Última actualización: 12:16 / Lunes, 11 Noviembre 2013
Última carta mensual

Iturriaga: “Hay mucha tela que cortar en bolsa española”

Imagen
Iturriaga: “Hay mucha tela que cortar en bolsa española”
  • Muchas compañías tienen una probabilidad muy alta en un entorno de suave recuperación macro de duplicar su ebitda este año, y los próximos
  • La cercanía y el conocimiento de las compañías va a continuar siendo clave
  • La economía española vuelve a crecer y los "adictos al apocalipsis" pierden argumentos, dice

La bolsa española se ha convertido en un activo de moda, ya no cabe ninguna duda, impulsada además en las últimas horas por la decisión de bajar tipos del BCE. En octubre, ha sido una de las que mejor comportamiento ha mostrado, con una subida del 7,86%, y acumula en el año un 21,31%, lo que coloca al índice al frente de las bolsas europeas. Para José Ramón Iturriaga, gestor de bolsa española de la gestora de Abante Asesores, la buena marcha de la economía y los mercados no debe ensombrecerse por algunos pesimistas o “adictos al apocalipsis”, “investidos de cierta superioridad moral que hace que sus predicciones estén más y mejor valoradas”, dice, y que, “como el otro día apuntaba Paul Krugman –profesor de Economía en Princeton y premio Nobel en 2008- en una de sus postales semanales, no se replantean sus premisas a pesar de que la realidad les pase por encima”. Para el gestor, más que un riesgo, la visión más negativa de algunos es una oportunidad para los que no se dejen arrastrar por el rebaño.

Y él no es uno de ellos. Iturriaga muestra convencido los avances macroeconómicos en España. “Ya no hay duda de que la economía española vuelve a crecer. La recuperación como siempre está viniendo de la mano de las exportaciones. Ahora bien, la competitividad esta vez no se está recuperando por el tipo de cambio, sino a través de mejoras de productividad y moderación de salarios”. Explica que la clave de cara a 2014 es qué pasa con el consumo, pero cree que el desempleo está dando muestras de estabilización a pesar del ajuste fiscal y el desapalancamiento del sector privado. Además, señala en positivo que “la prociclicidad de los agentes del mercado se está acelerando –las agencias de rating por definición el último eslabón de la cadena, ya han empezado a cambiar el tranco en su visión sobre España-, lo que alimenta el movimiento reflexivo por el que las mejoras de los mercados financieros apuntalan la recuperación macro”.

Otro punto a favor son los flujos de dinero que, “gracias al señor Gates, son portada de los periódicos. Sorprende mucho la velocidad a la que pasan las cosas: hace sólo unos meses tu puesto como gestor corría peligro porque te asociasen a cualquier inversión que oliera a periférico –o por lo menos el nivel de explicaciones exigido era mucho mayor- y, hoy por hoy, a los (euro) escépticos más recalcitrantes les huele la cabeza a pólvora si no tienen la suficiente cintura”.

“Hay mucha tela que cortar y esto no ha hecho nada más que empezar”, afirma, refiriéndose a las oportunidades en bolsa española. Iturriaga cree que, a pesar del reciente rally, el precio de la bolsa española aún es atractivo. “La valoración de la bolsa sigue siendo el mejor indicador de que esto no ha hecho más que empezar –todavía seguimos sin duda en el primer tiempo del partido-. A pesar de las fuertes subidas, muchas compañías siguen cotizando a múltiplos muy por debajo de los normales”, dice. Para él,el mejor ejemplo está siendo cómo las casas de análisis modifican sus criterios de valoración, “enterrando los que se han visto obligados a utilizar los últimos años para tratar de cubrir el expediente en el entorno tan aberrante de precios de desguace que hemos vivido, desempolvando otra vez los múltiplos sobre beneficios como mejor fórmula de aproximación al valor de las compañías”. En su opinión, muchas compañías tienen una probabilidad muy alta en un entorno de suave recuperación macro de duplicar su ebitda este año, y los próximos.

“Éste es el caso extremo al que se enfrenta el mercado –el de la valoración de las televisiones es el mejor ejemplo-. Situaciones intermedias hay muchísimas. Y la capacidad del mercado –por desconocimiento- de hacer un análisis caso por caso de un porcentaje elevado de compañías cotizadas –universo small & mid cap- sigue siendo muy bajo a estas alturas de partido”. Por eso, dice que en este nuevo entorno en el que ya nos encontramos, la cercanía y el conocimiento de las compañías va a continuar siendo clave.

menu
menu