Última actualización: 05:48 / Jueves, 23 Abril 2020
Datos de Morningstar

Activos refugio y estrategias que se benefician de la alta volatilidad y las caídas: así son los fondos más rentables del primer trimestre

Imagen
  • Según los datos de Morningstar, el fondo de metales preciosos Quadriga Investors Igneo ha sido el de mayor revalorización de enero a marzo
  • La renta fija también ha funcionado, con fondos de deuda pública con larga duración, crédito long short en emergentes o estrategias globales flexibles
  • Entre las estrategias más frecuentes en el top 20 de la tabla, elaborada a partir de datos de Morningstar, despuntan los fondos que invierten en volatilidad
  • Los vehículos de multiestrategias, global macro, renta variable long-short o divisas también funcionaron, así como un fondo de bolsa china de Matthews Asia

En el primer trimestre del año, los principales índices de renta variable del mundo sufrieron caídas superiores al 20%, arrastrados por los efectos de la crisis sanitaria y económica del coronavirus. Pero, entre el maremoto de números rojos que dominan la escena internacional, hay fondos de inversión que no solo han conseguido esquivar las pérdidas, sino proporcionar a sus partícipes sustanciosas ganancias. Entre ellas, estrategias que han servido de refugio (como la renta fija estadounidense con larga duración), que han sacado partido de las caídas del mercado o que se han beneficiado de los altos niveles de volatilidad, lo que explica que en la lista de fondos más rentables aparezcan numerosas estrategias alternativas.

Entre los productos comercializados en España, algunas estrategias de volatilidad, metales preciosos, global macro, multiestrategia o renta variable long-short, principalmente de entidades internacionales pero también nacionales, se han postulado como las de mayor éxito del primer trimestre del año, con retornos incluso de dos dígitos, dejando clara la capacidad de las estrategias alternativas de proporcionar retornos positivos cuando los mercados caen sin tregua. Algunas estrategias de renta fija, sobre todo deuda pública con duración larga, también han ofrecido retornos muy positivos.

Materias primas

Según los datos de Morningstar, el fondo de metales preciosos Quadriga Investors Igneo ha sido el de mayor revalorización de enero a marzo, con un 49% de rentabilidad. Se trata de un fondo de valor absoluto con liquidez diaria, lanzado en verano de 2018, que invierte en activos anticrisis y “anti-burbuja” como oro, metales preciosos, bonos del Tesoro americano, o seguros financieros, con el objetivo de proteger el capital y generar retornos con correlación baja o negativa durante mercados adversos y hostiles, cuando los inversores más los necesitan. El fondo es gestionado por Diego Parrilla, socio y director general de la Quadriga AM, y por Alfonso Torres y está basado en la tesis de inversión de las “anti-burbujas” que Parrilla ha publicado en su libro “The Anti-Bubbles: Opportunities Heading Into Lehman Squared and Gold's Perfect Storm”.

Otra estrategia relacionada con las materias primas que ha ido muy bien, con posiciones apalancadas e inversas, ha sido Lumyna MLCX Commodity Alpha UCITS USD, de Lumyna-Merrill Lynch, con una subida superior al 15% en el trimestre. Se trata de un fondo sistemático con una estrategia portable alpha que trata de capturar el premium estructural de carry existente en las curvas forward de materias primas. Esta estrategia en la práctica se implementa a través del índice Merrill Lynch AF5 Total Return Commodity Index (MLXCAF5T), índice que resulta de la combinación del posicionamiento largo/corto de los índices MLCXA01E (largo) y el BCOM (corto) buscando las ineficiencias en los diferentes tramos de la curva y jugando las ventanas de los roll over de los futuros. “El fondo en lo que va de año se ha beneficiado de la intensificación del contango de las curvas de materias primas y de la caída de los precios. En particular Lumyna MLXC Commodity Alpha Fund ha materializado en la rentabilidad de la cartera una demanda baja y un aumento en la oferta de productos clave, que ha generado un build out  agresivo de los inventarios de cara a los próximos meses. Todas estas dinámicas han favorecido la aparición de supercontango en las curvas de algunos productos básicos como el petróleo, lo que implica también una rentabilidad implícita muy elevada para los meses próximos”, explican desde la gestora.

