Última actualización: 05:44 / Jueves, 8 Abril 2021
Informe de La Financiére de l'Échiquier

Las empresas con mejores perfiles ESG aumentan su resiliencia ante las caídas del mercado

Imagen
  • Aplicado a la cartera compuesta por las mejores calificaciones ESG, el ratio rentabilidad y riesgo es 2,3 veces superior al de la cartera compuesta por las peores calificaciones
  • Dentro de los factores ESG, el criterio social es el que más valor genera para las empresas y el que más afecta a sus rentabilidades
  • El informe mide específicamente los impactos positivos generados por las inversiones realizadas en las empresas en cartera, en relación con los ODS

Las empresas con los mejores perfiles medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés) ofrecen una mayor resiliencia ante los cracks bursátiles, según los datos del segundo informe de fondos de impacto de La Financiére de lÉchiquier (LFDE).

“El crack bursátil ha confirmado nuestra convicción sobre la resiliencia de las empresas con los mejores perfiles ESG”, aseguran desde la entidad. En diez años, la cartera con los mejores perfiles ESG (TOP 40) genera una rentabilidad 3,8 veces superior a la de los peores perfiles ESG (FLOP 40). En cuanto al riesgo, el ratio de riesgo y rentabilidad se mantiene estable: aplicado a la cartera compuesta por las mejores calificaciones ESG es 2,3 veces superior al de la cartera compuesta por las peores calificaciones.

grafico

Según el informe, los mejores perfiles ESG se corresponden normalmente con empresas de calidad con balances sólidos. Por ello, el elevado riesgo de liquidez que experimentaron los mercados durante el primer trimestre de 2020, llevó a los inversores a apostar por estas empresas, consideradas valores refugio. Además, desde la gestora subrayan que la acertada identificación y la gestión de los riesgos extrafinancieros, han jugado a favor de estas compañías a lo largo de la crisis sanitaria. Por último, “flujos de compras se dirigen cada vez más a los valores con mejores calificaciones ESG, no se han agotado (30.000 millones de euros, según Morningstar) y alientan sin duda sus cotizaciones bursátiles”, añade el informe.

Además, tal y como reflejaban los datos de la primera edición del informe, la toma en consideración de criterios ESG favorece en la rentabilidad a largo plazo. En 2019, tras nueve años de estudio, la cartera compuesta por los mejores perfiles había generado una rentabilidad 2,3 veces mayor que una con los peores.

“El impacto es la nueva frontera de la ISR. Nuestra contribución y nuestro compromiso a favor del impacto van a incrementarse, porque cada vez estamos más convencidos que nunca de la imperiosa necesidad de construir un ecosistema más resistente y sostenible”, afirma Sonia Fasolo, gestora de ISR y del 'Echiquier Positive Impact Europe.

Por otro lado, el informe apunta al criterio social como el que genera más valor. En diez años, la cartera compuesta por las mejores calificaciones sociales es la que mejor se comportó (333%), seguida de la cartera con las mejores calificaciones de gobierno corporativo (262%). Del mismo modo, la cartera compuesta por las peores calificaciones de gobierno corporativo genera la peor rentabilidad en diez años (126%). “Mantenerse al margen de las empresas con peor gobierno corporativo resulta beneficioso a largo plazo”, subraya el informe.

Sin embargo, de todas las carteras simuladas, la que generó más valor durante el estudio es la TOP 40 (354%), seguida de la cartera con mejores calificaciones en materia social (333%). Por ello, desde LFDE aseguran que su ponderación única, que asigna el 60% de la calificación ESG al criterio de gobierno corporativo y el 40% restante lo divide entre medioambiental y social, “genera mucho valor a largo plazo”.

Asimismo, en 2019, la TOP 40, avanzó casi un 39%, mientras que la FLOP 40, apenas lo hizo un 20%. Frente a ellas, los índices de referencia se comportaron mejor que la cartera FLOP 40, pero peor que TOP 40: el índice MSCI Europe anotó una subida del 26% y el MSCI Europe SRI del 30%.

grafico2

Elaborado en colaboración con un experto independiente, Better Way, el informe mide específicamente los impactos positivos generados por las inversiones realizadas en las empresas en cartera, en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Además, da muestras de las empresas que generan un impacto positivo y de cómo evolucionan y se valoran por separado los criterios ESG.

Lanzado en 2017, LFDE cuenta con el Echiquier Positive Impact Europe, un fondo de impacto cuya inversión contribuye a la atención médica a 1.489 pacientes (Salud y Bienestar) y la reducción de 186 toneladas de CO2 gracias a la producción de energías renovables o la mejora de la eficiencia energética (Energía asequible y no contaminante). Miembro de la Global Impact Investing Network (GIIN), LFDE participa también en numerosos grupos de trabajo e iniciativas del mercado a favor del impacto.

menu