Última actualización: 09:57 / Jueves, 18 de Julio de 2019
Con La Financière Responsable

Mapfre completa su oferta ESG con un fondo que invierte en empresas que promueven la inclusión de personas con discapacidad

Mapfre lanza un fondo que invierte en empresas que promueven la inclusión de personas con discapacidad
Antonio Huertas, presidente de Mapfre. Foto cedida
  • MAPFRE Inclusión Responsable combina la rentabilidad con el impacto social, se desarrolla junto con LFR y se comercializará en toda Europa. Se trata del primer fondo del mundo en su género
  • El fondo se está comercializando ya en Francia, y después del verano estará disponible para el resto de los inversores europeos
  • El fondo se ha lanzado junto a La Financière Responsable, de la que Mapfre posee un 25%
  • "Tenemos varios grupos de interés pero el más importante es la propia sociedad sobre la que actuamos: si no nos comprometemos a mejorar la calidad de vida no progresaremos”
  • “No vamos a invertir en eléctricas que obtengan su producción con más de un 30% de energías fósiles como el carbón y tampoco vamos a asegurar a mineras”
Por Alicia Miguel Serrano , Santander

Mapfre y La Financière Responsable acaban de lanzar al mercado un fondo de inversión cuyo objetivo es invertir en empresas que promueven la inclusión de personas con discapacidad. Es el primer fondo que se lanza en el mundo con estas características. El anuncio del nuevo fondo lo ha realizado el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, durante el Encuentro Financiero que organiza la APIE y la UIMP en Santander. 

El MAPFRE Inclusión Responsable combinará la búsqueda de rentabilidad financiera con el impacto social. Invertirá exclusivamente en empresas comprometidas con el mundo de la discapacidad a través de una metodología innovadora, desarrollada por Mapfre y La Financiére Responsable. “Una empresa comprometida con la discapacidad, ha explicado Huertas, “cuenta con un nivel de rentabilidad y una estabilidad institucional superior a la de sus competidores. Este objetivo no solo es positivo para la sociedad en su conjunto, sino que ayuda a poner el foco empresarial en el largo plazo”.

La finalidad del fondo es demostrar empíricamente que la inclusión de las personas con discapacidad en las empresas es rentable: de hecho la simulación histórica que ha realizado el equipo gestor del fondo pone de manifiesto que en los últimos cinco años la cartera de empresas seleccionadas por su promoción de la inclusión sería cuatro veces más rentable que el mercado en conjunto.

La promoción de la inclusión es una política que la propia Mapfre persigue activamente. Actualmente la empresa cuenta con 902 empleados con discapacidad trabajando en el Grupo, lo que representa el 2,5% del total de la plantilla mundial. Para el 2021 la compañía se ha fijado el compromiso público de que al menos el 3% de la plantilla a nivel mundial sean personas con discapacidad.

El fondo se está comercializando ya en Francia, y después del verano estará disponible para el resto de los inversores europeos. El lanzamiento se produce de la mano de La Financière Responsable, entidad de laque Mapfre posee un 25%.

Una oferta sostenible muy activa

El Inclusión Responsable viene a sumarse a otros fondos de inversión que apuestan por la inversión ASG (con criterios ambientales, sociales y de gobernanza), lanzados también de la mano de la gestora francesa, como el MAPFRE Capital Responsable (invierte en firmas europeas seleccionadas con criterios de este tipo), su homólogo en forma de EPSV vasca MAPFRE Crecimiento Responsable o el MAPFRE Good Governance (invierte en empresas con buen gobierno corporativo, que son más rentables a largo plazo). Los fondos se gestionan con una metodología propia con 150 indicadores relacionados con el medio ambiente, la huella social... Y sin el olvidar el recientemente lanzado MAPFRE Behavioral, que incorpora la psicología al análisis de las inversiones y la toma de decisiones.

Todo ello se enmarca en el compromiso de Mapfre con un modelo de creación de valor sostenible. En esta línea, recientemente la empresa se ha adherido a Spainsif, la plataforma que promueve la inversión responsable en España, y es firmante también de los Principios de Inversión Responsable (PRI), con el objetivo de alinear su política de inversión con el compromiso de Mapfre por una actuación social responsable.

Compromiso con la sostenibilidad

“Las empresas que cumplan los retos sostenibles sobrevivirán las que no, no. El compromiso social ha de estar dentro de la organización, no se nace, se hace. Tenemos varios grupos de interés pero el más importante es la propia sociedad sobre la que actuamos: si no nos comprometemos a mejorar la calidad de vida no progresaremos”, añadió Huertas en el marco de la conferencia. El presidente destacó el gran desarrollo de su labor de voluntariado; la labor de la fundación desde 1975, o su compromiso ambiental: Mapfre se ha comprometido a que en 2020 sus entidades en España y Portugal tengan un impacto neutro en carbono, algo extensible a sus firmas en todo el mundo para 2030. Además, indicó que están ultimando detalles de su plan de sostenibilidad. “No vamos a invertir en eléctricas que obtengan su producción con más de un 30% de energías fósiles como el carbón y tampoco vamos a asegurar a mineras”, añadió. Sobre economía circular, abogó por abandonar el concepto de obsolescencia programada, conseguir la certificación de cero residuos en su sede corporativa de Majadahonda y eliminar al año un millón y medio de botellas de plástico de agua de un solo uso, sustituyéndolas por botellas de cristal.

También habló del talento e inclusión, empezando por la de género: en su plan estratégico anterior estaba contemplado que al menos el 40% de los puestos de responsabilidad mundial los ejercieran mujeres, algo que se cumplió, y en el actual, el compromiso es que al menos el 45% de todas las nuevas promociones sean ocupadas por mujeres para acercarse a ratios de igualdad plenos.

“También estamos trabajando en el concepto finanzas para todos con la CNMV para llevar a las personas un mejor conocimiento del seguro”, y habló de las oportunidades que ofrece la economía del envejecimiento. “No podemos mirar la actividad económica como un mero desarrollo de crecer y ganar más, no tiene sentido si no hay una relevancia social. Las empresas que no piensen en su huella social van a dejar de ser referente”, añadió Huertas.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario