Última actualización: 02:23 / Viernes, 29 Enero 2021
Diferencias significativas entre los dos países

Las AFPs chilenas y peruanas comenzarán a recibir solicitudes para el segundo retiro esta semana

Imagen
  • Según los expertos consultados, estos segundos retiros podrían suponer nuevas salidas para los respectivos sistemas de, entre 8.000 y 12.000 millones para el caso chileno y 3.000 y 4.000 millones dólares para el caso peruano
  • BBVA espera que los fondos de pensiones chilenos gestionen los retiros con ventas equilibradas de renta fija local y activos extranjeros mientras que los peruanos se centren en la venta de activos internacionales
  • Mario Marcel, presidente del Banco Central chileno : "Si en vez de actuar por la vía del retiro se hiciera vía transferencia o de inversiones del fisco el efecto sería el triple porque afectaría de forma directa en el producto”
  • Mario Marcel, presidente del Banco Central chileno: “Este proceso se dará a su vez durante el mes de diciembre, período en que normalmente los mercados financieros y procesos operativos de las instituciones financieras están más exigidos”
  • BCI Estudios: “A pesar de los fundamentos técnicos contrarios al segundo retiro de 10% en fondos de pensiones, como son el debilitamiento de la institucionalidad, poco foco en aquellos sectores más golpeados por la crisis, alto compromiso de recursos fiscales, regresivo desde el punto de vista de la distribución del ingreso e impacto en las pensiones, se avanzó en esa medida. Eso da cuenta de que el populismo ha ido ganando espacio, comprometiendo el crecimiento futuro”
  • Fernando Larraín gerente general de la Asociación de AFP Chilenas (acerca de un tercer retiro): “Es imposible descartar cualquier situación”

Se espera que las administradoras de fondos de pensiones peruanas y chilenas comiencen a recibir solicitudes para el segundo retiro de los fondos de pensiones los próximos días 9 y 10 de diciembre, que según los expertos consultados, podrían suponer nuevas salidas para los respectivos sistemas de, entre 8.000 y 12.000 millones para el caso chileno y 3.000 y 4.000 millones dólares para el caso peruano

Impuestos en el caso chileno y limitado a personas desempleadas en el caso peruano

En el caso chileno, las principales novedades con respecto al primer retiro del 10% son: la aplicación de impuestos salvo para rentas menores a 1,5 millones de pesos mensuales (2.000 dólares) y una mayor celeridad en el pago de las cuotas (50% deberá pagarse en un plazo máximo de 10 días y el 50% en los 10 días siguientes). Los montos mínimos y máximos permanecen iguales que  en el primer retiro (35 UF y 150 UF) al igual que el plazo para la solicitud que es de un año desde la publicación de la ley en el boletín oficial.

El caso peruano es más restringido que en el primer retiro y solo los afiliados que a 31 de octubre no hubieran registrado aportes por 12 meses consecutivos o más podrán solicitar hasta 4 UIT (4.790 dólares) durante un periodo de 90 días y los afiliados que no hayan registrado aportes en octubre pueden solicitar hasta 1 UIT (1.200 dólares). El resto de los casos quedan excluidos.

Importes esperados menores que el primer retiro

En términos de magnitudes, el primer retiro que se inició en Chile a finales de julio, ha supuesto hasta finales de noviembre, según las últimas cifras de la superintendencia de pensiones, salidas por 18.461 millones de dólares y ha sido solicitado por cerca del 93% de los afiliados (10,3 millones de afiliados). La autoridad estima que 10,7 millones de afiliados podrían solicitar este nuevo retiro y el importe máximo podría situarse en 19.000 millones. A 30 de noviembre de 2020, los recursos totales del sistema ascienden a 209.485 millones de dólares, según la superintendencia.

Sin embargo, desde el equipo de Research de Bonos soberanos de BBVA Corporate & Investment banking esperan que el importe sea menor y lo sitúan en el rango entre 8.000 y 12.000 millones de dólares con un máximo de 16.000 millones de dólares. “Hay dos razones que justifican una menor expectativa de retiros: i) Muchas cuentas tienen balance 0 después de haber retirado la totalidad de sus ahorros durante el primer retiro; y ii) pensamos que la propensión a retirar dinero esta vez puede ser menor, debido a que la economía y mercados laborales han empezado a recuperarse”, recogen en un informe.

En esta misma línea, se ha manifestado Fernando Larraín, gerente general de la Asociación de AFP chilenas que, en declaraciones a medios locales, ha estimado en 9,5 -10 millones el número de personas que podrían solicitar el nuevo retiro teniendo en cuenta que: 2 millones se han quedado sin saldo y un millón tienen rentas superiores a 1,5 millones de pesos que podrían verse desincentivados por el pago de impuestos. No obstante, Larraín declaró que el grueso se recibirá en los primeros días del proceso.

