Última actualización: 06:58 / Viernes, 15 Enero 2021
Acuerdo estratégico

BlackRock integrará las capacidades de Clarity Al con Aladdin® tras convertirse en accionista minoritario de la firma tecnológica

Imagen
  • BlackRock entra como accionista minoritario en Clarity AI para mejorar su propuesta de valor en sostenibilidad
  • BlackRock integrará las capacidades de Clarity Al con Aladdin®, la plataforma tecnológica desarrollada por la gestora para inversores profesionales
  • Clarity AI utilizará el machine learning para ayudar a los clientes de Aladdin a analizar un universo más amplio de empresas

BlackRock ha firmado un acuerdo estratégico con Clarity AI por el cual entra como accionista minoritario en Clarity AI, una empresa tecnológica global que permite a los inversores gestionar el impacto social y medioambiental de sus carteras de inversión mediante una completa plataforma tecnológica en la nube.

Según explica la gestora, fruto de este acuerdo, BlackRock integrará las capacidades de Clarity Al con Aladdin®, la plataforma tecnológica desarrollada por la gestora para inversores profesionales. 

Clarity Al, empresa tecnológica global fundada por la española Rebeca Minguela, utiliza big data y machine learning en sus utillajes de análisis sobre el impacto social y medioambiental de las inversiones, incluyendo información de 200.000 fondos de inversión, 30.000 empresas de cerca de 200 países. Según destaca la gestora, Clarity AI también admite informes regulatorios y de clientes para ayudar a los inversores a cumplir con las nuevas obligaciones de comunicación sobre la sostenibilidad. 

“La inversión de BlackRock en Clarity Al y la integración de nuestra tecnología y datos sobre ESG, sostenibilidad e impacto en su plataforma Aladdin será un hecho transformador que permitirá que los análisis de Clarity Al lleguen a los inversores más importantes del mundo. Esta alianza estratégica con BlackRock es una prueba más de la creciente demanda de nuestro enfoque innovador para ayudar a los inversores a evaluar el impacto de las empresas en nuestra sociedad y el medio ambiente", ha destacado Rebeca Minguela, fundadora y CEO de Clarity Al.

Por su parte Mary-Catherine Lader, responsable de Aladdin Sustainability en BlackRock, señala que los inversores están impulsando la sostenibilidad como uno de los ejes críticos en la gestión de los riesgos presentes y futuros, por lo que la mejora en dichos datos resulta clave para alcanzar este objetivo. “Dado que la sostenibilidad es un criterio clave de BlackRock a la hora de invertir, estamos comprometidos con la mejora de los estándares en los datos ESG y en la tecnología. Estamos invirtiendo en nuevos análisis y softwares en Aladdin, a la par que integrando las capacidades de aliados estratégicos como Clarity Al para que los clientes puedan entender el impacto y los riesgos medioambientales y sociales que tienen sus inversiones. Clarity AI utiliza el Machine Learning para ayudar a los clientes de Aladdin a analizar un universo más amplio de empresas, abordar sus obligaciones en materia de divulgación y construir carteras más sostenibles”, ha señala Lader. 

La gestora sostiene que, en 2020, la demanda de la inversión sostenible se aceleró de forma significativa. Los inversores globales en fondos de inversión y ETFs invirtieron 326.000 millones de dólares en la industria de activos sostenibles en los doce meses anteriores a noviembre de 2020, lo que supone un 97% más que el mismo periodo del año anterior.

Además, una reciente encuesta sobre inversión sostenible elaborada por BlackRock en 2020 calcula que las asignaciones a estrategias ESG se duplicarán de la actualidad a 2025. Según esta encuesta, un 53% de los participantes citó la “baja calidad y disponibilidad de los datos y análisis ESG” como su principal obstáculo para adoptar criterios de inversión sostenibles. Con un número cada vez mayor de inversores que buscan formas para evaluar el impacto social y medioambiental de sus inversiones, la necesidad de mejorar los datos ESG y los análisis de las inversiones individuales y de las carteras continuará creciendo.

Clarity AI se basa en el conjunto de datos de sostenibilidad existente en la plataforma Aladdin con análisis y modelos de sostenibilidad, generados a partir de datos sobre empresas. Estos conocimientos complementan las comunicaciones corporativas tradicionales de ESG. Este acuerdo supone el último paso en este ámbito de Aladdin, la plataforma tecnológica de BlackRock, que continúa realizando inversiones en el ámbito de la sostenibilidad, después de que el año pasado incorporase 1.200 nuevas métricas sostenibles y firmara acuerdos de colaboración con otros proveedores de datos para ayudar a los inversores a entender las oportunidades que brinda el ESG y los riesgos asociados al cambio climático. Según matiza la gestora, los términos del acuerdo aún no se han hecho públicos

Por su parte, BlackRock ha presentado recientemente Aladdin Climate, que ayuda a los inversores a entender y a actuar sobre los riesgos climáticos. Se trata de la primera aplicación de software que ofrece a los inversores indicadores de los riesgos materiales del cambio climático, así como de los riesgos de la transición hacia una economía baja en emisiones. 

BlackRock se une a otros inversores de Clarity AI como Deutsche Börse, Kibo Ventures, Mundi Ventures, Seaya Ventures y Founders Fund.

menu
menu