Última actualización: 09:43 / Viernes, 22 de Marzo de 2019
Entrevista con Mathias Blandin

La Financière de l’Echiquier abre oficina en España: "Superar los 1.000 millones me parece un buen objetivo y sobre todo, alcanzable"

La Financière de l’Echiquier: "Superar 1.000 millones de patrimonio aquí en España me parece un buen objetivo y sobre todo, alcanzable"
Mathias Blandin, responsable de desarrollo de negocio de La Financière de l’Echiquier en Iberia. Foto cedida
  • "Contar con oficina en Madrid nos ayudará a impulsar el negocio y a robustecer la relación y la confianza con nuestros clientes así como con los demás actores de la industria"
  • "No creeemos que MiFID II pueda cambiar a medio plazo la bancarización del sistema español"
  • "Hay potencial de crecimiento para los fondos; vemos una evolución del mercado con gente que pasa de ser ahorrador a inversor como sucedió en Francia tiempo atrás"
  • "Cuando se aproxima un fin de ciclo, es habitual que aumenten los impagos de empresas. Por tanto, no hay ninguna duda de que ha comenzado el periodo de abstinencia"
Por Alicia Miguel Serrano , Madrid

Tras ocho años en el mercado español, La Financière de l’Echiquier ha abierto oficina, con Mathias Blandin al frente, que cuenta con Borja Aguiar para impulsar el negocio y, posiblemente, en los próximos meses incorporará a una tercera persona. En esta entrevista con Funds Society, Blandin, responsable de desarrollo de negocio de La Financière de l’Echiquier en Iberia, explica que ese paso impulsará la actividad en este mercado y que los 1.000 milones de euros suponen una meta "alcanzable" a corto plazo. De hecho, para los próximos tres años el objetivo se sitúa entre 1.000 y 2.000 millones, con el apoyo de su socio distribuidor, Altair Finance.

¿Cuál ha sido el motivo de la apertura de la oficina en Madrid? ¿Una oficina en el mercado local es importante para estar más cerca de los clientes?

La Financière de l’Echiquier está presente en el mercado español desde hace 8 años, con la distribución de sus fondos. Personalmente me encargo del desarrollo de negocio aquí desde casi cuatro años, y en este tiempo hemos visto que es un mercado en continuo crecimiento, así que la apertura de nuestra oficina en Madrid es un paso lógico y alineado con nuestro interés de consolidar la presencia en España.

Esta apuesta de mercado forma parte de la estrategia de desarrollo de La Financière de l’Echiquier al nivel internacional. Actualmente, además de los mercados belgas y luxemburgués que cubrimos desde París y Portugal, que cubriré también, tenemos oficinas en Suiza, Alemania e Italia.

¿Ayudará al impulso del negocio en el mercado español?

Estamos convencidos de que así será. Contar con oficina en Madrid nos ayudará a impulsar el negocio y a robustecer la relación y la confianza con nuestros clientes así como con los demás actores de la industria.

Por otro lado, dentro de nuestra filosofía es primordial mantener una estrecha relación forjada con las empresas en las que invertimos. Esto también se traduce en valor y mayor conocimiento para nuestros clientes.

¿Cuáles son vuestros objetivos de negocio de cara a los próximos años, qué metas os fijáis en términos de AUM o crecimiento?

Queremos tener un crecimiento sostenible a lo largo de los próximos años. Superar 1.000 millones de patrimonio aquí en España me parece un buen objetivo y sobre todo, alcanzable. La Financière de l’Echiquier tiene que ser identificado como un actor de referencia al nivel de la gestión de renta variable tanto europea como mundial.

¿Qué metas y objetivos te pones al frente de esta nueva etapa en España, tras seis años en París?

Es un desafío en mi carrera profesional, estoy orgulloso de poder participar en este proyecto, que ha sido posible tras los buenos resultados alcanzados a lo largo de los últimos años con mi compañero Borja Aguiar.

La confianza y el apoyo de los directivos de La Financière de l’Echiquier es realmente importante para mí y el encargarme estar al frente de nuestra sucursal en España ya me ha permitido aprender mucho. La Financière de l’Echiquier representa una de las primeras sociedades gestoras independientes de Francia, con un volumen de activos gestionados que asciende a más de 10.000 millones de euros y un equipo de más de 130 empleados; me siento uno de los elegidos para este gran proyecto, como un profesional emprendedor al frente de su empresa y el éxito que alcance para La Financière de l’Echiquier será mi propio triunfo.

¿Cuáles son los principales retos y obstáculos en el mercado español? ¿Ayuda MiFID II a la industria?

