Última actualización: 03:19 / Viernes, 21 Mayo 2021
Entrevista con el CEO

Nicolas Chaput (ODDO BHF AM): “El coronavirus ha convertido la digitalización en un reto aún más urgente para el sector de la gestión de activos”

Imagen
  • “Tuvimos que reinventar la experiencia del cliente y encontrar otras formas de satisfacer sus necesidades”
  • “Nos centramos en nuestros mercados principales, Francia, Alemania, Suiza y España, con fondos temáticos sobre inteligencia artificial y la transición ecológica, las soluciones multiactivos Polaris y los activos privados”
  • En su opinión, los inversores profesionales y los asesores financieros “buscan más que nunca soluciones de inversión descorrelacionadas de los ciclos comerciales tradicionales”

Tras un año de pandemia, la actividad empresarial en el sector de la gestión de activos ha vuelto a repuntar. La nueva normalidad no se ha llevado de la mesa los grandes retos que la industria tenía por delante: el estrechamiento de los márgenes, el aumento de la competencia y los cambios normativos. Sobre cómo afrontar estos y otros retos nos ha hablado Nicolas Chaput, CEO de ODDO BHF AM, en esta entrevista.

Pregunta. ¿Cuáles son las líneas estratégicas con las que ODDO BHF AM afronta el actual entorno de la industria de la gestión de activos?

Respuesta. Para ODDO BHF Asset Management, es crucial posicionarse de manera que podamos contribuir a dar forma a las tendencias decisivas para todo el sector. El mercado de fondos se caracteriza actualmente por cuatro grandes acontecimientos: los inversores prefieren las estrategias globales frente a las regionales; las inversiones temáticas tienen una gran demanda; vemos una tendencia muy sólida hacia el ESG- que ya se ha convertido en la corriente principal para los inversores institucionales-; y, por último, una tendencia a la "democratización" del capital privado. Las comisiones están bajo presión tanto desde el mercado minorista como desde la perspectiva institucional. A esto reaccionamos con innovación y enfoque. Hemos lanzado fondos temáticos globales que utilizan algoritmos de inteligencia artificial y fondos de private equity centrados en empresas secundarias de tamaño medio y/o en la transición ecológica. Todo esto nos ha ayudado en un entorno de mercado difícil, en el que hemos logrado entradas netas en algunas de nuestras capacidades básicas como las inversiones multiactivas y temáticas. Algunos cambios normativos, como el SFDR, son muy positivos para nuestro sector, ya que permiten una mayor transparencia. En OBAM lo hacemos de forma seria para evitar cualquier lavado de cara. Más del 60% de nuestros fondos están clasificados como artículo 8 o artículo 9.

P. Además de estos aspectos, ¿a qué otros retos cree que se enfrenta el sector de la gestión de activos?

R. El coronavirus ha convertido la digitalización en un reto aún más urgente para el sector de la gestión de activos. Tuvimos que reinventar la experiencia del cliente y encontrar otras formas de satisfacer sus necesidades. Las lecciones aprendidas durante la crisis serán relevantes para nuestro negocio durante mucho tiempo.

P. En el contexto de estos retos, ¿qué oportunidades ve ODDO BHF AM en términos de negocio?

R. Para nosotros, los retos siempre significan oportunidades. El ESG y la sostenibilidad han dejado de ser un elemento secundario para convertirse en el centro de todo lo que ofrecemos. Pero la crisis sanitaria también ha amplificado otras tendencias que seguirán dando forma al mundo después del COVID-19. Durante la pandemia todo el mundo se ha visto afectado por megatendencias como la digitalización y las innovaciones sanitarias, tendencias a las que los inversores tienen acceso a través de nuestros fondos temáticos, pero también en nuestra oferta de multiactivos. Con los activos privados y las soluciones alternativas, ofrecemos formas de invertir independientemente de los ciclos económicos. Y las empresas de pequeña y mediana capitalización, tradicionalmente una de nuestras principales capacidades, seguirán siendo relevantes, ya que en esta clase de activos el análisis bottom up sigue siendo capaz de aportar valor, según nosotros.

P. ¿Cuáles son sus planes de crecimiento y sus mercados prioritarios en este contexto?

R. Establecemos una clara prioridad en el crecimiento orgánico. Nos centramos en nuestros mercados principales, Francia, Alemania, Suiza y España, con fondos temáticos sobre inteligencia artificial y la transición ecológica, las soluciones multiactivos Polaris y los activos privados. En los mercados en los que ya estamos presentes, también nos imaginamos crecer a través de adquisiciones si éstas complementan nuestra experiencia actual.

P. En este sentido, hemos visto que una de las áreas que habéis reforzado recientemente es la de la renta variable temática global con la llegada de Clément Maclou. ¿Cuáles son las estrategias que están impulsando con más fuerza en esta área en estos momentos? ¿Y por qué?

R. Tras la crisis del COVID-19, seguirán existiendo muchas megatendencias con altas tasas de crecimiento. La preocupación mundial por la seguridad de las cadenas de suministro y la polarización social ha llevado a los Estados y a la UE a movilizar programas de inversión masiva para configurar el futuro de forma sostenible. Por ello, con los fondos temáticos sobre inteligencia artificial, futuro de la alimentación y transición ecológica, ofrecemos la oportunidad de invertir en tendencias de crecimiento a largo plazo, respaldadas por fuerzas geopolíticas y sociales. Dentro del equipo de renta variable temática global, Clement Maclou se encarga específicamente de la solución de inversión Future of food, que tiene como objetivo desempeñar un papel en la actual revolución alimentaria para contribuir a la transformación fundamental de la forma en que producimos, distribuimos y consumimos los alimentos. Al invertir en este tipo de solución, el objetivo es ofrecer a los clientes una forma de contribuir al gran reto de convertir la industria alimentaria en una más sostenible.

P. ¿Ha detectado un cambio en la demanda de fondos por parte de los inversores profesionales y los asesores financieros tras este año de pandemia?

R. Buscan más que nunca soluciones de inversión descorrelacionadas de los ciclos comerciales tradicionales. Están muy abiertos a las innovaciones de productos y, sobre todo, las inversiones deben tener un sentido para ellos. Debemos mostrarles el impacto que tenemos. Además, el soporte digital será necesario para llegar a los inversores con regularidad, aunque el cara a cara vuelva a aparecer después de la pandemia.

P. También he visto que han reforzado su equipo de ESG. ¿Cómo enfocan la integración de ESG en su modelo de negocio y sus soluciones de inversión?

R. ODDO BHF AM ofrece una amplia gama de fondos que cumplen con los criterios ESG en todas las clases de activos y estrategias, incluyendo estrategias de renta variable fundamentales, temáticas y cuantitativas, pero también de renta fija y multiactivos. El 52% de nuestros fondos de inversión integran criterios ESG en su proceso de inversión utilizando nuestro propio modelo de investigación ESG y aportaciones de MSCI. Nuestra filosofía ESG pretende excluir las áreas y actividades empresariales controvertidas. También hemos implementado una política de salida del carbón a nivel de ODDO BHF AM. Pero las exclusiones son sólo una cara de la moneda. Nuestra ambición es fomentar una trayectoria de cambio positivo entre las empresas y emisores en los que invertimos.

P. ¿Hacia dónde cree que se dirige la industria en términos de ESG?

R. La comunidad financiera ha soportado una serie de impactos derivados de la pandemia del COVID-19, y la consiguiente caída inicial del mercado y la venta de los mercados en respuesta a esta crisis sanitaria mundial sin precedentes. Mientras tanto, la inversión ESG va viento en popa. Los flujos de entrada récord a lo largo de 2020 y la reutilización de fondos contribuyeron al aumento de los activos sostenibles en todo el mundo. Para beneficiarse de este impulso, animamos a los clientes a mirar más allá de las opciones de inversión obvias relacionadas con el riesgo climático y a identificar oportunidades alineadas con la transición ecológica. La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de renovar y refrescar el punto de vista de la inversión en ESG y la capacidad de modificar los protocolos de compromiso para abordar temas sociales en torno a la salud y la seguridad de los empleados, la compensación y los paquetes de apoyo a la mano de obra suspendida, la compensación de los ejecutivos y una evaluación más profunda de la cadena de suministro.

P. Otro aspecto al que se enfrenta el sector son los cambios normativos, especialmente los relacionados con la inversión sostenible. En este sentido, ¿qué cambios ha supuesto para sus fondos la adaptación a la normativa europea SFDR?

R. Desde el lanzamiento del Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la UE en 2019, los inversores y los gestores tienen en mente los impulsores de la regulación, en todas las clases de activos. En particular, los gestores de activos, como ODDO BHF Asset Management, se centran en la inminente aplicación del Reglamento de Divulgación Financiera Sostenible de la UE, que entró en vigor el 10 de marzo de 2021. Sin embargo, todavía hay mucha confusión y debate en torno a sus requisitos y aplicación entre el sector de la gestión de inversiones. Considerada por algunos como demasiado compleja, irreal, larga o costosa, también se ve como un paso adelante para garantizar la transición hacia unas finanzas más sostenibles a nivel de la UE. Con más obligaciones de transparencia para los participantes en los mercados financieros, el SFDR pretende poner algo de orden en el mundo sostenible. Nuestros documentos de marketing e información ya contienen detalles en profundidad sobre los riesgos y oportunidades ESG. Ahora también hemos añadido las clasificaciones del SFDR, que se están convirtiendo -junto con las etiquetas ESG- en factores importantes para la toma de decisiones de los inversores.

P. Todos estos cambios normativos están impulsando la inversión sostenible, la integración de criterios ASG y la inversión de impacto, especialmente en relación con el medio ambiente. ¿Se están dejando atrás los criterios sociales y de buen gobierno?

R. El COVID-19 y algunos movimientos sociales han puesto en primer plano los intereses de las políticas, los emisores, los inversores y los mercados de capitales en las cuestiones ESG, especialmente en cuestiones sociales como la gestión del capital humano, la salud, la seguridad y el bienestar, y la diversidad y la inclusión. En ODDO BHF AM estamos bien situados para responder a la creciente demanda sobre los temas sociales y a los nuevos marcos, como la Taxonomía Social de la UE. Nuestra metodología ESG propia para el universo europeo de entidades se centra en los temas "S" y "G", y en nuestra investigación ESG, el diálogo activo con los propietarios y el liderazgo de pensamiento destacamos la importancia de temas sociales como la gestión del capital humano. Empezamos a hacerlo mucho antes de que la comunidad de inversores en general se interesara por ello.

menu