En cuanto a Perú, los retiros aprobados en abril (2.000 soles en un primer momento que fue ampliado hasta el 25% de los saldos acumulados) implicó desembolsos por 25.000 millones de soles (7.000 millones de dólares), un 14% del total activos del sistema. Según las estimaciones que se bajaran, este segundo retiro podría suponer 15.000 millones de soles (4.200 millones de soles) que BBVA Corporate Investment Banking concreta en un rango entre 3.000-4.000 millones de dólares). El total activos gestionados por los fondos de pensiones ascienden a 42.446 millones de dólares, según las cifras publicadas por la superintendencia de Banca, Seguros y AFPs del Perú.

Ventas de activos extranjeros y renta fija local

“ Esperamos que los fondos de pensiones gestionen los retiros con ventas equilibradas de renta fija local y activos extranjeros”, se recoge en el informe de BBVA.  En el primer retiro, y según la misma fuente, los fondos de pensiones vendieron activos extranjeros (47% del total retirado), renta fija local (44% del total) y un 10% de renta variable local. No se observó un cambio significativo en la posición de liquidez.

Dentro de los activos extranjeros, los fondos de pensiones redujeron su exposición a fondos internacionales en 8.219 millones de dólares en los meses de agosto y septiembre. Esta cifra representa la mitad de los retiros solicitados hasta esa fecha, y donde se han acumulado el 90% de los rescates. Los instrumentos de gestión pasiva y los fondos que invierten en renta variable asiática fueron los más afectados.

Para las carteras de los fondos peruanos, desde BBVA esperan que el ajuste venga de la mano de activos extranjeros ya que se encuentra subponderados en bonos soberanos y liquidez con respecto a su media histórica. “La exposición de los fondos de pensiones a activos soberanos se sitúa en el 17,7% de los AUM comparado con una medida del 22,4% de los últimos cuatro años y también están subponderados en liquidez. Por el lado contrario, los fondos de pensiones tienen una sobreponderación a activos extranjeros. Por lo tanto, esperamos que los activos extranjeros soporten la carga del ajuste derivada de la nueva ola de retiros.”

En concreto, el informe cuantifica la desviación en activos extranjeros con respecto a su media histórica en cerca de 2.900 millones de dólares, mientras que los retiros esperados se sitúan en un rango entre 3.000- 4.000 millones de dólares. “Por lo tanto, los fondos de pensiones peruanos venderán activos internacionales para afrontar la mayoría de las solicitudes de reembolso y así, de forma simultánea, rebalancear sus portafolios hacia niveles que hemos visto en años anteriores”, concluye BBVA.

Papel del Banco Central  

Los bancos centrales jugaron un papel muy importante a la hora de limitar el impacto en el mercado de los primeros retiros. En el caso chileno, de mayor magnitud, desde BBVA opinan que el Banco Central esta mejor equipado para hacer frente al rebalanceo de las carteras, puesto que “cuenta con apoyo del congreso para comprar bonos del gobierno si las condiciones de mercado así lo requieren”, afirman en el informe.

Sin embargo, Mario Marcel, presidente del Banco Central chileno ya ha alertado del limitado efecto de estas medidas en la economía real comparado con un aumento de la misma medida del gasto fiscal. “Si en vez de actuar por la vía del retiro se hiciera vía transferencia o de inversiones del fisco el efecto sería el triple porque afectaría de forma directa en el producto”, ha declarado en sus intervenciones durante el proceso legislativo.

Por otro lado, y más recientemente, se ha mostrado preocupado por las fechas en las que se produce el segundo retiro. “Este proceso se dará a su vez durante el mes de diciembre, período en que normalmente los mercados financieros y procesos operativos de las instituciones financieras están más exigidos”.

Sobre este punto, sostuvo que a fin de año se produce un aumento significativo de la actividad bancaria, producto de pagos adicionales a trabajadores y la actividad comercial propia del mes. En este contexto, destacó que el uso de tarjetas y giros de cajeros automáticos ya crece normalmente 25% respecto del resto del año y, a su vez, la liquidez en el mercado de renta fija se reduce 15%”

“Se ha liberado al genio de la botella”

Este segundo retiro, aunque esperado en cierta manera, no ha sido bien acogido por los agentes de mercado, especialmente en Chile, donde la medida es más amplia. Además, hay consenso sobre la imposibilidad de descartar futuros retiros en ambos países.

A pesar de los fundamentos técnicos contrarios al segundo retiro de 10% en fondos de pensiones, como son el debilitamiento de la institucionalidad, poco foco en aquellos sectores más golpeados por la crisis, alto compromiso de recursos fiscales, regresivo desde el punto de vista de la distribución del ingreso e impacto en las pensiones, se avanzó en esa medida. Eso da cuenta de que el populismo ha ido ganando espacio, comprometiendo el crecimiento futuro”, declaran desde el departamento de Estudios de BCI.

Para Mario Castro y Alejando Cuadrado, de BBVA, en ambos países se ha “liberado al genio de la botella por lo que no podemos descartar nuevos retiros en los próximos meses, debido a que los políticos tienen fuertes razones para aprobar estas medidas, dado su popularidad, en paralelo a la reforma constitucional (en el caso de Chile) y procesos electorales en 2021.

En esta misma línea se ha manifestado, Fernando Larraín gerente general de la Asociación de AFP Chilenas, que en declaraciones a T13 radio manifestó que: “Es imposible descartar cualquier situación”. 

menu