Última actualización: 04:27 / Jueves, 23 Enero 2020
Previsiones de Imantia Capital

Los mercados en 2020 estarán marcados por el miedo a la recesión, la guerra comercial y las elecciones en EE.UU.

Imagen
  • Los principales drivers de la economía mundial serán las incertidumbres geopolíticas, la posible desaceleración acusada de China, las futuras actuaciones de los bancos centrales y la incógnita ante la posible deceleración del ciclo económico
  • En renta variable esperan subidas apoyadas en el crecimiento de beneficios de un dígito con las bolsas como única opción rentable del año, pero no exentas de volatilidad
  • Las elecciones serán el factor determinante del año para los Estados Unidos debido a que la necesidad de llegar a acuerdos comerciales que tiene Trump para su reelección moverá los mercados

En 2020 los mercados financieros tendrán una tendencia moderadamente positiva, donde la principal amenaza será el miedo a una recesión a nivel global. En este sentido, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y las elecciones americanas serán claves en su evolución. Estas son las conclusiones del informe de perspectivas de Imantia Capital para 2020.

El informe de la gestora refleja un escenario protagonizado por un crecimiento económico ligeramente desacelerado, con riesgo a la baja por la ausencia de palancas alternativas de crecimiento. Además, los principales drivers de la economía mundial serán cuatro: las incertidumbres geopolíticas, la posible desaceleración acusada de China, las futuras actuaciones de los bancos centrales y la incógnita ante la posible deceleración del ciclo económico.

Además, esperan tipos bajos y liquidez abundante a la espera de nuevos datos y una redefinición de sus objetivos y destacan la política fiscal como opción contingente que puede ser un elemento clave en el año.

¿Tiene China herramientas para luchar contra una desaceleración acusada?

“Esperamos una moderación en el crecimiento chino a lo largo de 2020”, asegura el informe que advierte de que, en caso de una desaceleración superior, China tiene reducido margen de política fiscal, desde niveles del -4,5% de saldo presupuestario.

En cuanto a la política monetaria podría tomar decisiones hacia una mayor expansión en precios y cantidades (sin dejar de lado la precaución con el crecimiento del shadow banking), subraya el informe. Asimismo, destacan la estabilidad de la divisa como una de las claves para recuperar la confianza en el país.

Año electoral en EE.UU.: ¿cómo evolucionarán las tensiones comerciales?

Según la gestora, las elecciones serán el factor determinante del año para los Estados Unidos. “Ningún presidente ha sido reelegido con la economía en recesión desde 1924”. Por ello, y frente al daño que ya han sufrido los mercados internacionales por los aranceles, la necesidad de llegar a acuerdos comerciales que tiene Trump para su reelección moverá los mercados, afirman.

¿Se estabilizará la desaceleración del ciclo económico a nivel global?

De acuerdo con los datos de Imantia Capital, la posibilidad de que los PMIs, como indicador clave del ciclo macroeconómico, se encuentren en zonas de mínimos y comiencen a repuntar en el primer trimestre de 2020 puede impulsar a los mercados de renta variable a cotas más elevadas.

Además, no esperan un deterioro significativo del consumo privado mientras no haya un traslado de la debilidad del sector manufacturero al mercado laboral y la expectativa de nuevas medidas de política fiscal expansiva “podría ser un impulso adicional a la actividad”, remarca el informe.

¿Cómo resolverán los bancos centrales su estrategia de política monetaria?

En este aspecto, la gestora apunta, como principal incógnita a las próximas decisiones de política monetaria por parte de los banqueros centrales. Así el informe fija su atención en la posible bajada de la Reserva Federal en caso de debilidad económica, así como en la línea de actuación de la nueva presidenta del BCE en su nueva fijación de objetivos.

Renta fija y renta variable

Desde Imantia Capital esperan, en renta fija, ligeras subidas en los tipos de interés, con ampliación de diferenciales de crédito ante la ausencia de medidas adicionales de los bancos centrales.

En renta variable, por su parte, esperan subidas apoyadas en el crecimiento de beneficios de un dígito. “Las bolsas volverán a convertirse en la única opción rentable del año, aunque no exentas de volatilidad”, afirman.

menu