto un auge para compañías como Leroy Merlin.

Teniendo esto en cuenta, la cartera del Invesco Global Consumer Trends está compuesta en un 70% por empresas de consumo electrónico y en un 30% por aquellas que se beneficiarán de la "reapertura" de la economía global.

Las infraestructuras como motor de desarrollo

Para la responsable de M&G para Iberia, Alicia García Santos, la temática de la próxima década serán las infraestructuras, entre las que incluye las tecnológicas o las sociales, entre otras. "Es la columna vertebral del desarrollo y el bienestar de cualquier economía", aseguró al apuntar que, en los próximos años, la inversión en ellas va a crecer exponencialmente porque son imprescindibles para "reactivar el crecimiento".

En ese sentido, advirtió de que hay que saber "gestionar y elegir muy bien" las empresas en las que invierten, inclinándose por aquellas capaces de pagar dividendos. También de que se trata de un sector fuertemente regulado porque es "crítico para la sociedad y el bienestar de cualquier ciudadano". Por ello, se centran sobre todo en los países desarrollados, donde identifican una mayor seguridad jurídica.

Por último, subrayó que las compañías dueñas de estos activos de infraestructuras se encuentran muy bien posicionadas para beneficiarse de un incremento de la inflación. "Está demostrado que los activos físicos no sufren cuando hay inflación, como lo hacen el equity o la renta fija. Estamos invirtiendo en compañías que son dueñas de esos activos críticos, cuyo valor no se ve afectado cuando hay subidas de precios o incluso aumenta, como, por ejemplo, el inmobiliario", destacó García Santos.

Una "revolución silenciosa"

Leonardo López, director regional para Iberia y Latam en ODDO BHF Asset Management, no tiene dudas: "A largo plazo, la inteligencia artificial es la clara ganadora". En su opinión, cualquier empresa, independientemente de su sector, que no la incorpore en sus procesos de valor (como las estrategias de marketing o de producto) va a estar fuera de juego en los próximos años. "La inteligencia artificial va a permitirle superar a su competencia y dar una mejor experiencia de usuario", aseguró.

Prueba de ello es que herramientas como los algoritmos de búsqueda o los reconocimientos faciales y de voz están muy presentes en nuestro día a día, pero, destaca, las posibilidades futuras son enormes, ya que se espera que el sector crezca alrededor de un 25% anual hasta 2025. "Es una revolución silenciosa que va a afectar a cualquier industria y generar mucha creación de valor", afirmó al insistir en que "queda mucho por hacer", por lo que no es tarde para aquellas empresas que aún se encuentren rezagadas.

Al ser consultado por empresas que destaquen en inteligencia artificial, hace hincapié en que, aparte de las más populares, como Netflix y Spotify, hay que apostar por el sector de los videojuegos y compañías como la norteamericana Activision, productora de Call of Duty. Esta forma parte de la cartera del ODDO BHF Artificial Intelligence, un fondo "único en su concepción" porque utiliza la propia inteligencia artificial para invertir en ella, comentó López.

"La IA en videojuegos permite ofrecer experiencias mejoradas y más activas a los jugadores, que se adapten al movimiento y que permitan la interacción con jugadores de todo el mundo", reveló. A esto se unen los últimos avances en el sector, como la posibilidad de jugar desde el móvil o el modelo de gratuidad, responsables de esa "explosión de audiencia".

La inclusión social como temática

Mientras, Lorenzo González, del equipo de ventas de Nordea AM, consideró que la que marcará la próxima década será la temática social. En 2015, todas las naciones se unieron bajo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para abarcar tres frentes: el crecimiento económico, la protección del medioambiente y la inclusión social. Sin embargo, advirtió de que se está invirtiendo la mitad de lo que haría falta para lograr esta última y que, aunque el 64% de los objetivos se centren en alcanzarla, la mayoría de la inversión global está dirigiéndose a la lucha contra el cambio climático. "Hay potencial social", aseveró.

En su opinión, todos partimos de una idea preconcebida de las desigualdades sociales, pero el COVID-19 ha servido para poner de manifiesto cuáles son los desequilibrios que viven todas las sociedades del planeta. "El acceso a la sanidad es diferente entre países y ciudades, los empleos no son lo suficientemente flexibles y productivos, la educación no está preparada para que nuestros hijos tengan la capacidad de seguir formándose desde casa... Cada vez somos más conscientes después de la pandemia de que estas desigualdades deben atenderse", añadió.

Por ese motivo, en la cartera del Global Social Empowerment de Nordea se encuentran empresas como Ping An Good Doctor, una plataforma que proporciona atención médica online en China. Actualmente, presta servicio a unos 300 millones de usuarios que viven en las zonas rurales del país y que no tienen un acceso sencillo a una consulta médica. Este tipo de soluciones, según González, son las que permiten dar "un mejor futuro" a la ciudadanía.

Por su parte, García Santos reveló que una de las compañías que resaltan en el M&G Global Listed Infrastructure Fund es Ferrovial, ya que se trata de uno de los principales operadores mundiales de transporte y presume de una extensa cartera de aeropuertos, además de apostar por las autopistas de peaje. "Esta red supone una fuerte barrera de entrada para otros competidores y son activos que tienen una vida útil casi de por vida, con concesiones de hasta 100 años. Esto genera flujos de caja estables que van a ir subiendo en línea con los precios, por lo que los activos subyacentes tienen potencial de crecimiento", destacó.

Las subtemáticas que se hacen fuertes

¿Y qué subtemáticas pueden identificarse dentro del sector de las infraestructuras? A su juicio, ofrece un "gran abanico" de posibilidades que abarca las energías renovables (tanto la producción como la gestión), el desarrollo de ciudades eficientes, transportes menos contaminantes, gestión del agua y de los desperdicios, conectividad, infraestructuras de pago tecnológico e infraestructuras sociales, como los hospitales o las residencias de estudiantes.

En el sector del comercio electrónico, Fernández-Bravo (Invesco), cree que las subtemáticas varían desde las plataformas de compras online como Ali Baba o Amazon hasta el sector de videojuegos o la música. "Empresas como Sony, que son los dueños de los derechos de autor, son esenciales para que cualquiera de las plataformas de reproducción de música en streaming pueda reproducir canciones", apuntó. En cuanto a la reactivación económica, señaló que abarca el sector de la hostelería de proximidad, la restauración takeaway o, poco a poco, empresas como Disney, por su perfil tanto de proveedor de contenidos como de parques de atracciones.

En el ámbito social, González (Nordea AM) estableció tres principales temáticas que engloban a otras 12 subtemáticas: necesidades básicas, inclusión y empoderamiento. La primera de ellas abarca el acceso a los servicios mínimos para una vida digna, como son hogares asequibles o agua potable, mientras que la segunda gira en torno a la incorporación a la sociedad, a tratar de tener las mismas oportunidades, por lo que incluye a proveedores de internet o infraestructuras. Por último, el empoderamiento busca mejorar algún tipo de temática concreta, como la sanidad, la educación o el acceso a servicios financieros.

Finalmente, desde ODDO BHF AM, López afirmó que, para ganar una verdadera exposición a la inteligencia artificial, es importante invertir en las compañías mas innovadoras del planeta, independientemente del sector en el que esté. Por ello, identificó como subtemáticas el transporte inteligente y autónomo, la transformación de la educación en las aulas, los avances en software gracias al aprendizaje automático, o la ciberseguridad. Todo ello es prueba de la gran "transversalidad" que caracteriza a esta temática.

menu