Última actualización: 11:00 / Viernes, 7 Mayo 2021
Restauración medioambiental

Bankia y WWF España recuperan en tres años 63 hectáreas del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

Imagen
  • El proyecto ‘Bosques de agua. Restaurando los bosques de las Tablas de Daimiel’ se centra en la recuperación y conservación de uno de los humedales más frágiles y valiosos de la Mancha Húmeda
  • Profesionales de Bankia han participado en actividades de sensibilización y en actuaciones de mejora forestal

Por tercer año consecutivo, Bankia y WWF España colaboran para potenciar la biodiversidad de uno de los parques nacionales más emblemáticos de Ciudad Real, Las Tablas de Daimiel. Ambas entidades centran su participación en el proyecto ‘Bosques de agua. Restaurando los bosques de Las Tablas de Daimiel’ en labores de sensibilización, recuperación y conservación de uno de los principales humedales de España.

La iniciativa de WWF España y Bankia, que arrancó en 2018, ha permitido llevar a cabo actuaciones forestales en 63,2 hectáreas del entorno del Parque Nacional. Esta recuperación del bosque mediterráneo ayudará a aumentar la biodiversidad de la zona y asegurar el buen estado del acuífero que da vida a Las Tablas de Daimiel.

Ambas entidades han trabajado durante estos tres años, siempre bajo la coordinación del personal del parque, en la recuperación de la vegetación potencial asociada a este espacio, ya que es clave desde el punto de vista forestal. Con las acciones llevadas a cabo por WWF y profesionales de Bankia, que han participado en labores de voluntariado medioambiental en la zona, se ha logrado trabajar tanto en superficies reforestadas, como en dehesas.

El proyecto ha permitido llevar a cabo la plantación de especies autóctonas como encinas, cornicabras, romeros, coscojas y retamas, utilizando las mejores técnicas de restauración ecológica y creando refugio para la fauna y corredores para que las especies se puedan desplazar sin dificultad.

Además, durante la tercera y última campaña de plantación del proyecto, se han realizado nuevas labores de restauración en dos parajes: el Primillar de la Duquesa y Prado Ancho, sobre una superficie total de 12,7 hectáreas. El objetivo de la actuación en La Duquesa ha sido la recuperación de la zona adehesada con encina que antaño ocupaba este terreno. En la segunda localización, Prado Ancho, se han plantado bosquetes de vegetación autóctona, de nuevo encina, pero también coscoja, retama, romero, olivilla, espino negro, cornicabra y almendro.

El director corporativo de la Territorial de Bankia en Castilla-La Mancha y Extremadura, Jaime Campos, ha puesto en valor que “Bankia mantiene un fuerte compromiso con la conservación del medioambiente y qué mejor que hacerlo en uno de los humedales más importantes que tenemos en nuestro territorio y que alberga gran riqueza y biodiversidad”.

Para la coordinadora del Programa de Bosques de WWF, Diana Colomina, "gracias al proyecto ‘Bosques de agua’ estamos trabajando por uno de los humedales más valiosos y amenazados de España”. “Conseguir que el entorno del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel recupere su buen estado natural, con bosques fuertes donde antes había terreno agrícola, es vital para que pueda resistir las alteraciones producidas por el impacto del ser humano y por el cambio climático. La restauración de los ecosistemas es, además, un elemento fundamental para conseguir el buen estado de la naturaleza al que aspiramos desde WWF", ha apuntado.

En los últimos meses, las actividades de sensibilización y participación con diversos colectivos, personas voluntarias de WWF, profesionales de Bankia y población local, se han visto suspendidas como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

menu