Última actualización: 10:07 / Miércoles, 3 Junio 2020
Asamblea General de Inverco

Inverco pide revisar la liquidez total de los planes de pensiones a 10 años y reivindica herramientas para gestionar reembolsos

Imagen
  • El supuesto excepcional de liquidez en planes de pensiones por desempleo y cese de actividad ante la crisis del coronavirus deja a finales de mayo 14.000 expedientes aprobados y 25 millones de euros pagados a los partícipes
  • Pide que también los planes de pensiones tengan herramientas para ayudar a la mejor gestión de conflictos de interés en situaciones de tensión por reembolsos, como ya tienen los fondos
  • Desde Inverco piden que se mantengan los incentivos al invertir en planes privados y critican que las medidas del gobierno están demasiado centradas en el segundo pilar
  • Para De la Cueva, los datos en inversión colectiva muestran una mayor madurez de los inversores y el desarrollo de los perfiles de riesgo
  • El Gobierno trabaja en la revisión de normas europeas como MiFID II, UCITS o los fondos alternativos, para mejorar la protección al inversor y limitar costes
  • Juan Bernal es el nuevo presidente de la Agrupación de IICs (Caixabank AM) y José Carlos Vizárraga el de Fondos de Pensiones (Ibercaja Pensiones)
  • AFI Inversiones Globales, Allianz Seguros, Anattea Gestión, Beka AM, Metagestión, Olea Gestión, Tikehau AM y Vontobel AM se unen a Inverco

La crisis provocada por el COVID-19, el impacto en los mercados y las actuaciones de la industria de la inversión colectiva en este entorno han centrado la conversación en la Asamblea General de Inverco, celebrada esta mañana, y en la que Ángel Martínez-Aldama, su presidente, ha aprovechado para reivindicar una revisión de la liquidez total de los planes de pensiones a 10 años, ante Ana de la Cueva, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, la invitada en la clausura del acto.

El presidente recordó que Inverco ha apoyado las medidas del Gobierno para crear el supuesto excepcional de liquidez por desempleo y cese de actividad ante la crisis del coronavirus, en un esfuerzo conjunto de las gestoras para que, “desde el primer momento, pudieran estar listas las operativas para ofrecer liquidez extraordinaria en un momento de tensión para las familias”. Pero, teniendo en cuenta los esfuerzos de los planes para preservar y generar ahorro a largo plazo a la vez que dan respuesta a las necesidades de liquidez a corto plazo, Martínez-Aldama ha abierto el debate para reflexionar sobre el supuesto de liquidez total de las aportaciones a 10 años, que empezarán a producirse en 2025: “A raíz de la pandemia, nos gustaría iniciar una reflexión sobre el supuesto total de liquidez total de las aportaciones a 10 años. Creemos que sería conveniente revisar esa liquidez total en 2025”, afirmó.

De la Cueva señaló que la medida excepcional, tomada con el objetivo mitigar las consecuencias de esta situación, deja a finales de mayo 14.000 expedientes aprobados y 25 millones de euros pagados a los partícipes.

Otra de las peticiones de Inverco al Gobierno es que se ofrezca a los planes de pensiones herramientas para ayudar a la mejor gestión de conflictos de interés en situaciones de tensión por reembolsos, algo que existe en los fondos de inversión (que pueden establecer preavisos para los reembolsos pero también valorar al precio bid o usar el swing pricing).

Ante la revisión fiscal anunciada por el organismo fiscal Airef, desde Inverco también piden que se mantengan los incentivos al invertir en planes privados, algo que podría cambiar: “Esperamos que desde Economía podáis impulsar y apoyar estos incentivos”, decía Martínez-Aldama a De la Cueva.

El presidente de la asociación de la inversión colectiva también se mostró crítico con el enfoque del Gobierno en las pensiones privadas, que quiere centrar en el segundo pilar: “Muchos trabajadores son temporales o trabajan a tiempo parcial y no tendrían una cobertura en el segundo pilar”, advertía Martínez-Aldama, defendiendo que los apoyos sigan en el tercero. “Tenemos un reto fundamental como país en materia de pensiones. Esperamos que la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo llegue a acuerdos para garantizar la sostenibilidad del sistema público pero también para que se estimule el sistema complementario”, añadía.

La inversión colectiva en la crisis: señal de madurez

De la Cueva señaló que, antes de este escenario, los planes de pensiones mostraban un incremento de volumen del 9% y del 6% en las aportaciones, cifras que no han variado mucho en los últimos meses. Y resaltó la labor de las comisiones de control, “que se han adaptado a la nueva situación, ofreciendo más información a participes y beneficiarios”.

