Última actualización: 05:57 / Lunes, 20 Junio 2022
Economías resilientes

El Ministerio de Finanzas de Luxemburgo se asocia con Schroders y BlueOrchard para impulsar la acción climática

Imagen
  • La iniciativa se centrará específicamente en el medio ambiente: mitigación y adaptación al clima y protección del agua y la biodiversidad
  • Esta colaboración está basada en la canalización de inversiones tanto del sector público como del privado a través de un innovador vehículo de financiación con sede en Luxemburgo que contribuirá a cerrar la brecha de financiación climática
  • Se sigue dependiendo de los fondos públicos para las inversiones relacionadas con la sostenibilidad, en particular en los mercados emergentes

Schroders, BlueOrchard Finance Ltd (parte del Grupo Schroders) y el Ministerio de Finanzas de Luxemburgo han lanzando una estrategia de impacto con el objetivo de contribuir a la transición hacia economías resilientes y neutras en carbono, y lograr un crecimiento sostenible en los mercados emergentes.

Según explican, la iniciativa se centrará específicamente en el medio ambiente: mitigación y adaptación al clima y protección del agua y la biodiversidad. Además, esta colaboración está basada en la canalización de inversiones tanto del sector público como del privado a través de un innovador vehículo de financiación con sede en Luxemburgo que contribuirá a cerrar la brecha de financiación climática.

Schroders y su especialista en inversiones de impacto BlueOrchard fueron seleccionados en un proceso en el que se convocó un concurso internacional. Por su parte, Schroders proporcionará los servicios de gestión de carteras y riesgos como GFIA 1 , mientras que BlueOrchard ha sido designado como gestor de inversiones para esta estrategia de impacto climático. La estrategia pretende invertir en soluciones que aborden los objetivos medioambientales del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, entre otros.

"Es crucial para nuestro futuro común que resolvamos los problemas del cambio climático y la protección del medioambiente tanto a nivel nacional como internacional. Como centro financiero internacional líder y centro de fondos de inversión, Luxemburgo se encuentra en una posición única para movilizar capital para abordar estas cuestiones urgentes. Con esta nueva asociación, reforzamos nuestro compromiso a largo plazo con la financiación combinada y ayudamos a sembrar una nueva estrategia que apoye las inversiones sostenibles y contribuya a la resiliencia de las economías en los mercados emergentes", ha declarado la ministra luxemburguesa de Finanzas, Yuriko Backes.

"Este mandato histórico nos ayudará a acelerar aún más la acción climática y medioambiental en los mercados en los que podemos tener un mayor impacto. Estamos orgullosos de que el Gobierno de Luxemburgo haya reconocido nuestra experiencia en estrategias innovadoras de financiación combinada. Estamos deseando avanzar en la mitigación y adaptación al cambio climático con nuestros socios, cuyos objetivos están firmemente alineados con los nuestros";, ha añadido Philipp Mueller, consejero delegado de BlueOrchard.

"Schroders en Luxemburgo se enorgullece de haber sido seleccionada como sociedad gestora por el Ministerio de Finanzas. Schroders cuenta con una importante y exitosa presencia en Luxemburgo desde hace más de 30 años, a través de la cual ofrecemos una amplia gama de productos de gestión de activos y servicios relacionados. Estamos deseando trabajar con BlueOrchard y asociarnos con el gobierno luxemburgués para llevar esta estrategia innovadora al mercado", dijo Finbarr Browne, CEO de Schroder Investment Management (Europe).

Existe una necesidad urgente de hacer frente al cambio climático y a la degradación del medio ambiente; sin embargo, se sigue dependiendo de los fondos públicos para las inversiones relacionadas con la sostenibilidad, en particular en los mercados emergentes. Partiendo de objetivos comunes, el Ministerio de Finanzas de Luxemburgo, Schroders y BlueOrchard combinarán sus fuerzas para abordar este déficit de financiación con una estrategia de inversión innovadora.

menu