Última actualización: 02:25 / Viernes, 29 Enero 2021
El proyecto ha sido despachado al Senado

El segundo retiro de fondos de pensiones está más cerca de ser aprobado en Chile

Imagen
  • El Congreso chileno aprobó por 130 votos favorables, 18 en contra y dos abstenciones el proyecto que permite un nuevo retiro de fondos previsionales en las cuentas de los afiliados chilenos
  • En el siguiente paso, el proyecto tiene que ser aprobado por 3/5 del Senado y el gobierno puede recurrir al Tribunal Constitucional
  • El pago se haría en una sola cuota y en un plazo de 30 días
  • El 80% de los chilenos ha manifestado en una encuesta que solicitarían un nuevo retiro
  • Se estima que entre 14.000 y 17.000 millones podrían salir del sistema en el segundo retiro
  • Los activos locales menos líquidos se pueden ver afectados
  • Se espera que el peso chileno se aprecie

El 10 de noviembre y tras un intenso debate, el Congreso chileno aprobó por 130 votos favorables, 18 en contra y dos abstenciones el proyecto que permite un nuevo retiro de fondos previsionales en las cuentas de los afiliados chilenos. El proyecto ha sido ahora despachado al Senado para su aprobación final.

Sin embargo, no todas las indicaciones fueron aprobabas. El texto inicial contemplaba, por ejemplo, el pago de impuestos para rentas más altas, pero esta opción fue rechazada por 60 votos a favor, 83 en contra y seis abstenciones. No obstante, si en su paso en el Senado se volviera a debatir este cambio, u otras modificaciones, el texto este debería volver al Congreso para volver a ser examinado.

Así, aunque muchos diputados de la oposición quieren que se apruebe antes de Navidad, el texto final aún tiene que ser votado por 3/5 del Senado y el gobierno podría recurrir al Tribunal Constitucional al haber hecho reserva de constitucionalidad del proyecto. Sin embargo, desde Credicorp Capital destacan que el apoyo masivo que ha recibido este proyecto  " podría contener la intención del Ejecutivo de enviar el proyecto de ley al Tribunal Constitucional".

Pago en una sola cuota en 30 días hábiles y con opción de reintegro de forma voluntaria

En concreto, la iniciativa aprobada autoriza a los afiliados del sistema privado de pensiones, de forma voluntaria y excepcional, a realizar un segundo retiro de hasta el 10% de los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual de cotizaciones obligatorias.

La norma determina que, al contrario que el primer retiro donde el pago se realiza en dos cuotas, la entrega de los fondos se efectuará en una sola cuota y en el plazo máximo de 30 días hábiles desde que se presentada la solicitud ante la respectiva AFP.

Además, el texto contempla la posibilidad de resarcir los fondos retirados de forma voluntaria. En concreto, se especifica que los afiliados podrán reintegrar todo o parte de dichos fondos mediante una cotización voluntaria adicional equivalente a un 5% mensual calculada sobre la última remuneración cotizada y que podrá repartirse  a lo largo de todo el período que sea necesario para restituir el saldo retirado reajustado, sin perjuicio de su facultad de suspenderlo o discontinuarlo.

Asimismo, se remarca que la presente facultad no es incompatible con el ejercicio del derecho de retiro del 10% establecido en la reforma constitucional ya vigente.

80% de los encuestados volvería a solicitar un nuevo retiro

El primer retiro, vigente desde el 30 de julio hasta el 30 de julio de 2021, ha sido solicitado, según cifras oficiales de la superintendencia de Pensiones, por más de 10 millones de personas, 91% de los afiliados al sistema. En términos de volumen, el importe asciende a 18.189 millones de dólares, de los cuales 17.548 millones de dólares ya han sido abonados.  

Para este nuevo retiro, aunque el máximo puede alcanzar 19.000 millones de dólares, las estimaciones de Sergio Lehman, economista jefe de Bci Estudios se sitúan en torno a los 14.000 millones de dólares, "algo menor de lo que fue el primero, entendiendo que no habría restricciones importantes para el retiro”, añade. Las estimaciones de Credicorp Capital se sitúan en un rango similar "entre 14.000 y 17.000 millones de dólares, considerando que se podría alentar a las personas de altos ingresos que no retiraron recursos durante la primera vez a hacerlo ahora, después de que se rechazó la moción tributaria".

retiro

Con respecto al número de personas que se acogerían a este nuevo retiro, una reciente encuesta de CADEM demuestra que el 80% de los encuestados solicitaría esta opción en caso de ser aprobado, un 16% los mantendría y un 4% no ha respondido. En cuanto al uso de estos fondos, la encuesta recoge que los principales serían: 27% lo destinaria al ahorro y casos de emergencia, 18% a la compra de alimentos e insumos básicos, 17% solicitaría el retiro por desconfianza en las AFPs y el 16% para al pago de deudas. Solo un 3% afirma que aprovecharía la oportunidad para sacar los fondos sin pagar impuestos.

Tasas de renta fija a alza y presión bajista para el dólar

Durante sus respectivas presentaciones ante la Comisión de Constitución, las autoridades monetarias chilenas alertaron de los posibles riesgos que un nuevo retiro podría tener sobre los mercados financieros chilenos. En concreto, los activos más impactados serían los activos locales menos líquidos, la reputación de Chile en el exterior se vería afectada porque se aseguró que iba a ser un evento de una sola vez, unido a que las posibilidades de actuación del Banco Central para paliar estos efectos están más limitadas.

Así, Sergio Lehman, economista jefe de Bci Estudios considera  "que se trata de una medida mal focalizada y que compromete las pensiones futuras " . En cuanto al efecto en el tipo de cambio  aclara que “ ya ha ido recogiendo esta posibilidad, dando cuenta de las presiones apreciativas que genera sobre el peso chileno" y espera nuevas medidas  por parte del Banco Central  que mitiguen "los impactos al alza que genera la medida sobre las tasas de largo plazo, que podría ser de hasta 50pb”.

En esta misma línea, desde BICE Inversiones señalan que la aprobación de un segundo retiro,” podría significar una presión bajista para el dólar, ya que al igual que en el primer retiro, las AFP intentarían liquidar activos internacionales denominados en dólares que son más líquidos, lo que implica que luego deberían vender los dólares de manera local, empujando hacia abajo el tipo de cambio”. No obstante, esta presión vendedora puede verse contrarrestada por una mayor demanda de dólares por parte de las AFPs “tras la recomendación de un asesor previsional que sugirió cambiarse del multifondo E a el multifondo A, lo que mantuvo al tipo de cambio con leves movimientos”.

Por su parte, Klaus Kaempfe, director de Portfolio Solutions en Credicorp Capital Asset Management señaló que : "En renta fija, creemos que puede generarse un movimiento puntual, pero creemos que el banco central apoyará para que el mercado funcione normalmente. En cuanto a las monedas: El  peso podría tender a apreciarse, mientras que por la venta de activos internacionales, deberían entrar dólares al país".

 

menu