1
En las próximas semanas...

Quim Abril pone en marcha su fondo de renta variable, que invertirá en hasta 30 valores “extraordinarios”

Quim Abril pone en marcha su fondo de renta variable, que invertirá en hasta 30 valores “extraordinarios”
  • El nuevo fondo que verá la luz en las próximas semanas invertirá en acciones globales con un único foco en la calidad y tendrá flexibilidad para reducir la exposición en momentos de crisis
  • El formato del fondo podría ser un hedge fund, pues se comercializará tanto dentro como fuera de España y permite mayor flexibilidad operativa y de gestión
  • Aunque en un principio el gestor estará en Barcelona, la idea es tener presencia física en Londres
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid

Los nuevos proyectos independientes españoles en el campo de la gestión de activos están dotando de mayor heterogeneidad y riqueza a la industria de fondos de nuestro país. En los últimos meses han visto la luz principalmente gestoras con sesgo value, como azValor, Cobas AM o Magallanes Value Investors. Pero un nuevo proyecto, diferenciado de estas propuestas, está a punto de ver la luz. Se trata del nuevo fondo que lanzará próximamente Quim Abril, reconocido gestor por Citywire en su ranking de los 1.000 mejores gestores de renta variable por su labor al frente de BMN Gestión –en los últimos años en manos de Banco Madrid-, entidad de la que salió a finales de 2014: también invertirá en renta variable pero con el foco único en la calidad, más que en el precio; contemplará un universo de inversión de carácter global y tendrá flexibilidad para reducir la exposición bursátil en momentos de desaceleración del ciclo económico.

Desde su salida de la gestora de BMN, era un secreto a voces que Abril preparaba un nuevo vehículo independiente en el que plasmar su filosofía de inversión. Y según ha podido saber Funds Society, el proyecto nacerá a lo largo de las primeras semanas de noviembre, pues el gestor llevaría meses viajando por Europa realizando labores de pre-marketing (dirigidas principalmente a bancas de inversión y family offices) y visitando empresas que podrían llegar a formar parte de su cartera.

Todo indica que el gestor lanzará un fondo concentrado y con vocación global, cuya filosofía de gestión consistirá en invertir en un máximo de 30 valores que considere extraordinarios por su calidad y por sus ventajas competitivas, con un sesgo en EE.UU. y Europa pero sin perder de vista las oportunidades que se presentan en el mundo emergente. De hecho, la calidad (y no tanto el precio, como en el caso de los gestores value) será el sesgo distintivo en la selección de valores, basada en un análisis profundo de las ventajas competitivas de las compañías así como de la capacidad de gestión del management. Y acompañado de un estudio novedoso de los posibles “red flag contables” –para, a través de la contabilidad de las compañías, tratar de detectar potenciales problemas futuros-.

Una verdadera preservación del capital

Pero además, y a pesar de que el nuevo fondo será de renta variable pura, tendrá otro sesgo distintivo con respecto a los últimos gestores value que han dado el salto al mercado en España: mientras estos últimos siempre han de estar invertidos en bolsa, el fondo de Abril tendrá un resorte de flexibilidad, que le permitirá reducir la exposición en momentos de desaceleración y posible recesión del ciclo económico.

Así, mientras en momentos bajistas en bolsa otros fondos caerán en la misma proporción que el mercado, la idea del nuevo producto es que pueda sufrir menos y pueda realmente preservar el capital -pues no tiene obligación, en un momento de crisis, de tener una exposición mínima a bolsa-, sin dejar de estar estructuralmente siempre largo en bolsa.

Esta flexibilidad explicaría que el fondo nazca originalmente como un hedge fund, y parece que estará domiciliado en Malta, país de la Unión Europa que está sirviendo de plataforma para numerosos gestores de hedge funds que empiezan su andadura con patrimonios inferiores a los 20 millones de euros. La razón principal por la que éste sería el formato sería para facilitar la entrada a inversores extranjeros en el producto. De hecho, según ha podido saber Funds Society, Abril estaría visitando ya a potenciales clientes en Europa, principalmente family offices y clientes de altos patrimonios, según fuentes del mercado.

Abril será el fundador y único gestor pero, según vaya aumentando el patrimonio del fondo, irá también creciendo la estructura y los recursos. Aunque en un principio estará basado en Barcelona, en cuanto sea posible tendrá también oficina en Londres.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario