Última actualización: 05:21 / Jueves, 22 Julio 2021
Con liquidez diaria

Amundi lanza un fondo monetario con criterios sostenibles

Imagen
  • El fondo Amundi Euro Liquidity Short Term SRI invierte en instrumentos del mercado monetario y títulos de deuda de alta calidad
  • Según explica la gestora, esta estrategia “busca ofrecer liquidez y seguridad a los inversores mediante una elevada calidad crediticia, una estrategia de diversificación y flexibilidad”
  • Para asegurar los activos invertidos en el fondo, los gestores de la cartera aplicarán la diversificación entre emisores, instrumentos, países y vencimientos

Amundi ha anunciado el lanzamiento de Amundi Euro Liquidity Short Term SRI, un fondo monetario a corto plazo con valor liquidativo variable acumulativo (V NAV). El fondo cuenta con el sello francés ISR y la calificación AAAmmf de Fitch Ratings. 

Según explican desde la gestora, el Amundi Euro Liquidity Short Term SRI es un fondo monetario a corto plazo que “busca ofrecer liquidez y seguridad a los inversores mediante una elevada calidad crediticia, una estrategia de diversificación y flexibilidad”. La estrategia se plantea como una “solución única para la liquidez con un enfoque de inversión ESG”. 

En este sentido, el fondo invierte en instrumentos del mercado monetario y títulos de deuda de alta calidad, como pagarés y certificados de depósito o bonos a corto plazo de países de la OCDE, con un vencimiento máximo de 397 días y una exposición muy baja al riesgo de tipos de interés. El objetivo es batir a su índice de referencia (€STR – Euro short-term rate index capitalizado), integrando al mismo tiempo criterios ESG en la selección y el análisis de los valores del fondo

El proceso de inversión está diseñado para garantizar la liquidez diaria, tratando de ofrecer una rentabilidad acorde con los tipos vigentes en el mercado monetario. Además, para asegurar los activos invertidos en el fondo, los gestores de la cartera aplicarán la diversificación entre emisores, instrumentos, países y vencimientos. 

En opinión de la gestora, muchos inversores corporativos e institucionales, que buscan una mayor seguridad para la gestión de su liquidez diaria, prefieren utilizar fondos del mercado monetario a corto plazo con calificación crediticia AAA que invierten en emisores de mayor calificación y que pueden ofrecer una alternativa cualitativa a los depósitos de efectivo tradicionales. 

Por último, Amundi destaca que el fondo cuenta con la calificación AAAmmf de Fitch Ratings, lo que refleja la alta calidad crediticia y la baja volatilidad del vehículo de inversión. “Ser calificado por una agencia de calificación crediticia sólo es posible dentro de la rigurosa reglamentación europeo sobre fondos del mercado monetario. Este hecho permitirá a los gestores de la cartera aprovechar un universo de inversión entre un 20% y un 25% mayor que el de un fondo calificado por dos o más agencias de calificación crediticia, y mejorar la diversificación y el rendimiento”, afirman desde la gestora. 

Dada su valoración a precio de mercado (marked to market), el fondo no está sujeto a comisiones ni a ventanas de liquidez, y no cobra ninguna comisión de rentabilidad. Además,  está domiciliado en Francia (formato FCP) y gestionado por Benoit Palliez, gestor de cartera de mercados monetarios, y Patrick Siméon, director de mercados monetarios, ambos con un amplia experiencia en el mercado monetario. La estrategia está disponible y, actualmente, registrado en Francia, Finlandia, Luxemburgo, Alemania, Países Bajos, España, Suecia, Reino Unido, Italia, Suiza, Irlanda, Austria y Dinamarca. 

Enfoque ESG

El fondo integra criterios ESG en el análisis y en la selección de valores, además de los criterios financieros (liquidez, vencimiento, rentabilidad y calidad). El equipo de gestión de cartera aplica un análisis extra-financiero interno para identificar a los emisores que han declarado un objetivo de reducción de carbono. Este análisis extra-financiero da como resultado una calificación ESG para cada emisor en el Fondo en una escala de A (mejor calificación) a G (peor calificación). Al menos el 90% de los valores de la cartera tienen calificación ESG. 

“En un entorno incierto y volátil, creemos que los fondos del mercado monetario son especialmente relevantes para los inversores que buscan soluciones menos arriesgadas y más líquidas en comparación con otras clases de activos. Proponemos una oferta única que busca proporcionar a los inversores internacionales importantes beneficios a través de una sólida oferta alternativa europea”, ha destacado Cécile Mouton, directora de soluciones de liquidez de Amundi.

menu