Triunfadores en renta fija

La renta fija, en algunos casos, también ha funcionado, como en el fondo BNP Paribas LDI Solution Duration Matching, que invierte sobre todo en deuda pública con duración larga, swaps de tipos de interés, instrumentos de mercado monetario y futuros de renta fija -y que busca replicar de forma pasiva una cartera de bonos cero con una duración de 2,5 años-, con un retorno superior al 35%. El fondo, un producto de asset liability management con una duración muy amplia y que a efectos de tipos se ha comportado muy bien en los últimos meses, ya no está registrado en España.

El fondo Nordea 1-Long Duration US es otro de los ganadores en este segmento, con rentabilidades que superan el 20% gracias a su exposición a deuda pública estadounidense de larga duración, que sirvió de refugio en la crisis. Se trata de un vehículo que invierte en bonos del Tesoro estadounidense de larga duración y fue lanzado para ofrecer una buena fuente de diversificación con respecto a los activos de riesgo. “Esto se vio claramente en el primer trimestre. La pronunciada caída en los tipos de interés durante el periodo impulsó los precios de los bonos del Tesoro al alza, en gran parte debido a la huida hacia la calidad debida al COVID-19 y el impacto potencial en el crecimiento global. En la medida en que los tipos de interés bajaban, el fondo se benefició fuertemente de su posición en duración de 18 años”, explica Joe Cantwell, Portfolio Manager del fondo y co responsable del equipo de Renta Fija de la gestora nórdica.

En deuda pública en dólares, los fondos Pictet-USD Government Bonds, Eurizon Bond USD o HSBC US Government Bond Index ganaron más de un 10% en el periodo, según los datos de Morningstar (siempre citando la clase del fondo más rentable). También en la tabla figuran estrategias como la de Man GLG Global Emerging Markets Debt, de crédito long-short en emergentes, o Allianz Strategic Bond de renta fija flexible.

Volatilidad ganadora

Entre las estrategias más frecuentes en el top 20 de la tabla, elaborada a partir de datos de Morningstar, despuntan los fondos que invierten en volatilidad, como el LGT Alpha Generix Long Volatility, Amundi Funds Volatilily World o Seeyond Equity Volatility Strategies, de Seeyond, la filial de Natixis IM. Todos ellos lograron retornos por encima del 27%.

En el caso del fondo de Amundi, invierte en la volatilidad de la renta variable, que está negativamente correlacionada con los mercados de renta variable subyacentes: "En el entorno de baja volatilidad anterior a la crisis del coronavirus, el fondo tenía una exposición larga y significativa a la volatilidad, en línea con su proceso de inversión. Debido a la crisis, las medidas de confinamiento global y las incertidumbres resultantes, los mercados bursátiles sufrieron y la volatilidad se disparó. El fondo capturó esta subida debido a su exposición larga a la volatilidad y, por lo tanto, fue muy reactivo y diversificador frente a los activos de riesgo. En la actualidad, hemos reducido en gran medida nuestra sensibilidad a la volatilidad, recogiendo beneficios. Con la volatilidad en un régimen medio, esperamos que la volatilidad fluctúe significativamente. Por lo tanto, la gestión activa de la exposición a la volatilidad debría tomar el relevo como principal fuente de rentabilidad, generando retornos absolutos descorrelacionados en el futuro previsible", explican desde la gestora en declaraciones a Funds Society.

Y es que los movimientos de volatilidad del primer trimestre (especialmente en febrero y sobre todo en marzo) han favorecido a este tipo de vehículos, como ha sido también el caso del Seeyond Equity Volatility Strategies, un fondo con un enfoque contrarian en volatilidad, es decir, compra mucha volatilidad cuando ésta es baja y la vende en los picos, lo que ha hecho en los últimos meses, beneficiándose del entorno.  “El éxito es inherente a la estrategia: activamente, toma exposición de la volatilidad y se beneficia en entornos tanto de alta volatilidad como de volatilidad creciente”, explica Christiaan Kraan, director general de Seeyond, perteneciente a Natixis IM. El fondo lo ha hecho muy bien recientemente pues la crisis empezó repentinamente, desde niveles muy bajos de volatilidad. El fondo tenía una alta beta a la volatilidad, en torno a 2 frente a 1 año de volatilidad, lo que significa que cuando la volatilidad implícita a un año se mueve al alza un punto, la estrategia ofrece un 2% de rentabilidad. Como la volatilidad alcanzó niveles muy altos, por encijma de 30, la estrategia gradualmente tomó beneficios en su volatilidad larga para alcanzar una beta con respecto a la volatilidad de alrededor de cero a finales de marzo. Eso significa que cuando los mercados de renta variable empezaron a rebotar y la volatilidad bajó, el fondo no sufrió y, entonces los gestores usaron niveles de volatilidad implícita más bajos para empezar a comprar de nuevo, como manda el espíritu de su estrategia. La beta del fondo está ahora en torno al 0,8, a fecha de 17 de abril, lo que significa que si el mercado cae de nuevo, el fondo se verá beneficiado.

