Última actualización: 08:19 / Martes, 11 Enero 2022
Tribuna de abrdn

Cinco temas de inversión clave para China en 2022

Imagen

Los recientes anuncios sobre regulación del gobierno chino tomaron al mercado por sorpresa. Sin embargo, los inversores no deben ver en ello el fin del capitalismo en China. Estos cambios deben considerarse en el contexto de un panorama tecnológico en rápida evolución. Aunque los reguladores traten de seguir el ritmo de la innovación, no prevemos que se aplique una mano dura a todos los sectores privados de la nueva economía.

Hay que recordar que la nueva economía sigue siendo un componente vital de la visión de China de una economía moderna basada en el consumo. El sector privado sigue desempeñando un papel fundamental a la hora de garantizar que la economía china siga innovando y prosperando, y que Pekín alcance su objetivo de convertirse en una nación moderadamente próspera en 2035.

China necesita que sus mercados de capitales funcionen bien para ayudar a impulsar su crecimiento. Creemos que la reacción del mercado a las medidas reguladoras fue exagerada y que la venta indiscriminada ha creado oportunidades de inversión. Vemos un futuro brillante para las empresas capaces de adaptarse a los cambios en los marcos regulatorios y alinearse con los objetivos políticos en áreas como la innovación digital, la tecnología verde, el acceso a una atención sanitaria asequible y la mejora del bienestar. Además, esperamos que los inversores vuelvan a centrarse en los puntos fuertes de las empresas subyacentes en las próximas temporadas de resultados, lo que debería beneficiar a nuestras participaciones de alta calidad.

Resumimos los cinco temas clave que consideramos más invertibles en China de cara a 2022:

  • Aspiración: Esperamos que, en general, los nombres relacionados con el consumo se comporten bien, ya que China se esfuerza por conseguir un modelo económico autosuficiente impulsado más por el consumo interno que por las exportaciones. Creemos en la historia de la premiumización de China: la urbanización y el aumento de la riqueza de la clase media impulsarán la demanda de bienes y servicios de primera calidad a largo plazo. Esto se ajusta al objetivo de China de convertirse en una nación moderadamente próspera para 2035. Hemos posicionado nuestra cartera para aprovechar el continuo crecimiento de la clase media. Si bien el gobierno ha tomado medidas para frenar los costes de vida básicos para la población en general, no esperamos que tome medidas drásticas sobre el gasto discrecional de gama alta, aunque la reforma del sector educativo que dejó sin beneficio a los servicios de tutoría extraescolar fue una excepción. Seguimos siendo optimistas en cuanto al riesgo normativo en el segmento del baijiu (licor de alta calidad), ya que la competencia en el sector es sana, con una amplia gama de precios (es decir, no hay monopolio); las señales políticas parecen proteger a los productores tradicionales como tesoros nacionales; y los grandes productores se encuentran entre los que más impuestos pagan en algunas de las provincias más pobres de China, como Guizhou. Aunque los bienes de ultralujo (pensemos en las marcas de moda y los automóviles europeos) podrían sufrir vientos en contra debido a la presión ejercida sobre los muy ricos en China, no es un área de interés para nuestra cartera.
     
  • Digital: Este tema está en consonancia con los objetivos políticos del gobierno de autosuficiencia y localización, así como con la mejora de la productividad, la reducción de los costes, el aumento de la innovación y el impulso del crecimiento económico. Nuestras participaciones en este sector son principalmente nombres relacionados con el software. Las empresas nacionales chinas tienen ventajas en el ámbito del software, dado su conocimiento del mercado y su preferencia por la localización en áreas como la ciberseguridad y los servicios en la nube. La ciberseguridad y la seguridad de los datos son elementos importantes también en lo que respecta a la seguridad nacional, lo que debería contribuir a afianzar la localización y la autosuficiencia. Aunque la concienciación y el gasto en ciberseguridad son menores en China que en el resto del mundo, esperamos que se aceleren. Si China quiere seguir avanzando en el camino hacia una economía digital, tendrá que digitalizar los sectores verticales de la industria (como el software como servicio en la construcción). Los fabricantes de electrodomésticos inteligentes parecen tener un menor riesgo de medidas reguladoras, aunque cualquier política que afecte a la propiedad de la vivienda o a los volúmenes de transacciones inmobiliarias puede tener un impacto indirecto en este segmento.
     
  • Verde: Este tema está en consonancia con la política gubernamental de descarbonización y emisiones netas cero para 2060. China domina la capacidad mundial de fabricación de energía renovable y almacenamiento, con el 90% de la capacidad solar y el 75% de la capacidad de baterías. Sus políticas de descarbonización también coinciden con los objetivos de descarbonización del resto del mundo. La descarbonización de las economías requiere una enorme inversión en energías renovables y almacenamiento, por lo que China está en la fila de los beneficiarios. Otras industrias también tendrán que poner de su parte para descarbonizarse, por lo que esperamos ver una mayor inversión en la mejora de la maquinaria y el aumento de la eficiencia energética. Nuestras participaciones incluyen productores de obleas solares, fabricantes de componentes, fabricantes de baterías y componentes relacionados, empresas relacionadas con la automatización y una empresa centrada en la mejora de las redes eléctricas para un futuro renovable.
     
  • Salud: Nosotros tenemos una posición de sobreponderación en los servicios de atención sanitaria, incluidas las empresas que prestan servicios innovadores de investigación y ensayos clínicos que ayudan a garantizar que las terapias de alta calidad lleguen al mercado de forma barata y rápida. Dados los objetivos políticos generales de abaratar la atención sanitaria y hacerla más accesible a todos -un pilar clave de la prosperidad común-, estas participaciones están en consonancia. El abaratamiento y la accesibilidad de la asistencia sanitaria se ven reforzados por el hecho de que China se enfrenta a retos demográficos como el rápido envejecimiento de su sociedad. También tenemos una posición en una cadena de hospitales de oftalmología que ofrece atención médica discrecional a pacientes privados. Creemos que esto se enfrenta a un riesgo regulatorio limitado. Infraponderamos las empresas farmacéuticas por entender que se enfrentan a un mayor riesgo normativo debido a la presión sobre los precios de los medicamentos. La localización de los equipos de fabricación y suministro de productos sanitarios también es un área en la que vemos oportunidades.
     
  • Riqueza: Este tema se ajusta a los objetivos políticos de China de convertirse en una sociedad moderadamente próspera para 2035. El sector de los servicios financieros desempeña un papel fundamental en la creación y protección de la riqueza. Nuestras participaciones contribuyen a la creación de mercados financieros y de capitales sólidos, incluida la franquicia de banca de consumo de mayor calidad de China y los fabricantes de software que apoyan el desarrollo de los mercados de capitales, como la negociación y la gestión de carteras. La adopción de servicios de seguros sigue siendo baja en China en comparación con el resto del mundo. En este sentido, vemos un amplio mercado potencial en lo que respecta a los seguros de vida y salud, especialmente porque la población está envejeciendo rápidamente. Esperamos que las recientes medidas enérgicas contra los seguros en línea beneficien a las empresas de mayor calidad y eleven el nivel general del sector de los seguros.

Columna de Nicholas Yeo, director de renta variable china de abrdn

Acerca de Nicholas Yeo

Nicholas Yeo es director de renta variable china de abrdn.

menu