Última actualización: 13:32 / Jueves, 17 Junio 2021
El análisis de los expertos

Perú: las figuras económicas clave en el entorno de Pedro Castillo

Imagen
Palacio de Gobierno, Lima, Perú
  • Pedro Francke y Óscar Dancourt son los nombres más sobresalientes de las últimas semanas, a medida que el aparente futuro presidente del país da señales de moderación del discurso
  • De todos modos, la capacidad de Castillo de reclutar técnicos preparados para conformar un gobierno se ve como un foco de incerteza por parte del mercado

Después de más de una semana de conteos de votos, por fin se dio por ganador a la carta del partido izquierdista Perú Libre, Pedro Castillo. Si bien el impacto en los mercados refleja el nerviosismo que ha provocado el profesor entre los inversionistas –con propuestas de campaña que incluyen cambios al modelo económico peruano y un discurso de nacionalización de recursos estratégicos–, en el mercado ven como clave cómo Castillo conformará su gobierno.

En esa línea, las figuras económicas de su entorno han tomado un rol clave. Y dos nombres en particular sobresalen: los economistas Pedro Francke y Óscar Dancourt.

El primero ha tenido un rol clave en los días siguientes al conteo del grueso de los votos, con Castillo marcando una diferencia de menos de 100.000 votos con su contrincante, la derechista Keiko Fujimori. En esa oportunidad, Francke salió a dar señales de calma a los capitales privados –incluyendo una entrevista en el diario español El País–, señalando que no habrá expropiaciones en Perú.

Tranquilidad  para los mercados

Francke es profesor de la Universidad Católica del Perú y tiene experiencia en el gobierno, tras haber participado en las administraciones de Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Además, fue asesor del Banco Mundial y ha hecho consultorías para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros organismos internacionales.

En el mercado, lo ven como una figura que le da más calma al mercado, pese a que no es conocido como un neoliberal. "Pedro Francke es un economista más heterodoxo que liberal. Sin embargo, el equipo previo de Castillo no tenía ningún economista. Él es un técnico, lo cual es positivo”, explica el CEO y fundador de El Dorado Investments, Melvin Escudero.

En esa línea, el ejecutivo plantea que las inclinaciones de Francke podrían potencialmente traer cambios en el manejo fiscal –en materias como gasto público o incentivos a privados–, aunque de momento no se ha mencionado nada.

Otra figura que ha tomado prominencia como potencial carta económica del nuevo gobierno es el economista Óscar Dancourt, quien también es cercano a la política de izquierda moderada que acercó a Castillo con Francke, Verónika Mendoza.

Dancourt también es profesor de la Universidad Católica y ocupó una serie de cargos en el Banco Central de Reserva del Perú, incluyendo la presidencia de la instancia monetaria.

La percepción de un acercamiento con estas figuras contrasta con los temores de los inversionistas que han provocado nombres más radicales, como el político Vladimir Cerrón, que se ve como un articulador de las fuerzas más extremas de Perú Libre, según explica el analista de inversiones independiente y ex ejecutivo de AFP Integra, Fernando Ibérico.

“Lo que se ha visto en estos últimos días es que Castillo ha aparecido con Francke y Dancourt, que son más que todo un puente entre el establishment político limeño y los mercados. Ellos son dos figuras que, dentro de todo, se conocen”, indica.

Gobierno y gobernabilidad

Si bien un acompañamiento de técnicos como Francke y Dancourt se ven como positivos para la confianza de los inversionistas, de todos modos hay preocupación sobre la conformación del gobierno en general.

“Cuando eres gobierno, necesitas 500 personas que te manejen el aparato estatal. El problema es que la improvisación que tiene el equipo de Castillo es tan visible que da mucho que pensar si es que puede reclutar 500 personas técnicas para asumir, desde el 28 de julio, todo el aparato estatal”, indica Ibérico, agregando que los técnicos “de buen nivel” que puedan reclutar podrían enfrentar oposición. Esto en un contexto en que tanto Perú Libre como Perú mismo están fuertemente divididos.

Más que un posible “giro extremo de izquierda”, Ibérico advierte que la “sensación de desgobierno” podrían impactar el desempeño económico del país andino si es que impacta las expectativas empresariales.

Si bien los puestos más observados por los inversionistas en el corto plazo serán los del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central, actores locales destacan una serie de posiciones clave que Castillo tendrá que elegir antes de asumir.

Escudero, de El Dorado Investments, destaca algunos ministerios sectoriales. Las carteras de Transportes y Comunicaciones, Desarrollo Agrario y Riego y Vivienda, Construcción y Saneamiento son las que más infraestructura generan, mientras que las ramas de Producción y de Comercio Exterior y Turismo también juegan un rol importante en la economía local. “Todos esos están en la parte productiva de la economía”, comenta.

A esto se suman dos viceministerios clave que se descuelgan del MEF: Hacienda, que maneja la Tesorería y la arista tributaria, y Economía, que implementa la política macroeconómica, incluyendo materias de gasto fiscal.

Además, Castillo tendrá que elegir a alguien que encabece la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP y la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), que engloban partes relevantes del modelo económico peruano.

menu