Última actualización: 14:50 / Lunes, 26 Octubre 2020
Según Amundi Pioneer

Una presidencia de Biden y un Congreso demócrata: cómo acelerar el momentum de la ESG en Estados Unidos

Imagen

Tras analizar en una columna anterior la tendencia hacia las inversiones con criterios ESG en Estados Unidos y los motores que impulsan su momentum, abordamos cómo una potencial victoria de Joe Biden en las elecciones estadounidenses de noviembre y un Congreso de perfil demócrata potenciarían aún más esta temática.

Las regulaciones ESG que siguen el liderazgo de Europa en cuanto a datos y divulgación acelerarían aún más la reducción de la brecha del perfil ESG que existe para el mercado estadounidense. Creemos que esto creará oportunidades para las estrategias ESG de EE.UU. frente al resto del mercado. En caso de que Trump sea reelegido, esta temática seguirá en marcha, debido a la presión de los inversores por una mayor divulgación y mejores prácticas ambientales y sociales, y con el apoyo de la aceleración de los flujos de renta variable ESG, aunque no al mismo nivel en caso de que se produzca un barrido democrático.

Un giro hacia el liderazgo democrático aceleraría considerablemente la tendencia, incluidas las iniciativas que se indican a continuación y que están en curso en el Congreso:

- En septiembre de 2019, el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, controlado democráticamente, aprobó la ESG Disclosure Simplification Act, que exige a la SEC definir las métricas materiales de la ESG y pide a las empresas que divulguen en los materiales de sus juntas un debate sobre el vínculo entre estas métricas y su estrategia comercial.

- El proyecto de ley también busca crear un Comité Asesor de Finanzas Sostenibles, que formularía recomendaciones sobre las métricas ESG que las empresas deberían estar obligadas a divulgar, y recomendaría cambios de políticas que fomenten el flujo de capital hacia las finanzas sostenibles.

- La propuesta es consistente con las prioridades dentro de los servicios financieros y la formulación de políticas para el mercado de capitales del ala del Green New Deal del partido democrático que son Sanders/Warren/AOC.

- Las propuestas de ESG como esta se encuentran estrechamente relacionadas con las políticas democráticas sobre cambio climático y medioambiente que Biden ha apoyado como candidato.

Muchas de las prioridades de Biden recompensan a las empresas con perfiles ESG sólidos o en proceso de mejora:

- Leyes y regulaciones medioambientales.

- Biden ha convertido el cambio climático en un tema central de su campaña. Una clara victoria democrática debería alejar a Estados Unidos de los combustibles fósiles, aumentando el coste de su producción mediante la reglamentación y mayores impuestos, y reduciendo al mismo tiempo el coste de la energía renovable mediante subsidios para la energía eólica, solar, los vehículos eléctricos y los biocombustibles. En el caso de las empresas con cualquier nivel de intensidad de activos, la gestión de las emisiones de carbono y el uso del carbono definen el perfil "E" de la ESG.

- Es probable que los demócratas presionen para lograr mayores regulaciones medioambientales relacionadas con los materiales, el agua y las fuentes. Todas estas son consideraciones clave de ESG.

Una presidencia de Biden podría impulsar las políticas sociales:

- En una administración Biden, la Oficina de Protección Financiera del Consumidor sería el principal ganador de la regulación, por lo que las instituciones financieras que tratan a los clientes de manera justa deberían ser ganadores relativos.

- Esperamos que la mejora de las leyes de seguridad y privacidad de datos sea un tema cada vez más importante para las empresas financieras, tecnológicas y de consumo. Estas ya son importantes diferenciadores de ESG cuando se trata de material.

- Los demócratas están unidos en el deseo de que se lleven a cabo reformas laborales sólidas para aumentar el poder de negociación de los trabajadores, el salario, la seguridad laboral y la flexibilidad. La reforma laboral es un pilar fundamental del programa de Biden para frenar la desigualdad, y es muy probable que se lleve a cabo al comienzo de su administración. Existe un amplio consenso democrático sobre las políticas laborales. Por lo tanto, las empresas que ya dan prioridad a los trabajadores, en particular con una remuneración superior al probable salario mínimo federal de 15 dólares por hora o se encuentran sindicadas, estarían mejor equipadas y suelen definir un mejor perfil de ESG.

- Biden y los demócratas se han comprometido a encontrar a las empresas que no pagan la parte que les corresponde de impuestos, en particular para los ingresos de origen extranjero. Esta es otra de las principales penalizaciones de la ESG para las empresas, especialmente para el sector tecnológico.

Con todo, Estados Unidos está registrando mejoras en la divulgación de información sobre la ESG, un aumento de los flujos en estas estrategias por parte de una amplia gama de inversores y una aceleración del enfoque de las empresas estadounidenses en la mejora de su rendimiento con respecto a las consideraciones ESG clave, en particular en torno al medioambiente y las cuestiones sociales. Es probable que la perspectiva de una presidencia de Biden y un Congreso democrático acelere la importancia de la ESG en la renta variable estadounidense.

Tribuna de Craig Sterling, director general y responsable de investigación de renta variable estadounidense en Amundi Pioneer

Acerca de Craig Sterling

Craig Sterling es director general, responsable de investigación de renta variable estadounidense, director del equipo de Core Equity y gestor de carteras en Amundi Pioneer. Se incorporó a la entidad en 2015 y acumula tres décadas de experiencia en la industria financiera.

menu