Estrategias alternativas

El universo alternativo es el más presente, de hecho, en la tabla de fondos comercializados en España más rentables en el primer trimestre del año. Los vehículos de multiestrategias como LGT Dynamic Protection UCITS o atl Capital Quant 25 FI también subieron cerca de un 25% en el primer trimestre del año. Este último es un fondo que emplea metodologías de gestión cuantitativas, basadas en el reconocimiento de patrones donde se asignan probabilidades a los patrones detectados en el pasado y se extrapolan hacia el futuro. Juan Antonio Sanz, gestor del fondo de atl Capital, explica que los modelos matemáticos en los que basó la estrategia adelantaban un ciclo bajista y las inversiones están dirigidas a esta situación: “Mantenemos posiciones cortas en la bolsa americana y largas en oro, plata y platino, mercados en los que creo que serán alcistas", comenta a Funds Society.

También despunta CS (Lux) Multialternative, con rentabilidades de más de un 15%. Un poco más abajo en la tabla, figura el fondo de la española Esfera Capital, Esfera Seasonal Quant Multistrategy -comercializado en MyInvestor-, con retornos cercanos al 12% en el primer trimestre del año. "El fondo realiza una operativa diferente y totalmente descorrelacionada de cualquier otro fondo de inversión en España. Invertimos en materias primas (operativa cubierta) basándonos en las estacionalidades de éstas (complementado con un análisis estadístico histórico y un análisis fundamental)", explica su gestor, Víctor Hernández. "En el trimestre nos han funcionado muy bien estrategias en el cacao, oro, paladio, gasóleo de calefacción y carnes (lean hogs, fedder cattle y live cattle). Una de las principales claves de la buena rentabilidad obtenida en este primer trimestre ha sido la gran diversificación que realizamos en mercados y tipos de estrategias, junto con un estricto control de riesgo. Buscamos sumar poco a poco en muchas estrategias asumiendo un riesgo pequeño", añade.

Por su parte, las estrategias global macro, como Odey Odyssey, o Lemanik SICAV Global Strategy, también lograron retornos de doble dígito.

La inversión en renta variable también funcionó, pero de forma inversa, apalancada o long-short, con fondos como el Bankinter Eurostoxx Inverso, FP Argonaut Absolute Return, InRIS Parus I Euro Unhedged o Lyxor/Sandler US Equity entre los destacados. El fondo de Lyxor se ha beneficiado de su proceso de gestión disciplinado, en el que mantuvo una baja exposicón bruta y una pequeña exposición neta corta, así como de sus fuertes capacidades de selección en corto en varias industrias como la financiera, la de consume discrecional u ocio. El fondo mantiene una mentalidad defensiva, explican en la gestora: “Sandler ha tenido éxito históricamente a la hora de encontrar posiciones cortas que son el epicentro de la debilidad del mercado. En 2008 fueron los bancos, en 2011 los bancos de la UE, en 2016 la energía. Ahora en 2020, explican desde la firma, es el ocio y el lodging, los curceros y los casinos, las aseguradoras y las firmas de PE, entre otras. El fondo mantiene su posición cauta pues los gestores temen que lo peor podría estar aún por llegar.

Renta variable china

Y, en renta variable tradicional, despuntó Matthews Asia-China, un fondo de renta variable china con rentabilidades superiores a los dos dígitos en medio de una pandemia que empezó en el país asiático. "En el fondo nos centramos en encontrar pequeñas compañías innovadoras y eficientes en capital que se mantienen relativamente aisladas de las incertidumbres macroeconómicas. Seguimos buscando entidades con flujos de beneficios de calidad y sostenibles, fuertes flujos de caja y buenos balances que puedan hacer frente a unas condiciones económicas inciertas", explica el gestor Tiffany Hsiao, CFA.

En divisas, Manulife Macro Currency Ip Acc USDH fue el ganador y en el ámbito de los futuros sitemáticos, Schroder GAIA BlueTrend fue el fondo que más destacó con retornos superiores al 14%.

En el top 25 también figura la estrategia de asignación global flexible 1 Kessler Global FI.

morning

menu
menu