Última actualización: 12:33 / Lunes, 23 Agosto 2021
Según Beabloo

La innovación y la transformación digital, la otra cara de la pandemia

Imagen
  • Según el informe anual de Red Hat, 2021 Global Tech Outlook Report, el 65% de las empresas afirman haber acelerado su proceso de digitalización en el año 2020
  • El sector del turismo y el de la educación son ejemplos de la necesidad e importancia del proceso de transformación digital. Gracias a ello, ambos han podido ofrecer soluciones frente al COVID-19
  • La pandemia ha demostrado el papel fundamental de la digitalización y su protagonismo en nuestra sociedad: ha sido una herramienta esencial para la supervivencia y evolución de las empresas

El COVID-19, a pesar de haber tenido un impacto muy negativo en todos los ámbitos de nuestra sociedad, ha provocado la innovación, y con ello la aceleración de la transformación digital, en casi todas las industrias. Como en todas las grandes crisis, buscar soluciones que puedan hacer frente a los nuevos retos y desafíos es fundamental, es de ahí donde nacen las ideas más innovadoras. 

Para afrontar a la pandemia, los diferentes sectores han tenido que adaptarse e innovar en sus modelos de negocio, de manera que pudieran seguir con su actividad y resistir a esta situación.

Debido a la pandemia, hemos podido observar que el proceso de digitalización, que se venía dando poco a poco, se ha visto acelerado de una manera que era poco previsible. Se volcaron grandes esfuerzos por parte de todos los sectores por adaptarse y buscar soluciones para hacer frente a los nuevos retos, donde la digitalización se ha vuelto una de las claves para reaccionar de manera rápida. Hoy en día, nos encontramos con una sociedad más desarrollada digitalmente, afirma Enric Quintero, General Manager de Beabloo.

Según el informe anual de Red Hat, 2021 Global Tech Outlook Report, que encuesta a más de 1.400 líderes de los departamentos de Tecnología de la Información (TI) de diferentes empresas para averiguar en qué punto se encuentran respecto a la transformación digital, el 21% han afirmado haber tenido que activar sus planes de transformación digital antes de lo previsto a causa de la pandemia.

Si tenemos en cuenta también a las que ya habían empezado este camino y lo han seguido o acelerado debido al virus, podemos observar un total del 65% de los encuestados que afirman haber acelerado el proceso. Además, entre las empresas que no han empezado con este desarrollo a día de hoy, un 19% declara estar dando sus primeros pasos para implementar nuevas tecnologías y caminar hacia la transformación digital.

En sectores muy tocados por la pandemia y otros que han tenido que seguir operando debido a su importancia, la digitalización no solo ha sido fundamental para el desarrollo de su actividad, sino que juega un papel esencial en el desarrollo de su futuro. El sector del turismo y el de la educación, son ejemplos perfectos de la necesidad e importancia de este proceso de transformación.

Antes de la pandemia, estos sectores centraban sus inversiones tecnológicas en proyectos digitales en el entorno online, siempre dando preferencia al trato humano. No obstante, con la situación actual han tenido que recurrir a la innovación tecnológica para seguir aportando un servicio de calidad esencial, al mismo tiempo que se garantice la seguridad y se controle el riesgo de contagio.
 
“La tecnología que permite a empresas y espacios públicos adaptarse a las normas y medidas sanitarias para poder funcionar con normalidad, también se está aplicando en estos sectores. Aplicar estas soluciones tecnológicas garantiza una reducción del riesgo de contagio y el cumplimiento de unas medidas clave para frenar la expansión del virus. Teniendo en cuenta la repercusión económica del mismo, proteger a las personas y aumentar la sensación de seguridad es fundamental”, explica el ejecutivo.

Proyectos como Interaction Care, de Beabloo, son el ejemplo de innovación tecnológica para hacer frente a la COVID-19 que se están aplicando en estos sectores, entre otros. La solución desarrollada para asegurar los espacios físicos frente al virus está basada en la sensorización de estos espacios. Incorpora sistemas de control de temperatura corporal, gestión de ocupación, detección de interacciones de riesgo y mascarilla. Aporta datos anonimizados sobre ocupación, audiencia e interacciones que pueden analizarse a posteriori, ayudando a optimizar los espacios y mejorar la experiencia de clientes y usuarios. Hecho que demuestra su utilidad también a futuro, una vez pasada la pandemia.

Centros educativos como la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona) y la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona), aeropuertos como el Istanbul Grand Airport (Turquía) o el hotel-refugio Ionis en Atenas (Grecia) son algunos ejemplos de donde el proyecto ya se está llevado a cabo, además de diferentes hospitales, farmacias, mercados y muchos otros espacios físicos que ya están utilizando esta tecnología.

La pandemia ha demostrado el papel fundamental de la digitalización y su protagonismo en nuestra sociedad. Esta está siendo una herramienta esencial para la gestión del COVID-19 y clave para la supervivencia y evolución de las empresas.

menu