Última actualización: 03:50 / Martes, 16 Julio 2019
Entrevista con Cheyne Capital

Pierre di Maria: “Nuestra estrategia de arbitraje en renta variable es neutral al mercado para encontrar las mejores oportunidades”

Imagen
Pierre di Maria: “Nuestra estrategia de arbitraje en renta variable es neutral al mercado para encontrar las mejores oportunidades”
  • La estrategia busca generar retornos mediante los spreads que generan los eventos del mercado (Merger Arbitrage) y las ineficiencias concretas (Mixed Arbitrage)
  • “Somos activos en toda la cadena de valor del arbitraje, no hay ningún tipo de indexación: simplemente buscamos la mejor relación riesgo/beneficio”
  • La oportunidad surge cuando se anuncia una transacción, por eso el mayor riesgo es que un acuerdo de fusión o adquisición no salga adelante
  • “Es un producto hedge fund institucionalizado, al que puede acceder cualquiera con la garantía de que preservará el capital”

Pierre di Maria es gestor de la estrategia event driven en Cheyne Capital y, desde 2018, tiene un acuerdo con Union Bancaire Priveé (UBP) para comercializar su estrategia en formato UCITS a través del fondo de arbitraje en renta variable U Access (IRL) Cheyne Arbitrage UCITS, lanzado hace un año.

La alternativa busca obtener retornos de entre el 4% y el 6% a través de los spreads que generan los eventos del mercado (Merger Arbitrage – M&A) y las ineficiencias concretas en distintos instrumentos de inversión (Mixed Arbitrage).

De esta forma, mantienen una postura neutral al mercado “para tratar de encontrar las mejores oportunidades” y “generar retornos similares a los de la renta fija”, asegura en una entrevista con Funds Society en Madrid. La clave reside en esa mezcla de M&A con Mixed Arbitrage: “Somos activos en toda la cadena de valor del arbitraje, no hay ningún tipo de indexación en lo que hacemos, simplemente buscamos la mejor relación riesgo/beneficio”.

Actualmente, la pata de Mixed Arbitrage está expuesta en 26 operaciones y la de M&A, a 14, algo por debajo de su media histórica, lo que refleja la postura más cautelosa que ha asumido actualmente la cartera. El riesgo-retorno del M&A es similar al de la renta fija y Di Maria destaca su inexistente correlación con la renta variable y los bonos.

“Cuando se anuncia una transacción es cuando surge una oportunidad”, señala el gestor. Por eso el mayor riesgo que afrontan es que un acuerdo de fusión o adquisición no salga adelante. “Si inviertes en un spread y luego la operación colapsa, terminas perdiendo”, aclara.

En ese sentido, destaca que, desde que 2014 cuando se incorporó a Cheyne Capital -que en 2018 pasó a formar parte de la estrategia alternativa UCITS de UBP-, de las 243 transacciones en las que ha participado, solo cuatro no han salido adelante. “Esto significa que solo un 2% de las operaciones en las que nos hemos visto involucrados no se cerraron, por eso es importante seguir un proceso exhaustivo”, afirma.

Di Maria apunta también a dos factores geopolíticos que están condicionando las transacciones: el Brexit y la guerra comercial Estados Unidos-China. “Cuando se aclaren estas dos problemáticas, vamos a ver muchos más puntos de entrada. De hecho, ya están mejorando los negocios”, asegura

Por sectores, el gestor insiste en que, al invertir en M&A, “las oportunidades vienen a ti antes que buscarlas”, aunque señala que actualmente las dos áreas en las que son más activos son la salud y la tecnología. “Creemos que va a continuar siendo así porque invertimos en áreas que están muy relacionadas con los avances sociales actuales”.

Por eso están muy presentes el Internet de las Cosas, el 5G o la inteligencia artificial. “La disrupción llevará a la reestructuración y la reestructuración llevará a la consolidación”, apunta.

Al analizar la industria en la que trabaja desde hace 20 años, Di Maria asegura que no tiene absolutamente nada que ver con lo que era a finales de los 90. “La industria de los hedge funds se ha institucionalizado del todo a raíz de la crisis financiera de 2007 y se ha concentrado: ahora son más grandes y hay menos”. El resultado es que los productos actuales generan mejores oportunidades de inversión.

Dentro del sector, los alternativos UCITS han experimentado un crecimiento en los últimos años mayor al registrado por los hedge funds tradicionales hace 20 años y actualmente representan 400.000 millones de dólares en activos bajo gestión. “Es un producto hedge fund institucionalizado, adaptado a las nuevas circunstancias, al que puede acceder cualquiera con la garantía de que preservará el capital”, afirma.

menu
menu