Última actualización: 07:14 / Lunes, 28 Junio 2021
Entrevista con el gestor

Rolando Grandi (LFDE): “La inversión temática aborda los vientos de cola que predominarán en el futuro”

Imagen
  • “El enfoque temático permite, si está bien hecho, centrarse en empresas con una demanda de sus productos/servicios más potente y estable”
  • Sobre su último fondo temática sobre el espacio, el gestor apunta: “El potencial del mercado espacial es espectacular: está valorado actualmente en 400.000 millones de dólares y podría alcanzar los 2,7 billones de aquí a 2045”
  • Echiquier Space es el primer fondo de este tipo lanzado por una gestora europea de gestión activa

Según una última encuesta, el 84% de los grandes inversores europeos adopta un enfoque temático en sus carteras. Esto se debe, según Rolando Grandi, CFA, gestor de fondos temáticos en La Financière de l’Echiquier (LFDE), a las ventajas que plantean esta clase de inversión. Sobre el papel que puede jugar la inversión temática y sobre el último fondo de esta gama que ha lanzado la gestora, Echiquier Space, hemos charlado con el gestor en esta entrevista. 

Pregunta. ¿A qué cree que se debe este auge de la inversión temática?

Respuesta. Las temáticas no dejan de ser algo así como los vientos de cola que predominarán en el futuro. La identificación de un tema (inteligencia artificial, disrupción financiera, salud 2.0, etc.), deriva del análisis estructural de la economía y el mundo, y supone que las empresas que se muevan dentro de esa tendencia tendrán unas mejores condiciones para prosperar en el futuro. El enfoque temático permite, si está bien hecho, centrarse en empresas con una demanda de sus productos/servicios más potente y estable.

P. Por tanto, ¿qué aporta este enfoque temático en el contexto actual?

R. La inversión temática resulta muy clara y fácil de comprender para todos los inversores. Permite su adhesión a largo plazo. Según las temáticas, este enfoque permite invertir de acuerdo con convicciones o valores propios. Por ejemplo, Echiquier Space permite tener exposición a una temática extremadamente rica, una aventura que no ha hecho más que empezar y encierra historias apasionantes, como la de SPIRE, que recopila datos espaciales gracias a su propia constelación de más de 100 nanosatélites y cuyo sistema de suscripción permitirá acceder a los datos procedentes del espacio y, de este modo, realizar análisis predictivos. Eso permitirá también optimizar las rutas marítimas y aéreas, las predicciones meteorológicas e incluso la gestión del agua.

P. ¿Qué diferencia la gama de fondos temáticas de LFDE de la de sus competidores?

R. Nuestra gama temática internacional puede sintetizarse en tres palabras: innovación, liderazgo y crecimiento. Nuestra gama, nacida en 2010, se nutre de nuestra experiencia desentrañando las grandes tendencias que, a nuestro juicio, darán forma a la economía del mañana. Refleja nuestra pasión por la innovación y el espíritu pionero de La Financière de l’Echiquier. Nuestro objetivo es captar el crecimiento allí donde se encuentre, pero nuestro enfoque también es responsable. 

P. En este sentido, ¿cómo combina el enfoque temático con la inclusión de los factores ESG?

R. Usando como referencia nuestro último lanzamiento, la industria espacial privada está dando sus primeros pasos, así que está escasamente cubierta y poco delimitada por normas internacionales. El trabajo de identificación se basa en grandes principios, el primero de los cuales es do not harm. Nos permite asegurarnos de que las empresas desarrollan buenas prácticas, con el fin de atenuar las externalidades negativas. El segundo principio es el diálogo con las empresas en las que invertimos. Nuestro equipo de gestión, respaldado por el equipo de Análisis de Inversiones Responsables, inicia una interacción con las empresas y comparte con ellas las áreas de mejora ESG. Este enfoque permite limitar los riesgos. El Código ESG específico de los retos espaciales que hemos definido en cooperación con el equipo dedicado a la inversión responsable de LFDE nos permite estar muy alerta. Además de las exclusiones sectoriales y normativas citadas, este Código abarca la gestión de controversias, el análisis ESG de valores y el cálculo de la huella de carbono del fondo, así como el mantenimiento permanente de una huella inferior a la de su índice. Así ocurre actualmente después de las primeras simulaciones que hemos realizado en LFDE. Estamos convencidos de que la llegada del Nuevo Espacio será útil al bien común, por ejemplo, en la lucha contra el cambio climático. Estaremos especialmente atentos para favorecer el desarrollo de una industria espacial responsable.

P. Respecto a este último fondo, el Echiquier Space, vemos que está muy vinculado con la tecnología. ¿Qué aporta al inversor abordar el espacio como oportunidad de inversión desde una óptica temática propia y no desde la tecnología?

R. El abanico de posibilidades que se abre no tiene precedentes en la Historia de la Humanidad. El potencial del mercado espacial es espectacular: está valorado actualmente en 400.000 millones de dólares y podría alcanzar los 2,7 billones de aquí a 2045. Se nutre de la innovación más puntera y abarca valores relacionados con la tecnología, así como la robótica y la ciencia. Esta revolución no ha hecho más que empezar y constituye una fuente de nuevas tecnologías que transformará profundamente nuestras vidas, la ciencia y la investigación básica. La revolución espacial es universal y, en nuestra opinión, impacta positivamente en el conjunto de sectores en la Tierra que podrán ayudarse de los datos espaciales y sus tecnologías con el fin de mejorar sus productos y servicios. ¡Este enfoque temático permite dar con las empresas que se benefician o permiten esta revolución!

P. En el mercado encontrábamos fondos que invierten en el espacio, pero la mayoría son ETFs. Echiquier Space, ¿es un fondo de gestión activa? ¿Cuáles son los criterios para elegir la cartera?

R. Echiquier Space es el primer fondo de este tipo lanzado por una gestora europea de gestión activa. Hemos adoptado un enfoque singular que tiene en cuenta retos ambientales y sociales, integrados en el propio diseño del fondo, gracias a un Código ESG específico en materia de responsabilidad en el espacio. Nuestra selección de valores pretende ser muy exigente: excluye en particular empresas de armamento que corresponden al espacio 1.0. Nuestra estrategia se centra en la nueva generación de empresas y tecnologías espaciales, lo que llamamos el espacio 2.0. Por último, nuestra cartera se concentra entre 25 y 35 valores, lo que nos permite estar permanentemente expuestos a nuestras mejores ideas de inversión.

P. Después de lanzar esta estrategia, ¿tiene la gestora intención de seguir ampliando su gama de fondos temáticos?

R. Nuestra gama temática internacional está en auge, actualmente con un patrimonio bajo gestión de cerca de 2.300 millones de euros. La innovación forma parte de nuestro ADN, así que seguiremos enriqueciendo nuestra oferta temática. A partir de ahora, nos concentraremos en Echiquier Space, cuyo universo de inversión no deja de crecer con nuevas oportunidades.

menu