Última actualización: 09:54 / Jueves, 20 Mayo 2021
Tribuna de Lyxor ETF

¿Qué es el crédito ASG?

Imagen

Para los inversores en bonos, el éxito se define más por la capacidad de evitar los perdedores que por la elección de los ganadores. Integrar las consideraciones ASG en una cartera de bonos puede ayudar a superar este reto, reduciendo el riesgo y mejorando potencialmente la rentabilidad. En este artículo, examinaremos cómo un filtro ambiental, social y de gobernanza (ASG) puede mejorar la calidad de los bonos corporativos en una cartera, y cómo esto puede ayudar a garantizar los ingresos futuros y reducir el riesgo de impago.

En nuestro último artículo (Financiar el futuro: cómo los mercados de bonos pueden ayudar a construir un mundo mejor) hablamos de los “bonos sostenibles” y esbozamos brevemente dos clases que pueden contribuir a generar resultados positivos en materia de ASG o clima. Uno de ellos son los bonos verdes, y el otro -que analizaremos hoy con más detalle- son los bonos corporativos con criterios ASG (“crédito ASG”).

¿Qué es el crédito ASG? El crédito ASG toma un índice de referencia de bonos corporativos convencional (el "índice matriz") y aplica un filtro de sostenibilidad que incluye normas adicionales medioambientales, sociales y de gobernanza (ASG). Esta pantalla excluye cualquier bono emitido por empresas con malas calificaciones ASG, o que estén sujetas a escándalos muy graves, o que participen en negocios controvertidos como las armas, el tabaco, el carbón térmico, así como el petróleo y el gas no convencionales.

El poder de los bonos corporativos

La emisión de bonos corporativos es una de las principales formas que tienen las empresas del mundo a su disposición para financiarse. A través del mercado de deuda, las compañías recaudan miles de millones de euros cada año para financiar su negocio y crecer. Para recompensar a los inversores por proporcionar estos préstamos, el emisor proporciona un pago regular (el cupón) y devuelve el préstamo del inversor (el principal) cuando el bono vence.

La mayoría de las empresas necesitan crédito para crecer e innovar con nuevos productos y mercados. Regularmente acuden al mercado de bonos corporativos para emitir nuevos bonos, lo que ayuda a explicar por qué este mercado representa aproximadamente un tercio (34 billones de euros) del universo de bonos cuyo valor ronda los 100 billones de euros. [1] 

Teniendo en cuenta las grandes sumas de dinero que se manejan y el hecho de que las compañías deben acudir regularmente al mercado para obtener más, los inversores en bonos tienen un enorme poder para cambiar el comportamiento de las mismas. Y, como veremos ahora, un mejor comportamiento de las empresas es una buena noticia para los inversores en deuda que quieran mejorar la rentabilidad a largo plazo.

Por qué los inversores en bonos también deberían preocuparse por la ASG

A diferencia de los inversores en renta variable, los inversores en renta fija no se mueven por la necesidad de elegir aquellas emisiones que se comportan mejor. Su prioridad es más bien evitar los perdedores, recuperar su inversión inicial y, mientras tanto, beneficiarse de los ingresos regulares prometidos por el emisor.

La pregunta es entonces: ¿Qué puede impedir que el emisor proporcione estos ingresos? O, en otras palabras, ¿qué riesgos importantes existen para los futuros flujos de caja de las empresas? ¿Qué podría, en el peor de los casos, hacerles incumplir su deuda por completo?

Desde nuestro punto de vista, al examinar los riesgos a largo plazo, algunas de las principales cuestiones de hoy en día se resumen en las tres letras ASG. Ya sea la forma en que una empresa se adapta (o no) a las cuestiones medioambientales, cómo gestiona la responsabilidad social o cómo lleva a cabo su gobierno corporativo, todo gira en torno a los factores ASG. Si usted es un inversor en renta fija, querrá asegurarse de que los emisores de sus bonos no se dirigen hacia el desastre. Dada la limitación de las ventajas de los bonos en comparación con la renta variable, un impago puede ser devastador para el rendimiento.

Los fondos de crédito ASG abordan este problema teniendo en cuenta criterios ASG extrafinancieros, con el objetivo de construir una exposición a los bonos corporativos “mejores de su clase” (o "Best in Class" en inglés) que pueda ayudar a reducir el riesgo de que los grandes escándalos o la mala gestión de las empresas afecten al rendimiento de los bonos. Nuestros ETFs de crédito ASG excluyen a todas las empresas implicadas en graves controversias, ya que éstas pueden ser gradualmente más peligrosas para la estabilidad financiera (una controversia que conduzca a importantes multas puede, a su vez, provocar la quiebra).

Lo mejor es que los índices ASG pueden ofrecer beneficios en términos de riesgo/rendimiento con una alta correlación y un bajo tracking error con respecto a los índices no ASG. Eso hace que sea muy sencillo cambiar una asignación de bonos a ASG.

¿Por qué se ha demorado tanto?

Cuando se inició el cambio en materia ASG, los inversores aplicaban mayoritariamente el análisis de sostenibilidad a la renta variable. Hay varias razones para ello, como la percepción de que los inversores en renta fija tienen menos poder para comprometerse con las empresas e influir en el cambio, ya que son prestamistas en lugar de copropietarios.

En el caso de la renta variable, se pensaba que un inversor podía votar en las juntas de accionistas e influir en el comportamiento de las empresas para animarlas a adoptar prácticas empresariales más sostenibles.

Por no mencionar que la remuneración de los ejecutivos suele estar vinculada a la evolución de la cotización de sus acciones en bolsa, por lo que el movimiento de la cotización de una empresa puede ejercer una influencia adicional sobre la alta dirección.

Sin embargo, en términos de valor de mercado, el mercado de bonos es mucho mayor que el de acciones[2].  Y las puntuaciones ASG que aportan importantes beneficios a la renta variable -que a menudo conducen a una mejor relación riesgo/rendimiento y a un impacto positivo- pueden aplicarse también a los bonos corporativos.

Por ello, instituciones como el PRI de las Naciones Unidas han hecho hincapié en que los inversores responsables deben aplicar la ASG a todas las clases de activos, y no centrarse únicamente en la renta variable.

Esto ha llevado a los inversores a comprender que una estrategia ASG aplicada sólo a través de la renta variable aborda sólo una parte del desafío, y no satisface plenamente el objetivo de ser responsable y enfocarse en la ASG. Así que, con el éxito de la inversión en renta variable ASG bien establecido, los inversores se esfuerzan ahora por replicar ese éxito con los bonos.

Cómo iniciaron el “cambio ASG” los inversores

La ASG no es algo nuevo, pero 2020 supuso sin duda un punto de inflexión para la inversión sostenible. En el cuarto trimestre de 2020 se destinaron más de 120.000 millones de dólares en nuevos activos netos a fondos sostenibles, según datos de Morningstar.  Las entradas en todo el año 2020 fueron “casi cinco veces superiores a las de tres años antes”.

GRÁFICO 1

Como proveedor de fondos cotizados (ETF), nos fijamos más en los ETFs. En Europa, el año pasado, los ETFs ASG concentraron más de la mitad de todos los flujos de ETFs, al recibir 45.500 millones de euros en comparación con los 43.800 millones de euros de los ETF no ASG. Los flujos de ETF ASG en 2020 doblaron con creces la cifra de 2019.

gRAFICO 2

Si nos fijamos específicamente en los ETFs de bonos, desde principios de 2020 hemos visto flujos constantes hacia los ETFs de bonos ASG, incluso durante el punto álgido de la crisis del COVID, en marzo de 2020.

GRÁFICO 3

Crédito ASG: el enfoque de Lyxor

Somos uno de los principales proveedores de ETFs de Europa, con un enfoque de largo plazo en la inversión ESG, climática y temática. Creemos en el poder de los ETFs para democratizar la inversión y poner soluciones de inversión eficaces y de bajo coste en manos de cualquiera que las necesite.

Nuestro enfoque para crear ETFs de crédito ASG utiliza tres niveles de selección ASG aplicados a los índices de bonos Bloomberg Barclays. Comenzamos con un índice matriz, por ejemplo, el Bloomberg Barclays Euro Corporate Bond Index. Aplicamos un filtro de liquidez y, a continuación, las siguientes exclusiones:

INFOGRAFÍA 1

Comprender la metodología de selección ASG

INFOGRAFÍA 2

Razones para plantearse el cambio de crédito no ASG a crédito ASG

1. La historia reciente muestra que los “líderes ASG” son mejores en una crisis

gráfico 4

… y el crédito ASG ofrece más exposición a los principales emisores ASG

GRÁFICO 5

2. Mejor calificación crediticia frente a los índices de referencia

GRÁFICO 6

3. No hay  sesgos importantes en comparación con los índices de referencia

grafico 7

Para profundizar en este tema, participa en nuestro webcast con Bloomber el próximo 25 de mayo

 

Tribuna elaborada por Pedro Coelho, responsable para Société Générale de Lyxor ETF para España, Portugal y Latinoamérica.

[1] Fuente: ICMA, Agosto 2020  https://www.icmagroup.org/Regulatory-Policy-and-Market-Practice/Secondary-Markets/bond-market-size/ Conversión de USD a EUR calculada el 27/04/2021.

