Última actualización: 07:12 / Jueves, 23 Abril 2020
Análisis de finReg360

La EBA aclara las medidas para mitigar el impacto del COVID-19 en la Unión Europea

Imagen
  • El supervisor hace un llamamiento a las ANC para que ofrezcan un margen de maniobra en las fechas de presentación de informes, flexibilizando el plazo para los informes con fechas de envío entre marzo y finales de mayo de 2020
  • Pide a las autoridades nacionales competentes que apoyen los esfuerzos de las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, mediante el intercambio de información

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha emitido un comunicado en el que aclara sus expectativas sobre las políticas de dividendos y remuneraciones, la forma de utilizar la flexibilidad en la presentación de informes de supervisión, y recuerda las medidas necesarias para prevenir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. 

Sobre la primera de estas medidas, la referente a la distribución de dividendos, recompra de acciones y remuneración variable, finRegn360 aclara que la ESBA “apoya todas las medidas adoptadas hasta ahora por las autoridades nacionales competentes (ANC) para garantizar que los bancos mantengan una base de capital sólida y proporcionen el apoyo necesario a la economía”.

En este sentido, la autoridad europea reitera y amplía su llamamiento a las entidades de crédito para que se abstengan de distribuir dividendos o de recomprar acciones para remunerar a los accionistas, garanticen una asignación eficiente y prudente del capital dentro de los grupos bancarios, y evalúen sus políticas y prácticas sobre remuneración, para garantizar que sean coherentes con la gestión racional del riesgo y se refleje la situación económica actual.

“El supervisor hace un llamamiento a las ANC para que ofrezcan un margen de maniobra en las fechas de presentación de informes, flexibilizando el plazo para los informes con fechas de envío entre marzo y finales de mayo de 2020. Asimismo, pide flexibilidad para evaluar los plazos de las divulgaciones del Pilar III, pues entiende que esa flexibilidad no pondría en peligro el acceso a información crucial sobre el capital, los riesgos y la liquidez de los bancos,  necesaria para vigilar de cerca su situación financiera y prudencial”, explica finReg360 sobre la presentación de informes de supervisión y las divulgaciones del Pilar III. Dentro de esta medida, también aclara que la ESMA ha decidido, en coordinación con el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, cancelar el estudio de impacto cuantitativo que se basaría en los datos acumulados hasta junio de 2020.

Por último, sobre las medidas para mitigar los riesgos de delitos financieros, desde finReg360 destacan que la EBA ha pedido a las ANC que apoyen los esfuerzos de las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, mediante el intercambio de información, para establecer con claridad los nuevos riesgos de PBCyFT y promover el uso flexible de los instrumentos de supervisión.

En concreto, la EBA pide a las ANC responsables de la supervisión de PBCyFT que apoyen los esfuerzos de las instituciones financieras con los siguientes criterios:

  • Dejar claro que los delitos financieros siguen siendo inaceptables, incluso en tiempos de crisis como el de la pandemia del COVID-19.
  • Continuar intercambiando información sobre los riesgos emergentes de PBCyFT y establecer expectativas claras sobre las medidas que las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión deben adoptar para mitigar esos riesgos.
  • Adaptar temporalmente el uso de sus herramientas de supervisión para asegurar el cumplimiento continuo de las obligaciones de PBCyFT por las instituciones crediticias y financieras.

A la hora de identificar riesgos nuevos e incipientes de PBCyFT, el regulador europeo también insta a las ANC a las siguientes actuaciones: 

  • Trabajar estrechamente con las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión, las unidades de inteligencia financiera (UIF) y las autoridades de aplicación de la ley para identificar y concienciar sobre las nuevas tipologías de BCyFT.
  • Asegurarse de que las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión se mantengan alertas ante las técnicas de blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo que puedan cambiar por la recesión económica y, cuando sea necesario, actualizar sus evaluaciones de estos riesgos en consecuencia.
  • Recordar a las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión que sigan vigilando las transacciones y presten especial atención a cualquier patrón inusual o sospechoso en el comportamiento y las cuentas financieras de los clientes.
  • Recordar a las entidades de crédito y a las empresas de servicios de inversión que sigan comunicando sus sospechas en este sentido a la UIF correspondiente.

“La EBA solicita a las ANC responsables de la supervisión de PBCyFT que consideren la posibilidad de utilizar plenamente la flexibilidad incorporada en este marco de la UE y que planifiquen las actividades de supervisión de manera eficaz y pragmática, teniendo en cuenta el riesgo”, añaden desde finReg360.

menu
menu