Última actualización: 12:06 / Lunes, 23 Diciembre 2019
Axa IM Thought Leadership

Chris Iggo, de AXA IM, propone para 2020 mantener las carteras invertidas en renta variable y utilizar bonos como fuente de diversificación

Imagen
  • En un evento celebrado en Miami para clientes de Axa IM, Chris Iggo, CIO Core Investment de Axa IM, planteó sus perspectivas para el año que comienza
  • Para 2020 Iggo descarta la recesión y considera que los tipos de interés se mantendrán bajos
  • Recomiendan cautela a la hora de generar expectativas con respecto a los retornos de los mercados
  • Iggo destaca que la lista de temas por lo que preocuparse es larga
  • Su propuesta es mantener la inversión en bonos como un elemento diversificador y de mitigación de riesgo de cartera

En un evento celebrado en Miami para clientes de Axa IM, en el que además se plantearon las principales estrategias que la firma presenta para invertir en renta fija y en renta variable temática, Chris Iggo, CIO Core Investment de Axa IM, planteó sus perspectivas para el año que comienza. Tras una mañana de presentaciones atendidas por más de 40 profesionales de la inversión, Axa IM celebró su clásico torneo de Golf entre firmas de inversión de Miami, en el campo Trump National Doral.

Chris Iggo considera que los altos retornos observados en la mayoría de las categorías de activos durante 2019 serán muy difíciles de replicar en el año entrante. Sin embargo, para 2020 Iggo descarta la recesión y considera que los tipos de interés se mantendrán bajos.

Durante 2019 se han producido eventos muy significativos que han impulsado fuertemente los mercados: el cambio de dirección en la política monetaria de la Fed en diciembre del año pasado, junto con la bajada de tipos del Banco Central Europeo, y las medidas de estímulo monetario (QE) anunciadas durante el mes de septiembre. Estas medidas se han traducido en retornos por encima de los dos dígitos en la mayoría de las categorías de activos.

2020: Sin recesión, pero con elementos de incertidumbre

Para el 2020 el horizonte luce más incierto, aunque desde AXA IM no esperan una recesión económica y no se están posicionando de cara a un mercado bajista. Pero también recomiendan cautela a la hora de generar expectativas con respecto a los retornos de los mercados: “Para el año 2020 existen distintos escenarios posibles y bajo cualquiera de ellos es difícil vislumbrar este tipo de retornos para los mercados financieros”, declara el experto.

Por otro lado, Iggo destaca que la lista de temas por lo que preocuparse es larga. Entre otros menciona la futura evolución de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el desenlace del Brexit, el auge del populismo en Latinoamérica y una desaceleración del crecimiento en China.

Con respecto a una posible recesión en Estados Unidos y su predictibilidad por parte de la curva de tipos invertida, el experto lo pone en duda. Por un lado, la intervención directa de los bancos centrales en el mercado de renta fija ha hecho que las tasas de retorno hayan sido “comprimidas artificialmente” y la política monetaria reciente que hemos observado por parte de la Fed no es la típicamente restrictiva que precede a una recisión porque “los tipos reales han estado cercanos a 0% por un periodo significativo de tiempo” limitando de esta forma el daño en la economía”, explica. Así, aunque la teoría establece que la curva de tipos invertida puede adelantarse en 3 años a la recesión el experto opina que “las posibilidades de una recesión en los próximos 12 meses son bajas”.

Los tipos de interés se mantendrán en niveles muy bajos

La idea central de su escenario macroeconómico para 2020 incluye un entono de tipos de interés bajos: “Los tipos de interés no van a moverse, los bancos centrales están en modo pausa y los rendimientos de los bonos se mantendrán muy bajos”, afirma Iggo.

Además, el experto afirma que es muy difícil lograr rendimientos similares a los alcanzados este año y, entre otros ejemplos, cita el comportamiento del mercado de deuda pública estadounidense: “El índice de bonos del gobierno americano tuvo una rentabilidad del 8% hasta octubre 2019 y, para obtener un retorno parecido en los próximos 4 meses, los bonos del Estado americano tendrían que caer 90 puntos básicos desde donde están. Eso implicaría una TIR de 0,85% en el bono a 10 años, muy cerca de mínimos históricos”

En este sentido, con respecto a esta categoría de activos, su propuesta es mantener la inversión en bonos como un elemento diversificador y de mitigación de riesgo de cartera: “Creo que los bonos siguen siendo muy importantes, aunque no se obtengan retornos atractivos”

La política marca el sentimiento de mercado

“La política se ha convertido en el principal impulso del sentimiento inversor”, afirma Iggo, en un año en el que las elecciones generales en Estados Unidos son el principal evento de esta índole.  

En este sentido, el experto recalca que de momento es pronto para ver cual es el resultado por el que está apostando el mercado y señala que hay una serie de interrogantes, como son el impeachment y la evolución de la guerra comercial con China, que influirán de alguna manera en las decisiones de los votantes. Además, desde el punto de vista del inversor de renta variable, medidas fiscales como las que propone Elizabeth Warren pueden tener un impacto significativo dependiendo del sector del que se trate.

Al otro lado del Atlántico, el experto menciona la importancia del Brexit y advierte que, aunque Reino Unido efectivamente abandone la Unión Europea en enero, aún queda por negociar el tratado comercial y “eso puedo llevar años”. Sin embargo, desde un punto de vista positivo, señala que el primer obstáculo parece que ya ha sido eliminado, y esta menor incertidumbre hace que el mercado de renta variable británico luzca atractivo: “En renta variable uno de los mercados que nos gustan es el Reino Unido, que está infravalorado, infraapreciado e infrainvertido”

Por último y con respecto a Latinoamérica, Iggo se muestra menos optimista debido a que la región se enfrenta a  un menor crecimiento, con una mayor inflación y un auge del populismo que da lugar “ a que la gente vote a políticos que toman decisiones económicas equivocadas”, afirma.

A modo de conclusión, el experto afirma que 2020 presenta una larga lista de incertidumbres, pero no cree que se produzca una recesión de la economía mundial y en este sentido propone mantener las carteras invertidas en renta variable y utilizar los bonos como fuerte de diversificación, pero no de rendimiento añadido para los portafolios. 

 

menu
menu