Última actualización: 10:38 / Jueves, 25 Marzo 2021
Gestionada por DBi

iM Global Partner lleva a Europa la Estrategia DBi Stable Return a través de la gama OYSTER

Imagen
  • DBi ha sido seleccionada como único subasesor para gestionar el Fondo OYSTER Stable Return SICAV Fund
  • El enfoque de réplica líquida revoluciona el modelo tradicional de comisiones de los fondos de inversión libre (hedge funds)
  • El fondo recurre al enfoque contrastado de DBi al combinar dos estrategias de réplica complementarias de la firma

iM Global Partner ha anunciado que pone a disposición de los inversores europeos una estrategia de rentabilidad absoluta desarrollada por Dynamic Beta investments (DBi) a través de la gama OYSTER. Según indica, esta es una decisión que toma tras el “exitoso lanzamiento” de dos innovadores ETFs de fondos de inversión libre en el mercado estadounidense.

Desde iM Global Partner explican que DBi ha sido seleccionada como único subasesor para gestionar el Fondo OYSTER Stable Return SICAV Fund. La estrategia, conforme a la directiva UCITS, se posiciona como una estrategia para cualquier entorno de mercado, centrada en ofrecer las rentabilidades de los fondos de inversión libre a inversores institucionales y particulares con unas comisiones competitivas, liquidez diaria y transparencia.

El fondo se beneficiará de la trayectoria de Dbi, que lleva más de diez años replicando con éxito carteras diversificadas de los principales hedge funds, usando únicamente instrumentos líquidos negociados en bolsa. “Como resultado, el fondo será más líquido, transparente y tendrá unos costes más interesantes que un fondo de inversión libre tradicional”, señala la gestora. El proceso de réplica propio de DBi busca batir a los fondos de inversión libre  de calidad, al tiempo que mitiga tres riesgos de inversión clave: la estructura del mercado (iliquidez, sobredemanda de operaciones específicas, contraparte), la concentración (un solo fondo, sector, zona geográfica) y los sesgos humanos (sesgo de selección y “falacia del jugador”). 

“Esta estrategia atestigua nuestra capacidad de ofrecer enfoques innovadores y gestores sobresalientes con trayectorias profesionales impecables. En este caso, DBi es quizás la única firma de inversiones alternativas líquidas que ha superado sistemáticamente a los fondos de inversión libre a lo largo del tiempo al ser pionera en el concepto de desintermediación de comisiones y generación de alfa”, señala Philippe Uzan, director de inversiones del área de Gestión de activos en iM Global Partner.

Por su parte, Andrew Beer, directivo de DBi, añade: “Durante más de una década, Mathias y yo nos hemos centrado específicamente en cómo batir a los principales fondos de inversión libre con menos riesgo de caídas, unas comisiones equitativas y liquidez diaria. Creemos que los inversores en fondos de inversión libre merecen más alfa y tenemos la suerte de contar con socios que comparten nuestra visión”.

Claves del fondo

El fondo está co-gestionado por ambos fundadores de DBi. Con 25 y 13 años de experiencia en gestión de activos, respectivamente, llevan trabajando juntos desde 2008. Además, la estrategia recurre al enfoque contrastado de DBi al combinar dos estrategias de réplica complementarias de la firma: Equity Hedge Low Volatility y Managed Futures con posiciones activas exclusivamente en contratos de futuros de elevada liquidez. No hay activos ilíquidos, acciones únicas, posiciones en bonos ni derivados extrabursátiles. Además, DBi emplea una capa de mitigación de riesgos para permitir al Fondo marcarse un objetivo de volatilidad a largo plazo del 5 %.

DBi ha gestionado las estrategias principales desde 2012 y 2015, respectivamente, y el producto combinado sucede al lanzamiento de varios ETF de estrategia específica de iMGP en EE.UU. en 2019. La estrategia Equity Hedge Low Volatility de Dbi se sirve del talento y los recursos de algunos de los fondos de inversión libre long/short de renta variable más sofisticados del mundo para ofrecer rentabilidades similares a las de las acciones con un riesgo inferior a largo plazo. Y, por su parte, la estrategia Managed Futures de DBi es un elemento diversificador sin apenas correlación con la renta variable que trata de preservar el capital durante periodos de tensión en los mercados.

“A diferencia de numerosos productos de réplica, DBi busca replicar las rentabilidades antes de comisiones y, por tanto, trasladar más alfa a los inversores”, matizan desde la gestora. A noviembre de 2020, la estrategia compuesta Equity Hedge de DBi ha superado al índice HFRX Equity Hedge en un 5% anual desde su lanzamiento, mientras que la de Managed Futures ha batido al índice SG CTA en una tasa anual del 4,7% desde su lanzamiento, ambas con un nivel de volatilidad similar. Las dos estrategias han arrojado una notable protección frente a caídas en momentos de creciente incertidumbre en los mercados bursátiles. 

DBi es socio afiliado de iM Global Partner desde 2018. Constituida en 2012 por Andrew Beer y Mathias Mamou-Mani, Dynamic Beta Investments es una empresa innovadora con sede en Nueva York (NY, EE. UU.) en el segmento de las inversiones alternativas líquidas, con una de las trayectorias más dilatadas en el plano de la réplica de fondos de inversión libre.

menu