[2] Mercado mundial de bonos (128,3 billones de dólares) ICMA https://www.icmagroup.org/Regulatory-Policy-and-Market-Practice/Secondary-Markets/bond-market-size/ mercado mundial de acciones (109 billones de dólares)  Federación Mundial de Bolsas https://www.world-exchanges.org/news/articles/full-year-2020-market-highlights

[3] Los negocios controvertidos son: Alcohol, tabaco, juegos de azar, entretenimiento para adultos, transgénicos, energía nuclear, armas de fuego civiles, armas militares, carbón térmico, petróleo y gas no convencionales. Fuente: Lyxor International Asset Management, Bloomberg Barclays, MSCI, en abril de 2021. Sólo con fines ilustrativos.

----

*SFDR: Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles.

Este artículo tiene únicamente fines informativos y no debe tomarse como un consejo de inversión. Lyxor ETF no respalda ni promueve en modo alguno las empresas mencionadas en este artículo. Capital en riesgo. Por favor, lea nuestra Advertencia de Riesgo más abajo.

Risk Warning

This document is for the exclusive use of investors acting on their own account and categorised either as “Eligible Counterparties” or “Professional Clients” within the meaning of Markets in Financial Instruments Directive 2014/65/EU. These products comply with the UCITS Directive (2009/65/EC). Société Générale and Lyxor International Asset Management (LIAM) recommend that investors read carefully the “investment risks” section of the product’s documentation (prospectus and KIID). The prospectus and KIID are available free of charge on www.lyxoretf.com, and upon request to client-services-etf@lyxor.com.

Except for the United-Kingdom, where this communication is issued in the UK by Lyxor Asset Management UK LLP, which is authorized and regulated by the Financial Conduct Authority in the UK under Registration Number 435658, this communication is issued by Lyxor International Asset Management (LIAM), a French management company authorized by the Autorité des marchés financiers and placed under the regulations of the UCITS (2014/91/EU) and AIFM (2011/61/EU) Directives. Société Générale is a French credit institution (bank) authorised by the Autorité de contrôle prudentiel et de résolution (the French Prudential Control Authority).

The products mentioned are the object of market-making contracts, the purpose of which is to ensure the liquidity of the products on the London Stock Exchange, assuming normal market conditions and normally functioning computer systems. Units of a specific UCITS ETF managed by an asset manager and purchased on the secondary market cannot usually be sold directly back to the asset manager itself. Investors must buy and sell units on a secondary market with the assistance of an intermediary (e.g. a stockbroker) and may incur fees for doing so. In addition, investors may pay more than the current net asset value when buying units and may receive less than the current net asset value when selling them. Updated composition of the product’s investment portfolio is available on www.lyxoretf.com. In addition, the indicative net asset value is published on the Reuters and Bloomberg pages of the product, and might also be mentioned on the websites of the stock exchanges where the product is listed.

Prior to investing in the product, investors should seek independent financial, tax, accounting and legal advice. It is each investor’s responsibility to ascertain that it is authorised to subscribe, or invest into this product. This document is of a commercial nature and not of a regulatory nature. This material is of a commercial nature and not a regulatory nature. This document does not constitute an offer, or an invitation to make an offer, from Société Générale, Lyxor Asset Management (together with its affiliates, Lyxor AM) or any of their respective subsidiaries to purchase or sell the product referred to herein.

Research disclaimer

Lyxor International Asset Management (“LIAM”) or its employees may have or maintain business relationships with companies covered in its research reports. As a result, investors should be aware that LIAM and its employees may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision. Please see appendix at the end of this report for the analyst(s) certification(s), important disclosures and disclaimers. Alternatively, visit our global research disclosure website www.lyxoretf.com/compliance.

Conflicts of interest

This research contains the views, opinions and recommendations of Lyxor International Asset Management (“LIAM”) Cross Asset and ETF research analysts and/or strategists. To the extent that this research contains trade ideas based on macro views of economic market conditions or relative value, it may differ from the fundamental Cross Asset and ETF Research opinions and recommendations contained in Cross Asset and ETF Research sector or company research reports and from the views and opinions of other departments of LIAM and its affiliates. Lyxor Cross Asset and ETF research analysts and/or strategists routinely consult with LIAM sales and portfolio management personnel regarding market information including, but not limited to, pricing, spread levels and trading activity of ETFs tracking equity, fixed income and commodity indices. Trading desks may trade, or have traded, as principal on the basis of the research analyst(s) views and reports. Lyxor has mandatory research policies and procedures that are reasonably designed to (i) ensure that purported facts in research reports are based on reliable information and (ii) to prevent improper selective or tiered dissemination of research reports. In addition, research analysts receive compensation based, in part, on the quality and accuracy of their analysis, client feedback, competitive factors and LIAM’s total revenues including revenues from management fees and investment advisory fees and distribution fees.

Acerca de Pedro Coelho

Pedro Coelho, responsable para Société Générale de Lyxor ETF para España, Portugal y Latinoamérica.

menu