Última actualización: 05:26 / Miércoles, 18 Noviembre 2020
Fidelity International

Resultado de las elecciones estadounidenses: después de la polvareda

Imagen

Ahora que los mercados miran más allá del resultado de las elecciones estadounidenses, el foco a largo plazo está puesto sobre su economía interna, la regionalización del comercio mundial y la capacidad de resistencia de los mercados emergentes y asiáticos.

Varias son las incertidumbres que persisten mientras se disipa la polvareda levantada por las elecciones estadounidenses. El control del Senado no se resolverá hasta que se celebren las segundas vueltas en enero de 2021, por poner un ejemplo, pero los inversores que estén sopesando cuánto ha cambiado la situación también deberían tener en cuenta las tendencias generales en curso. En lo que respecta a los elementos clave en torno a la geopolítica y la estrategia económica, ¿será más un cambio de formas que de fondo? 

EE.UU. en el foco  

En primer lugar, en un contexto marcado por una pandemia descontrolada, tanto la respuesta a corto plazo como las consecuencias a medio plazo colocarán inevitablemente en el foco a la economía interna. Eso implica un uso continuado de la política presupuestaria y monetaria para sostener la demanda interna e inversiones adicionales en infraestructuras para estimular la actividad económica. La posibilidad de un Congreso dividido hace que las cifras de estímulos presupuestarios situadas en la parte alta de las estimaciones, como las previstas en caso de que los Demócratas se hicieran con el control de las dos cámaras, probablemente no se materialicen. De nuevo, se esperará de la Fed que asuma un mayor peso. Sin embargo, durante los próximos trimestres el imperativo para la Casa Blanca y el Congreso será ultimar los objetivos concretos de gasto (aunque en el extremo inferior de la horquilla de estimaciones) y, en este sentido, las infraestructuras y la sanidad podrían salir beneficiadas.  

¿Inmovilismo en lo geopolítico?

En segundo lugar, y descartando de nuevo la cuestión del enfoque bipartito, cuesta pensar que vaya a producirse un cambio significativo a corto plazo en el panorama geopolítico y algunas áreas clave, como las relaciones entre EE.UU. y China, podrían seguir siendo frágiles si nos fijamos en los pronunciamientos realizados en todas las áreas del espectro político estadounidense durante este año. En muchos sentidos, el discurso de la amenaza competitiva y el riesgo de seguridad no hará sino reforzar la necesidad de invertir más cerca de casa.  Aunque durante los últimos meses se ha puesto de relieve que los flujos comerciales internacionales continúan a pesar de los aranceles y otras barreras bilaterales, es probable que estos flujos también se vuelvan más regionales con el paso del tiempo dado que las cadenas de suministro más cortas se están volviendo prioritarias tras la pandemia.

La visión desde Asia

En tercer lugar, espero que la dirección de la estrategia económica de EE.UU. esbozada arriba siga suponiendo un lastre para el dólar en términos relativos. Pese a que probablemente su magnitud sea menor en un escenario de Congreso dividido, las medidas de estímulo en EE.UU. y su impacto en los mercados de divisas deberían, paralelamente, relajar las condiciones en Asia y en los mercados en desarrollo en todo el mundo. Este hecho, sumado a un mayor éxito en los esfuerzos de contención de la pandemia en amplias franjas de Asia, creará las condiciones no solo para que se dé una recuperación más amplia, sino para que esta región se desvincule cada vez más lo que ocurra en el resto del mundo. 

Implicaciones para los mercados

En cuanto a los mercados y cómo deberían posicionarse los inversores de cara a 2021, los puntos expuestos arriba ponen de relieve el atractivo de las inversiones no denominadas en dólares. Ante la perspectiva de aumento de la volatilidad, eso apunta a un buen perfil de riesgo y rentabilidad en los mercados de renta fija de Asia, en particular la deuda pública de China y los bonos high yield asiáticos. En cuanto a las bolsas, nos parecen interesantes la India y algunos mercados del sureste asiático, que se han comportado peor que el resto de la región durante 2020, y también Japón, a tenor del énfasis permanente en la reforma societaria y sus atractivas valoraciones. He aquí algunas de las grandes tendencias a las que estar atentos en el mundo mientras esperamos a que se disipe la polvareda levantada por las elecciones estadounidenses de 2020.

