Última actualización: 03:49 / Martes, 31 Agosto 2021
Informe de BlackRock

¿Tienen relevancia los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la hora de invertir?

Imagen
  • El análisis explora los vínculos de los ODS de la ONU con los factores ESG que son financieramente importantes para las inversiones
  • La investigación también aborda los retos y las oportunidades para los inversores que buscan integrar los ODS en las decisiones de inversión, incluyendo la medición, la relevancia y la priorización
  • Los ODS podrían ser una señal tanto de la futura presión normativa como de las oportunidades de mercado, a medida que el mundo se moviliza para alcanzarlos

BlackRock Sustainable Investing ha publicado un nuevo estudio en el que se concluye que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) pueden contribuir a una evaluación de la materialidad financiera a la hora de elaborar estrategias de inversión. El documento, titulado "Sustainable Investing: Integración de los ODS en las inversiones", describe cómo los ODS pueden ayudar a los inversores a crear estrategias que busquen invertir en la transición hacia un mundo más sostenible y equitativo.

"En BlackRock creemos que nuestros clientes pueden lograr un rendimiento a largo plazo a través de una gestión de carteras integrada en la sostenibilidad.  Como guía de los objetivos sociales y medioambientales a nivel mundial, los ODS pueden poner de relieve ante los inversores las interdependencias entre el rendimiento financiero y el sostenible. Proporcionamos a nuestros equipos de inversión herramientas para integrar los ODS en sus soluciones, y también abogamos por la presentación de informes y la divulgación de los riesgos y oportunidades de sostenibilidad relevantes para las empresas. Todo ello para ayudar a nuestros clientes, los verdaderos dueños de estas empresas, a alcanzar sus objetivos financieros a largo plazo," ha afirmado Philipp Hildebrand, vicepresidente de BlackRock.

De acuerdo con el informe, como marco de objetivos sociales y medioambientales globales, los ODS demuestran las interdependencias entre el rendimiento financiero y el sostenible. Los ODS también podrían ser una señal tanto de la futura presión normativa como de las oportunidades de mercado, a medida que el mundo se moviliza para alcanzarlos.

"Los ODS proporcionan un conjunto de objetivos comunes para que todos los países los cumplan en una alianza global. Aunque los países y los gobiernos son los responsables últimos del progreso, el sector privado tiene la clave para desplegar la capacidad del mundo de cumplir los objetivos", apunta el documento en sus conclusiones. 

En este sentido,  los inversores y los propietarios de activos son cada vez más conscientes de los ODS de la ONU como marco para la inversión sostenible y buscan comprender su relevancia para las decisiones de inversión. Esto significa que la gestión de los resultados sociales y medioambientales, tanto positivos como negativos, puede ser más importante para el éxito de las empresas en el futuro, a medida que los países avanzan hacia la consecución de los objetivos.

Si bien la medición de la alineación de las inversiones con los ODS sigue siendo una tarea compleja y en evolución, la investigación de BlackRock pone de manifiesto un importante solapamiento entre los ODS y los indicadores de las empresas que son importantes para el rendimiento financiero a largo plazo. Nuestro mapeo de los 980 indicadores de sostenibilidad financieramente importantes identificados por el Consejo de Normas de Contabilidad de la Sostenibilidad (SASB) con los 242 indicadores de país de los ODS revela una coincidencia de hasta el 70%. El nivel de coincidencia fue especialmente alto en las categorías de Medio Ambiente, Modelo de Negocio e Innovación y Capital Humano, que son directamente relevantes para los objetivos de cambio climático, producción y consumo responsables, construcción sostenible y gestión de residuos.

Este informe destaca que la integración de los ODS es relevante para que los inversores a largo plazo no solo alineen sus estrategias con los objetivos sostenibles, sino que también incorporen los riesgos y las oportunidades asociadas en su estrategia más amplia de integración de los factores ESG. Los fuertes vínculos entre las cuestiones materiales de ESG y los ODS ayudan a los inversores a comprender la relevancia de los objetivos para las decisiones de inversión y ofrecen soluciones para alinear las inversiones con el esfuerzo colectivo global para acabar con la pobreza, proteger el planeta y mejorar la vida de todos. 

El análisis de BlackRock busca explorar la materialidad financiera de los ODS de la ONU con una lente diferenciada por sectores, que se recoge adecuadamente en el marco de la SASB. Aunque la SASB ofrece el marco más relevante para este análisis, BlackRock también reconoce las importantes contribuciones de otros marcos globales que se centran tanto en la materialidad financiera como en la de los grupos de interés más amplios e incluyen la GRI - Global Reporting Initiative, y la iniciativa NFRD/CSRD en la UE.

"Creemos que los ODS tienen el potencial de aportar valor no sólo a través de las inversiones de impacto, sino también a través de estrategias más amplias centradas en ESG. La integración de los riesgos y externalidades ESG materiales en las carteras puede proporcionar una aceleración crítica de los ODS y puede abrir la oportunidad de magnificar la contribución general de los actores privados, más allá de las estrategias de inversión de impacto. A medida que los ODS vayan ganando terreno, las empresas tendrán que mejorar cada vez más su transparencia en cuestiones relacionadas con los objetivos. La atención se centrará en los casos en que la información esté vinculada a la materialidad financiera, y prevemos que las fuerzas reguladoras probablemente introducirán algunos requisitos para que las empresas mejoren sus divulgaciones y la gestión de su impacto social y medioambiental", ha señalado Carole Crozat, responsable de Investigación Fundamental de BlackRock Sustainable Investing.

Por su parte, Hildebrand insiste: "Cada vez se reconoce más que las empresas pueden contribuir o perjudicar a los ODS no solo a través de sus productos y servicios, sino también a través de sus operaciones. BlackRock cree que las empresas que entienden su impacto global en el medio ambiente y la sociedad y alinean sus negocios con los ODS tendrán el potencial de convertirse en líderes del mercado".

menu