Última actualización: 05:23 / Jueves, 15 Octubre 2020
Columna de ODDO BHF

Inteligencia artificial: una prometedora oportunidad de inversión a escala mundial

Imagen
Inteligencia artificial: una prometedora oportunidad de inversión a escala mundial

"¿Puede una máquina pensar?" preguntó Alan Turing en 1950 (en su trabajo "Computing Machinery and Intelligence"). Esta es la primera aparición de la inteligencia artificial (IA) mucho antes de que se acuñara el término. Después de un largo período de decepciones, las condiciones hoy en día sí están maduras, al menos eso creemos, para que la IA cumpla con sus promesas iniciales gracias al tremendo aumento de la potencia de computación, la explosión de la generación y tratamiento de datos, los avances en la ciencia cognitiva y el significativo aumento de científicos de datos formados en universidades de todo el mundo.

Como resultado, las tecnologías actuales posibilitan que las máquinas desarrollen las funciones cognitivas de las sensaciones (por medio de sensores); el concepto (por aprendizaje profundo) y la intención (por inferencia). En pocas palabras, la inteligencia artificial es la ciencia de los algoritmos de software de autoaprendizaje que ejecutan tareas que hasta ahora eran típicamente realizadas por los humanos. Con el tiempo, estas máquinas estarán equipadas para tomar más decisiones, ayudándonos a dedicar más tiempo al pensamiento de orden superior.

La inteligencia artificial ya está a nuestro alrededor. A diario, la usamos sin pensar más en ella: algoritmos de búsqueda de Google, Alexa y Siri para dar órdenes de voz para ayudar en nuestra vida diaria, Netflix y Spotify para determinar nuestro gusto por el cine y la música. La inteligencia artificial ya está permitiendo una medicina más personalizada y planes de tratamiento en la atención sanitaria. El reconocimiento facial, de voz y de huellas dactilares también se están volviendo más comunes.

Incluso en el sector financiero, la inteligencia artificial evoluciona a estos niveles. Se han creado índices especiales para esta tendencia en curso: el STOXX AI ya ha generado un rendimiento superior significativo (frente al MSCI World) desde su lanzamiento a finales de 2013. Es notable que este rendimiento superior se ha ampliado desde mediados de 2016, coincidiendo con el momento en que fue posible identificar claramente algunas empresas basadas en el tema de la inteligencia artificial.

En el futuro, creemos que habrá una creciente comunicación de las empresas que cotizan en bolsa sobre la inteligencia artificial. Como inversores, vemos nuestro papel en la distinción entre el bombo y la realidad, y en el desarrollo y la comprensión de hasta qué punto la inteligencia artificial puede realmente contribuir al valor para el accionista.

En ODDO BHF Asset Management hemos creado una nueva forma de gestión: un nuevo fondo temático que integra la inteligencia artificial en su proceso de inversión a través de algoritmos basados en big data, supervisado y coordinado por un equipo dedicado de experimentados gestores de cartera. Este fondo representa una innovación revolucionaria en la gestión de activos.

Hemos establecido un proceso de inversión que combina la inteligencia artificial y nuestra larga experiencia en la gestión cuantitativa de acciones con el objetivo de proporcionar a nuestros clientes una solución innovadora para la generación de alfa a largo plazo. El algoritmo analiza el universo del fondo basándose en noticias, hechos y cifras, compilando una lista de más de 300 acciones. Los gestores reducen entonces esta preselección a 60 empresas aplicando un modelo cuantitativo propio y un control de la calidad.

Desde ODDO BHF invertimos no solo en empresas que se dedican a la digitalización, la automatización, la inteligencia artificial y la robótica, sino también en empresas que se benefician directamente de estos factores. El fondo no es puramente tecnológico: una parte de él se invierte en valores tecnológicos, pero también invierte en empresas de todos los sectores que utilizan esas tecnologías. Con las herramientas inteligentes, las empresas trabajan de manera más eficiente y a veces ahorran mucho dinero, lo que las hace interesantes para los inversores.

El ODDO BHF Artificial Intelligence ha generado una rentabilidad neta del 5,5% YTD gracias a su exposición a subtemas como el trabajo desde casa (tecnología estadounidense), la estancia en casa (videojuegos globales), la infraestructura de China (semicapitalización estadounidense), la resolución del COVID-19 (sanidad estadounidense) y 5G. Desde su creación, en diciembre de 2018, el fondo alcanzó un rendimiento del 16,8% frente al 10,9% de su benchmark. Los inversores deben tener un largo horizonte de inversión para minimizar el riesgo de pérdida de capital potencialmente presente en cualquier inversión.

Tribuna de Brice Prunas, gestor de renta variable en ODDO BHF

Acerca de Brice Prunas

Brice Prunas es gestor de renta variable global en ODDO BHF AM desde octubre de 2018. 

menu
menu