 

Columna de Paras Anand, CIO de la región Asia-Pacífico de Fidelity International

 

Información legal importante

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden bajar o subir y el inversor puede recibir menos de lo que invirtió inicialmente. Las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de los resultados futuros. Este documento tiene una finalidad exclusivamente informativa y está destinado exclusivamente a la persona o entidad a la que ha sido suministrado. Este documento no constituye una distribución, una oferta o una invitación para contratar los servicios de gestión de inversiones de Fidelity, o una oferta para comprar o vender o una invitación a una oferta de compra o venta de valores o productos de inversión. Fidelity no garantiza que los contenidos de este documento sean apropiados para su uso en todos los lugares o que las transacciones o servicios comentados estén disponibles o sean apropiados para su venta o uso en todas las jurisdicciones o países o por parte de todos los inversores o contrapartes. Se informa a los inversores de que las opiniones expresadas pueden no estar actualizadas y pueden haber sido tenidas ya en cuenta por Fidelity. Son válidas únicamente en la fecha indicada y están sujetas a cambio sin previo aviso. Este documento ha sido elaborado por Fidelity International. No puede reproducirse o difundirse a ninguna otra persona sin permiso expreso de Fidelity.

Esta comunicación no está dirigida a personas que se encuentren en los EE.UU. y no debe ser tenida en cuenta por dichas personas. Está dirigida exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde los fondos correspondientes se hayan autorizado para su distribución o donde no se requiere dicha autorización. Todas las personas que accedan a la información lo harán por iniciativa propia y serán responsables de cumplir con las leyes y reglamentos nacionales aplicables, debiendo además consultar con sus asesores profesionales. Estos contenidos podrían contener materiales de terceros que son suministrados por empresas que no mantienen ningún vínculo accionarial con ninguna entidad de Fidelity (contenido de terceros). Fidelity no ha participado en la redacción, aprobación o revisión de estos materiales de terceros y no apoya o aprueba sus contenidos explícita o implícitamente.

Fidelity International es el nombre del grupo de empresas que forman la sociedad internacional de gestión de activos que ofrece productos y servicios en jurisdicciones específicas fuera de Norteamérica. Fidelity, Fidelity International, el logo de Fidelity International y el símbolo F son marcas registradas de FIL Limited. Fidelity sólo informa sobre sus productos y servicios y no ofrece consejos de inversión o recomendaciones basados en circunstancias personales. Recomendamos obtener información detallada antes de tomar cualquier decisión de inversión. Las inversiones deben realizarse exclusivamente teniendo en cuenta la información contenida en el folleto vigente y el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI), que están disponibles gratuitamente junto con los informes anuales y semestrales más recientes a través de nuestros distribuidores y nuestro Centro Europeo de Atención al Cliente en Luxemburgo: FIL (Luxembourg) S.A. 2a, rue Albert Borschette BP 2174 L-1021 Luxemburgo o en esta misma página web. Fidelity Funds (“FF”) es una sociedad de inversión de capital variable (UCITS) con sede en Luxemburgo y diferentes clases de acciones.

Publicado por FIL (Luxembourg) S.A., entidad autorizada y supervisada por la Comisión de Vigilancia del Sector Financiero de Luxemburgo (CSSF). 20ES0230 / ED20-295

 

Acerca de Paras Anand

Paras Anand es responsable de gestión de activos para Asia-Pacífico en Fidelity International. Anteriormente, fue director de inversiones para Europa del área de renta variable, dirigiendo un equipo de 24 gestores y asistentes de gestión de carteras y reportando a Dominic Rossi, director mundial de inversiones del área de renta variable.

 

 

menu
menu