Última actualización: 06:55 / Lunes, 7 Marzo 2022
Megatendencias

NN IP: el cambio demográfico crea oportunidades en el crédito alternativo

Imagen
  • El crédito alternativo suele implicar la inversión a largo plazo en activos ilíquidos; para NN IP, determinar si estos activos tienen un lugar en un mundo en evolución es una parte vital de los criterios de evaluación
  • La consideración de los cambios demográficos es especialmente relevante para los activos de crédito alternativo
  • Los activos de crédito alternativo financian la economía real y, por tanto, contribuyen de forma concreta a una sociedad más sostenible

La comprensión de las megatendencias desempeña un papel fundamental en la creación de carteras de crédito alternativo, y la consideración de la evolución demográfica, junto con el cambio climático, son especialmente relevantes para este tipo de activos. En un reciente evento virtual, NN Investment Partners (NN IP) analizó estas transformaciones y las oportunidades de inversión.

En el webinar, Parag Khanna, autor y asesor de estrategia global, trazó una visión a futuro sobre los cambios globales que se prevén en el mundo, tanto a nivel de geografía física y política como humana, mientras que Alistair Perkins, responsable de deuda de infraestructuras y financiación de proyectos de NN IP, y Lennart van Mierlo, responsable de deuda inmobiliaria comercial de NN IP, hablaron sobre la respuesta de la gestora ante estos desafíos.

"El crédito alternativo implica a menudo la inversión a largo plazo en activos ilíquidos, por lo que determinar si estos activos tienen cabida en un mundo en evolución es una parte fundamental de nuestros criterios de evaluación para garantizar que estas inversiones sean sostenibles a largo plazo y puedan ofrecer una rentabilidad estable a largo plazo a nuestros inversores", explicaron desde NN IP.

Khanna realizó en primer lugar una exposición en la que superpuso los distintos tipos de mapas geográficos del planeta, que están desajustados: la mayor parte de la población, y por tanto de las infraestructuras, se encuentra en la actualidad en zonas que según las previsiones del cambio climático y la subida de las temperaturas dejarán de ser las más aptas para la vida humana en el futuro, una franja planetaria que se desplazará más hacia el norte.

Los inversores tienen un papel muy importante que jugar a la hora de prever estas posibles transformaciones, no solo en la mitigación del cambio climático, sino en la adaptación, que incluirá sin lugar a dudas una emigración masiva de población, señaló Khanna.

En su opinión, una población joven y en su mayor parte de países en desarrollo, que no planea en principio tener hijos ni tiene posibilidades de acceder a una vivienda en propiedad por la inestabilidad económica –dos de las características principales que hacen sedentarios a los seres humanos- representa un enorme desafío y a la vez una oportunidad de cara al futuro.

Aunque el envejecimiento de la población es una cuestión fundamental a tener en cuenta, los habitantes que pondrán en marcha el mundo del futuro serán estos jóvenes, hoy menores de 40 años, que se caracterizan por su enorme movilidad, inestabilidad económica y la defensa de valores como la igualdad y la sostenibilidad, explicó. Dar respuestas y alternativas a estas personas es una tarea para la que no hay que esperar "a que nos guíen los gobiernos o los reguladores, sino que tenemos que actuar", subrayó Khanna.

Inversión a largo plazo

Alistair Perkins destacó por su parte que la comprensión de las grandes tendencias del futuro es muy importante para la evaluación de riesgos y oportunidades especialmente en el caso de la deuda privada, que a menudo consisten en inversiones a largo plazo.

Uno de los desequilibrios demográficos que traerán aparejados los problemas relacionados con el clima y la escasez de recursos será que las personas tendrán que reubicarse en diferentes regiones. Esta situación presionará a los países receptores, que tendrán que asegurarse de que sus infraestructuras son resistentes y de que gestionan la inmigración de forma eficaz.

Otra consideración demográfica está relacionada con el envejecimiento de la población y las necesidades que plantea en cuanto a infraestructura y vivienda, por ejemplo para hacer frente a personas con movilidad reducida, a las necesidades de una población de mayor edad y las instalaciones sanitarias que requieren.

También la pandemia ha provocado un cambio demográfico, con el trabajo híbrido como una realidad, por más de que muchas personas regresen a las oficinas. Los trabajadores remotos necesitan estar conectados a un wifi rápido, pero pueden vivir más lejos de su lugar de trabajo, lo que crea necesidades de infraestructura en otros lugares.

El crédito alternativo en acción

En este contexto, Perkins presentó en el webinar el caso concreto de la inversión reciente de NN IP en una red de fibra óptica en España, que conecta a más de 500.000 hogares y empresas a un acceso a Internet más rápido y de mayor capacidad, lo que contribuye a apoyar "el rápido aumento de la demanda de trabajo flexible a distancia, así como el comercio electrónico, la computación en la nube, la educación a distancia, el entretenimiento en el hogar, así como los contadores y aparatos inteligentes".

"Las inversiones en infraestructuras son cada vez más necesarias para apoyar las tendencias demográficas y poblacionales, así como para hacer frente al problema del cambio climático. Con la aparición de cambios en la población y la demografía en Europa como resultado de la migración, el envejecimiento de la población, la urbanización, la digitalización y otros factores, los activos de infraestructura deben ser cada vez más flexibles, eficientes y resistentes", dijo Perkins.

"Esto requiere que los inversores consideren cuidadosamente el diseño y el desarrollo de dichos activos para garantizar que sean sostenibles y capaces de soportar esos cambios demográficos y poblacionales en el futuro", añadió.

En este sentido, Lennart van Mierlo presentó un segundo caso práctico, el High Tech Campus Eindhoven, que se define como el "kilómetro cuadrado más inteligente de Europa". Este centro de innovación, cofinanciado por NN IP en nombre de sus inversores, requiere que muchas partes interesadas se impliquen en el proyecto para que funcione e incluye también iniciativas ecológicas como la colocación de paneles solares.

También significa asegurarse de que la infraestructura circundante tenga la capacidad de soportar la afluencia de personas y aporte suficiente cantidad de viviendas y que éstas sean de calidad. "Todos estos factores influyen en el precio y el atractivo –añadió Van Mierlo-. La empresa Philips siempre ha sido el inquilino ancla del campus de Eindhoven, junto a otras empresas de la lista Fortune 500, lo que ha atraído a otras compañías de nueva creación a la zona".

Los activos de crédito alternativos financian la economía real, por lo que gestionados correctamente, pueden mejorar vidas y contribuir a una sociedad mejor, indicó el experto. "La naturaleza de las inversiones de deuda privada en activos reales puede permitir a los inversores contribuir de forma concreta a una sociedad más sostenible, un factor común a muchas de estas tendencias y a menudo recogido por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. La financiación de la economía real, a través de inversiones de deuda garantizadas sobre activos o proyectos, puede aportar una contribución concreta y medible a los ODS de la ONU".

Las megatendencias tienen un papel importante en la toma de decisiones sobre el crédito alternativo. Es una parte vital para garantizar que los activos sean sostenibles y estén vinculados a las futuras tendencias sociales, económicas y medioambientales. "Sin este análisis –continúa Van Mierlo-, los activos corren el riesgo de quedarse obsoletos. Esta clase de activos requiere un compromiso a largo plazo y, por tanto, una perspectiva a largo plazo".

menu