En materia de la inversión colectiva, valoró que en marzo solo un 19% de las caídas patrimoniales se debieran a los reembolsos, lo que es un signo de la “consolidación de la inversión a medio y largo plazo, clave para que las pérdidas se convierten en ganancias con la recuperación y también para que el sector pueda financiar la recuperación económica”. Para De la Cueva, los datos muestran una mayor madurez de los inversores y el desarrollo de los perfiles de riesgo.

En general, Inverco reivindica estímulos al ahorro financiero, pues el ahorro ayuda a soportar mejor las crisis: “Países como Bélgica, Italia o Japón cuentan con ratios de deuda sobre PIB mayores al nuestro pero tienen una masa de ahorro institucional y local fuerte y eso les ha permitido enfrentar mejor estas situaciones”. La previsión para España, según De la Cueva, es alcanzar un déficit público del 10% sobre el PIB y deuda pública del 115%, cifras debidas a los esfuerzos para paliar la crisis del coronavirus.

Regulación pendiente

Entre los temas regulatorios pendientes en marcha, Inverco habló de la trasposición de la directiva de venta transfronteriza de fondos, donde harán propuestas para mejorar la competitividad del sector y pidió al Gobierno incorporar en la propuesta de audiencia pública cuestiones como el préstamo de valores (“que no tendría influencia en los mercados porque apenas el 3% están en manos de carteras de fondos españoles”), la flexibilización del consentimiento previo de posiciones preexitentes en las cuentas ómnibus, o las obligaciones en materia de información. En este campo, De la Cueva habló de favorecer la distribución tansfronteriza de fondos con herramientas como el uso de medios telemáticos para prestar servicios financieros y ofrecer mayor información a los partícipes.

También Inverco mostró su apoyo en materia ESG a las autoridades comunitarias y nacional (con el apoyo al proyecto de ley de cambio climático que prepara el Gobierno), mencionó la futura transposición de la directiva de fondos de pensiones de empleo –a través de un real decreto en fase de tramitación- y criticó el proyecto de ley para las transacciones financieras: “Tendrá un impacto negativo para los ahorradores en fondos, sobre todo los que invierten en productos de renta variable”, según Martínez-Aldama.

De la Cueva también señaló que trabajan en la revisión de normas europeas como MiFID II, UCITS o la normativa de fondos alternativos, para mejorar la protección al inversor pero también para ajustar en todo lo posible el coste de cumplimiento normativo, “que supone una traba para el sector”. Y es que la inversión colectiva es clave para financiar a la economía, y más aún en un contexto de recuperación. Martínez-Aldama ofreció los datos: la inversión colectiva, con más de 550.000 millones de euros en activos bajo gestión con datos a finales de marzo –tras sufrir una caída del 10% en el trimestre pero recuperada en más de un tercio desde entonces- y con 13 millones de partícipes, contribuye a la inversión en valores domésticos, de los que posee 108.000 millones de euros.

Recuperación en V asimétrica

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa hizo balance de las medidas tomadas por el gobierno para paliar los efectos de la crisis (como los avales y créditos del ICO, los ERTE y la flexibilización del mercado de trabajo, las ayudas a autónomos y el ingreso mínimo vital) y reconoció que el impacto de esta situación es mayor a la de 2008, debido a la paralización absoluta de algunos sectores: tras una caída del 5,2% en el primer trimestre -la mayor de la serie histórica y mayor a 2008-, las previsiones son una caída del PIB del 9,2% este año pero una recuperación en V asimétrica que empezará en el segundo semestre y será gradual, hasta crecer en 2021 un 6,8%. Sin embargo, el ajuste del empleo está siendo menor al de 2008, gracias a las medidas de flexibilización y apoyo al tejido productivo.

Renovación de las juntas y nuevos miembros

En la Asamblea se ha renovado la composición de las tres Juntas Directivas (la de Inverco y las de las dos agrupaciones, de IICs y Fondos de Pensiones), con Juan Bernal como nuevo presidente de la Agrupación de IICs, en representación de Caixabank AM y con José Carlos Vizárraga como nuevo presidente de la Agrupación de Fondos de Pensiones, en representación de Ibercaja Pensiones.

También se han incorporado nuevos asociados en el último año: AFI Inversiones Globales, Allianz Seguros, Anattea Gestión, Beka AM, Metagestión y Olea Gestión como entidades nacionales y Tikehau AM y Vontobel AM entre las internacionales.

menu