Última actualización: 05:59 / Martes, 15 Septiembre 2020
Informe de Deposit Solutions

La mayor parte de los clientes de los bancos españoles mantienen su ahorro en cuentas corrientes

Imagen
  • El 80% del dinero de las cuentas bancarias españolas está en cuentas corrientes que no generan intereses, en lugar de depósitos a la vista, a plazo fijo o cuentas de ahorro
  • En 2020 la media europea de clientes que depositan su dinero en cuentas corrientes es del 50%, un aumento de doce puntos desde 2015
  • Cada vez más bancos ofrecen ya a sus clientes productos de terceros en el extranjero para que puedan beneficiarse de tipos de interés más altos que en Europa

Los clientes de los bancos en España depositan más dinero en sus cuentas corrientes que cualquiera de las cinco principales economías de la zona euro (Francia, Alemania, Italia, Países Bajos y España), según el último informe de la fintech alemana Deposit Solutions. El informe, que analiza cuánto dinero tienen los europeos en diferentes tipos de cuentas bancarias utilizando datos del Banco Central Europeo, entre otras fuentes, muestra que el 85% del dinero de los consumidores que se mantiene en los bancos españoles (746.000 millones de euros) está en depósitos a la vista que ofrecen un acceso inmediato a los fondos.

“La preferencia por los depósitos a largo plazo o por la gestión flexible del efectivo varía enormemente entre las cinco economías de la zona euro analizadas”, destaca el informe. Mientras que en España los ahorradores prefieren tener un acceso rápido a sus fondos, en países como los Países Bajos y Francia, mantienen considerablemente menos dinero en cuentas corrientes, con un 18% y un 33% respectivamente. Esto “muestra una clara preferencia por el ahorro a largo plazo”, aseguran desde la fintech. Por otro lado, en Alemania e Italia, dos tercios de los clientes de los bancos prefieren mantener su dinero disponible inmediatamente, con sólo un tercio de su dinero sujeto a plazos en cuentas a plazo fijo o de ahorro.

A nivel general, en los 5 países analizados, el volumen en cuentas corrientes aumentó, al mismo tiempo que la cantidad de dinero depositado en cuentas a plazo fijo, cuentas de dinero a la vista y cuentas de ahorro se ha mantenido estable durante la última década. En 2015, los europeos depositaron el 38% de su dinero en cuentas corrientes, pero en 2020, esta cifra ha aumentado hasta el 50%, según los datos de Deposit Solutions. 

“Una parte enorme de los ahorros de los españoles sigue en cuentas corrientes sin devengar intereses en lugar de ser invertidos en cuentas de depósito día a día o a plazo fijo que generen intereses. Como resultado, los ahorradores pierden ingresos año tras año, incluso en épocas de bajos tipos de interés”, subraya Tim Sievers, CEO y fundador de Deposit Solutions.

Por otro lado, en países como Alemania, Sievers subraya la existencia de bancos que ofrecen a sus clientes productos de depósito de terceros de otros bancos en el extranjero para que puedan beneficiarse de los tipos de interés más altos que en Europa.

Las diferentes preferencias de ahorro dentro de Europa también afectan a la financiación de los depósitos de los bancos. “Para los bancos de países donde la gente no depende tanto de las cuentas de ahorro, la financiación a través de depósitos es más cara de lo que debería ser. Para resolver este problema, seguimos impulsando el desarrollo de un mercado de depósitos europeo, de modo que los bancos puedan captar los depósitos de los clientes más allá de sus fronteras nacionales y los ahorradores puedan aprovechar las ofertas de tipos de interés en toda Europa a través de su propio banco”, añade Sievers.

Como nueva infraestructura para un mercado de depósitos abierto, la plataforma de Deposit Solutions ya conecta a más de 150 bancos de 20 países europeos. “De esta manera estamos dando nueva vida a la idea de un mercado único europeo”, afirma el CEO de la fintech. 

Las cifras del informe se han calculado sobre la base de datos procedentes del Deutsche Bundesbank, el Banco Central Europeo, Eurostat, Barkow Consulting, la Oficina Federal de Estadística y el Instituto de Investigación de las pymes.

menu
menu