Última actualización: 07:00 / Viernes, 7 Junio 2019
Investec Asset Management

¿Por qué una cartera defensiva requiere algo más que diversificación?

Imagen
¿Por qué una cartera defensiva requiere algo más que diversificación?
  • Perseguir rendimientos sin tener en cuenta los riesgos que éstos acarrean puede llevar a unas dolorosas caídas de capital que superen con creces el nivel de ingresos ofrecidos
  • Un enfoque más defensivo mira más allá de la simple diversificación y de la rentabilidad ofrecida por los activos
  • Requiere, según la opinión de John Stopford y Jason Borbora-Sheen, una comprensión genuina de la resiliencia de los flujos de caja que soportan los dividendos y los cupones pagados por los valores individuales

En Investec Asset Management creen que la clave para una buena defensa a la hora de invertir se encuentra en mirar más allá del enfoque tradicional y simplista de una construcción de carteras “top-down”, que es adoptado por muchos inversores. 

En ese sentido, John Stopford y Jason Borbora-Sheen, gestores de la estrategia Investec Global Multi-Asset Income explican que las características de una clase de activo son más relevantes que su etiqueta de renta variable, bonos o alternativos. En lugar de enfocarse en la asignación tradicional de activos o de mantener una proporción fija de bonos, acciones y otras clases de activo en la cartera, los gestores eligen poner un mayor énfasis en comprender el comportamiento real de una inversión y su relación con el ciclo económico.

¿Por qué adoptar este enfoque?

Investec Asset Management busca construir una cartera genuinamente diversificada en un rango de activos con características de crecimiento, defensivas y de descorrelación. Además, al invertir únicamente en valores con un flujo sostenible de ingresos y potencial de crecimiento en el capital, los gestores de Investec AM creen que pueden construir una cartera que puede gestionar mejor los episodios de debilidad del mercado y reducir la gravedad de las caídas.

Finalmente, un enfoque claramente en la gestión del riesgo a la baja reconoce que los eventos negativos pueden ocurrir en cualquier momento haciendo que sea prudente reducir la exposición a activos de riesgo para limitar sus efectos en la cartera.
Estas tres capas diseñadas en la cartera apuntalan los objetivos de la estrategia Investec Global Multi-Asset Income para proporcionar unos ingresos entre un 4% y un 6% anual, con un margen para el crecimiento del capital y una volatilidad similar a la de una cartera de bonos, que suele ser entorno a la mitad de la renta variable en países desarrollados. 

Implementando un enfoque defensivo en la cartera

En la construcción de la cartera, las inversiones suelen realizarse con la esperanza de conseguir diversificación. Sin embargo, en muchas instancias pueden acabar teniendo el efecto de hacer muy poco, si acaso consigue algún efecto, para reducir el riesgo total de la cartera. En su lugar, simplemente incrementan los costes de transacción y erosionan la convicción de los gestores en sus carteras.
La estrategia Investec Global Multi-Asset Income tiene por objetivo proporcionar un rendimiento defensivo a partir de un nivel atractivo de ingresos, así como un crecimiento de capital en el medio plazo. El mejor modo de alcanzar estos objetivos de forma consistente es, en la opinión de Investec AM, a través de una adecuada implementación de un enfoque defensivo en la cartera. A este enfoque defensivo John Stopford y Jason Borbora-Sheen lo denominan “defensificación”.

En renta variable, por ejemplo, la percepción de que el elevado rendimiento por dividendo de una empresa es una guía sobre la probabilidad de sus rendimientos es errónea. Simplemente, el hecho de que una empresa está pagando una proporción elevada de sus beneficios a los accionistas no significa que este sea sostenible. ¿Y si la empresa se encuentra en apuros o los inversores fuerzan la caída del precio de la acción en anticipación a un recorte en los dividendos? De forma similar, los altos rendimientos de la deuda con calificación menor a grado de inversión o la deuda de los mercados emergentes simplemente debe ser una advertencia ante el riesgo de impago.

Perseguir rendimientos sin tener en cuenta los riesgos que éstos acarrean puede llevar a unas dolorosas caídas de capital que superen con creces el nivel de ingresos ofrecidos. Por lo general, un activo ofrece una alta tasa de rendimiento por el elevado riesgo proporcional que presenta. Un enfoque bottom-up busca comprender la sostenibilidad, así como el nivel de flujos de ingresos en la inversión, además de su potencial para la apreciación del capital. Por ejemplo, si se toma como referencia la deuda con calificación por debajo del grado de inversión, aquellas que se encuentran en lo más bajo del espectro de calificación crediticia, donde la rentabilidad media en los últimos 10 años ha sido cercana al doble de la de sus pares con mayor calificación crediticia, durante la crisis de 2008 y 2009, sufrió una caída cercana a 20 puntos porcentuales más que las emisiones con calificación BBB y BB de menor riesgo. De forma similar, las acciones con mayor rentabilidad por dividendo tuvieron un comportamiento menor que el grueso del mercado de acciones durante la crisis financiera. Un enfoque top-down puede que alcance una buena rentabilidad, pero puede que lo alcance a expensas de la resiliencia de la cartera y el capital invertido.    

Un enfoque más defensivo mira más allá de la simple diversificación y de la rentabilidad ofrecida por los activos. Requiere una comprensión genuina de la resiliencia de los flujos de caja que soportan los dividendos y los cupones pagados por los títulos a nivel individual. Esto implica examinar medidas como la rentabilidad, la estabilidad de la generación de los flujos de caja, el apalancamiento de la deuda y cuanta flexibilidad hay para enfrentarse a un entorno económico cambiante.   

Estos títulos o valores que Investec AM identifica como fuentes de unos ingresos atractivos y sostenibles con el potencial de ofrecer apreciación del capital son utilizados para construir una cartera holística con una mezcla de diferentes exposiciones capaces de alcanzar los objetivos de inversión de la cartera. La composición de la estrategia Investec Global Multi-Asset Income es activamente gestionada, sin una referencia hacia ningún índice de mercado, para reflejar los cambios en el entorno económico, de riesgo y la continuada deseabilidad de cada una de las posiciones de la cartera.
Al tomar estas decisiones, en Investec AM tienen por objetivo reducir el impacto de las caídas en la cartera y mejorar la probabilidad de los inversores de conseguir sus metas en el largo plazo.  

Una nueva alternativa: ¿cómo pueden utilizar los inversores la estrategia Investec Global Multi-Asset Income?

La reducida volatilidad de la estrategia y el enfoque en el resultado significa que la asignación de los activos se puede situar en espacios alternativos:

  • La estrategia representa una alternativa a la cartera tradicional de bonos: la estrategia reemplaza la inversión en bonos de gobiernos desarrollados y posiciones estratégicas en fondos de bonos, así como activos monetarios como una fuente de ingresos.
  • La estrategia está orientada a la consecución de rentas: el objetivo de la estrategia es proporcionar una fuente sostenible y atractiva de ingresos, con un riesgo a la baja limitado, que la hace ideal dentro de una cartera de inversión para la jubilación.  
menu
menu