En La Financière de l’Echiquier no creeemos que MiFID II pueda cambiar a medio plazo la bancarización del sistema español. Quizá a largo plazo sea posible la desintermediación bancaria en la distribución del ahorro o la inversión cuando los bancos se centren más en el negocio puramente bancario como sucede en EE.UU. pero en Europa llevará mucho tiempo conseguir esa diferenciación.

¿Cómo ves la salud del mercado español de fondos?

El mercado de fondos en España me parece que está en una buena fase, en los niveles históricamente más elevados a nivel de patrimonio gestionado. Desde mi punto de vista, hay potencial de crecimiento para los fondos; vemos una evolución del mercado con gente que pasa de ser ahorrador a inversor como sucedió en Francia tiempo atrás. Tenemos que pensar a largo plazo, y a nivel individual preparar el futuro económico y la jubilación.

En los últimos meses, el crecimiento se ha desacelerado e incluso hemos visto las primeras caídas, sobre todo debido a los mercados… ¿cuáles son tus perspectivas para 2019, de qué dependerá la buena evolución de los fondos?

El horizonte se nubla para los inversores, quienes a finales de noviembre habían retirado ya más de 65.000 millones de dólares de los fondos de renta fija especializados en bonos de alto rendimiento (high yield) y 25.000 millones de los fondos invertidos en los bonos corporativos con mejores calificaciones (investment grade). Por tanto, es probable que los índices de crédito terminen el año en números rojos, con pérdidas que no se registraban desde 2008.

El dinamismo de la economía al otro lado del Atlántico y la fuerte subida de los salarios abogan por un endurecimiento de los tipos. La consecuente subida de los tipos a corto plazo de la Reserva Federal estadounidense, del 0% al 2%, y del tipo a diez años, del 1,4% a más del 3%, explican en buena parte el difícil momento que viven los activos denominados en dólares.

En la zona euro, aunque el nivel de los tipos sin riesgo apenas ha variado en 2018, la subida de las primas de riesgo ha provocado un aumento de los costes de financiación de las empresas. La desaceleración económica, los temores relacionados con el Brexit y la disputa por los presupuestos italianos chocan con el anuncio del fin del programa de compras del Banco Central Europeo (BCE). Un programa que era hasta ahora un pilar importante para el mercado, pues el BCE compraba bonos corporativos por más de 1.000 millones de euros a la semana, con una participación muy activa sobre todo en el mercado primario. Sus arcas contienen ahora bonos corporativos por un valor de casi 180.000 millones de euros.

Cuando se aproxima un fin de ciclo, es habitual que aumenten los impagos de empresas. Por tanto, no hay ninguna duda de que ha comenzado el periodo de abstinencia. Aunque volver a la normalidad es difícil para los actores que acabaron olvidando la volatilidad y las incoherencias puntuales de los mercados, hemos de ser optimistas con respecto a esta vuelta a la normalidad necesaria, que vuelve a conceder al conocimiento de las empresas un valor que nunca debería haber permanecido oculto.

En España, ¿qué tipo de productos crees que se están demandando y cómo respondéis desde vuestra gestora?

En el universo de la inversión hay productos diseñados para todo tipo de perfiles. Es bien cierto que el español es muy conservador a la hora de invertir; pero uno de los grandes desafíos para nuestra industria es que el inversor vea los fondos de inversión como un producto atractivo y amplíe el horizonte de inversión (que sea cada vez más abierto a asumir riesgos).

En el caso de La Financière de l’Echiquier, nuestra experiencia principal es el stock-picking, es parte de nuestro ADN desde la fundación de la gestora en 1991. Creemos que podemos ofrecer buenos productos de renta variable al mercado. Productos de nicho como los fondos para pequeñas y medianas empresas o fondos temáticos (por ejemplo, en inteligencia artificial) aportarán valor a la oferta actual. Somos gestores activos con fuertes convicciones y un profundo conocimiento de las compañías en las que invertimos, por lo que nuestros fondos pueden ser una opción diferencial en España. Tenemos 28 fondos de inversión de los cuales 11están registrados  en España, son muy conocidos, y preferidos por los inversores por sus buenos resultados, algunos como el Echiquier Entrepreneurs, el Echiquier Agenor Mid Cap Europe, el Echiquier World Equity Growth Euro y el Echiquier Convexité Europe.

¿Por quién estará formado el equipo en España? ¿Hay idea de ampliarlo en el futuro?

En la actualidad por Borja Aguiar y por mí. Trabajamos juntos desde más de tres años, y la industria nos conoce representando a La Financière de l’Echiquier. En los próximos meses es posible que se incorpore una tercera persona.

 

Mathias Blandin es diplomado en Magisterio de Banca y Finanzas y con un Master en Técnicas Financieras y Bancarias por la Universidad de París 2 Assas. Se incorporó en 2012 a La Financière de l’Echiquier después de trabajar en otras empresas como Calyon – Credit Agricole y EDF.

 

 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario