Última actualización: 05:44 / Jueves, 19 Noviembre 2020
Tribuna de La Française AM

¿Las medidas de apoyo económico han reducido los riesgos asociados a los activos Tier 1?

Imagen

En el actual escenario marcado por el COVID-19, los inversores de CoCos Tier 1 se preguntan: ¿Están los bancos en una posición financiera sólida para hacer frente al deterioro de los balances? ¿Qué implicaciones puede tener para sus inversiones?

Tras la crisis financiera de 2007-2008, los bancos pasaron más de una década acumulando sus reservas de capital. De hecho, a finales de 2019, se estimó que a nivel mundial los bancos poseían aproximadamente 5 billones de dólares de capital por encima de los requisitos regulatorios del Pilar I*

Ahora los reguladores y las autoridades están suavizando los requisitos de reservas de capital, permitiendo que los bancos operen temporalmente por debajo del nivel requerido para varias reservas de liquidez y de capital (Directrices Pilar II, colchón de conservación de capital, coeficiente de cobertura de liquidez...). 

El Banco Central Europeo incluso pidió a los bancos que dejaran de pagar dividendos o de recomprar acciones al menos hasta finales de 2020, dando prioridad a redireccionar el capital hacia los préstamos y respaldar sus balances. Pero existe una creciente preocupación sobre las implicaciones de tal conjunto de medidas para los AT1 Cocos.

¿Son los impagos de cupones una preocupación importante?

Se podría argumentar que el principal riesgo que se cierne sobre el mercado de AT1 es el impago de los cupones. Nosotros, sin embargo, no estamos de acuerdo. Creemos que hay muy pocas posibilidades de que las autoridades presionen a los bancos para que cancelen los cupones y esto está claramente apoyado por diversos factores, incluyendo varias declaraciones de la Junta de Supervisión Prudencial del Banco Central Europeo. 

Andrea Enria, supervisor del sector bancario de la UE dijo: "El BCE no planea suspender el pago de cupones de deuda subordinada bancaria, incluso después de incitar a los bancos a suspender los dividendos para preservar el capital". Además, el ahorro potencial asociado a la suspensión de los pagos de cupones de AT1 es insignificante en comparación con la suspensión de los dividendos, mientras que las implicaciones de tal acción serían nefastas para la confianza de los inversores y el acceso de un banco a la financiación. Esta idea fue confirmada por el Parlamento Europeo en noviembre de 2020, que declaró en un informe sobre las reservas de capital que "no deben estar restringidos los cupones de los instrumentos calificados como capital AT1".

Las temporadas de presentación de resultados del segundo y tercer trimestre de 2020 también fueron bastante tranquilizadoras, ya que casi todos los bancos europeos han demostrado ser capaces de reforzar unos coeficientes de solvencia adecuados y más elevados que a finales de 2019, gracias a la suspensión de dividendos, al alivio regulatorio y a las medidas nacionales sobre garantías de préstamos para apoyar la economía.

En retrospectiva, consideramos que el sector bancario europeo está parcialmente "gestionado" por los reguladores. Los reguladores limitan la distribución de dividendos y pueden controlar el acceso de los bancos a la liquidez ilimitada y barata del BCE para hacer frente al actual entorno de bajos tipos de interés. Los reguladores también están impulsando una mayor consolidación, con importantes movimientos corporativos, como las fusiones entre Bankia y CaixaBank y UBI Banca con Intesa Sanpaolo. Hace unos años se suponía que los bancos debían evitar ser demasiado grandes para quebrar. Ahora ocurre lo contrario, lo que en nuestra opinión es positivo para la estabilidad del sistema bancario y, por lo tanto, para la continuación de los pagos de cupones de AT1.

Tribuna de Jérémie Boudinet, gestor de fondos de crédito de La Française AM.

*Fuente: Banco de Pagos Internacionales, mayo de 2020.

Disclaimer

La deuda subordinada y los bonos convertibles contingentes (CoCos) son adecuados para los inversores profesionales, tal como se define a continuación. Los servicios dedicados exclusivamente a la ejecución sólo pueden ser proporcionados a inversores profesionales. Los inversores minoristas están excluidos del mercado objetivo.

Los inversores profesionales tienen las siguientes características:

- Buen conocimiento de los productos y transacciones financieras relevantes

- Experiencia en la industria financiera

La deuda subordinada y los bonos convertibles contingentes no son adecuados para los inversores particulares a menos que cuenten, en materia de inversiones, con asesoramiento profesional y la inversión se realice únicamente con fines de diversificación o hayan firmado un mandato discrecional de carteras.

 ESTE DOCUMENTO ESTÁ DESTINADO A INVERSORES PROFESIONALES SÓLO EN EL SENTIDO DE MIFID II. Se proporciona con fines informativos y educativos únicamente y no pretende servir de previsión, producto de investigación o asesoramiento de inversión y no debe interpretarse como tal. No puede constituir un asesoramiento de inversión ni una oferta, invitación o recomendación para invertir en determinadas inversiones o para adoptar cualquier estrategia de inversión. Los resultados del pasado no son indicativos de los resultados futuros. Las opiniones expresadas por el Grupo La Française se basan en las condiciones actuales del mercado y están sujetas a cambios sin previo aviso. Estas opiniones pueden diferir de las de otros profesionales de la inversión. Publicado por La Française AM Finance Services, con sede en el 128 boulevard Raspail, 75006 París, Francia, empresa regulada por la Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution (www.acpr.banque-france.fr) como proveedor de servicios de inversión, nº 18673 X, filial de La Française. La Gestión de Activos de La Française fue aprobada por la AMF (www.amf-france.org) con el número GP97076 el 1 de julio de 1997.

 

Acerca de Jérémie Boudinet

Jérémie Boudinet es gestor de fondos de crédito de La Française AM.

menu
menu