Última actualización: 10:58 / Miércoles, 28 Abril 2021
Estudio "El rol de las finanzas en una economía sostenible”

Helena Viñes: “Sin el sector financiero no hay transición a un modelo económico diferente”

Imagen
  • La Fundación de Estudios Financieros (FEF) ha presentado el estudio “El rol de las finanzas en una economía sostenible”. Asimismo, ha anunciado el lanzamiento de un “Foro permanente de Finanzas Sostenibles”
  • La estrategia de finanzas sostenibles de la UE cobra mucha relevancia: “Es para el sector financiero lo que el acuerdo de París es para el sector energético, marca un antes y un después”, señala Viñes (CNMV)
  • Jaime Silos (Forética) identifica dos motivaciones que empujan a los inversores a considerar los criterios ESG: una motivación altruista, que tiene que ver con los valores, y una motivación egoísta, relacionada con la generación de valor

La Fundación de Estudios Financieros (FEF) ha presentado el estudio, codirigido por José Luis Blasco y Juan Carlos Delrieu, “El rol de las finanzas en una economía sostenible”. Asimismo, la FEF ha anunciado el lanzamiento en su web de un “Foro permanente de Finanzas Sostenibles”, en el que se irán incorporando actualizaciones del material trabajado y nuevas aportaciones de terceros.

José Luis Blasco ha comenzado la presentación del estudio dando una pincelada sobre las propuestas para impulsar las finanzas sostenibles en España. Para que estas sean capaces de desarrollar todo su potencial, el experto considera que se deben tener en cuenta una serie de factores, por ejemplo, que los ciudadanos tengan la capacidad de aplicar criterios de sostenibilidad en sus decisiones financieras de forma confiable, la necesidad de nuevas competencias y perfiles profesionales en el sector o que la inversión sostenible debe estar integrada en políticas públicas apoyadas por incentivos públicos.

Sin el sector financiero no hay transición

Durante una debate protagonizado por Helena Viñes, Rapporteur de la Plataforma Europea sobre finanzas sostenibles y consejera de la CNMV, José Manuel Marqués Sevillano, jefe de la división de Innovación Financiera del Banco de España, y Jaime Silos Leal, director de Desarrollo Corporativo de Forética, los participantes han insistido en el protagonismo que el sector financiero tiene en la transición a un modelo económico sostenible, así como en los retos a los que se enfrentará.

“La Comisión europea tiene claro que sin el sector financiero no hay transición a un modelo económico diferente”, ha señalado Viñes. Una transición en la que, para la experta, la estrategia de finanzas sostenibles de la Unión Europea cobra mucha relevancia. “Es para el sector financiero lo que el acuerdo de París es para el sector energético, marca un después”, admite.

Esta estrategia engloba a toda la cadena financiera y destaca en que va actor por actor observando el rol de los productos, servicios y de la entidad como tal. Además, no solo engloba la E, sino que también hay espacio para la S y la G.

Respecto a la S, que corresponde al carácter social, Viñes defiende que la transformación de un modelo que se ha quedado obsoleto tiene que ser más inclusivo desde el punto de vista social, además de ser neutro en carbono. “Las empresas pasarán de un modelo centrado en los accionistas a un modelo centrado en todas las partes interesadas y que interiorice las externalidades”, ha apuntado.

Por su parte, Jaime Silos ha destacado cómo va cambiando el liderazgo de las tres letras. Respecto a la G, señala que las compañías ya están abrazando este nuevo concepto, la gobernanza con G mayúscula. “El cuello de botella está en la formación de los consejeros, aún no tienen las competencias necesarias. Hay cuatro palancas fundamentales: articular un propósito empresarial que sea creíble que haga que la compañía alinee sus políticas con el largo plazo, la gestión de los grupos de interés, la integración de riesgos extrafinancieros en la toma de decisiones y el reporte extrafinanciero”, explica.

Asimismo, Viñes ha destacado el papel de la taxonomía, impulsada por le Unión Europea. La consejera de la CNMV considera que este referente de qué se considera sostenible qué no es “revolucionario”. “Es el primer intento real por parte de un regulador de captar el desempeño medioambiental a través de las métricas financieras”, añade.

Para Viñes, lo que supuso el cambio de ser un simple reglamento que exige transparencia a una herramienta revolucionaria es la inclusión del artículo 8. “Ya no se limita a ser un referente para los productos financieros, sino que además las empresas financieras van a tener que reportar ese porcentaje de cifra de negocio o capital de inversión que corresponde a la taxonomía. Incluir a las instituciones financieras ha sido una forma de entrar por la puerta de atrás, sobre todo a los bancos”, señala.

Cómo los inversores integran los criterios ESG en su toma de decisiones

Tal y como destaca Jaime Silos hay varias motivaciones que empujan a los inversores a considerar los criterios ESG en sus inversiones. La primera es una motivación altruista, que tiene que ver con los valores. “Debemos generar carteras que sean compatibles con los valores de los inversores”, insiste.

La segunda motivación es, según Silos, “absolutamente egoísta” y tiene que ver con la generación de valor. “Los aspectos ESG se han convertido en un factor para valorar la calidad de los activos, hay una conexión íntima entre los factores ESG y la rentabilidad”, señala. “Los beneficios empresariales de las empresas sostenibles son más robustos y menos volátiles”, añade.  Además, insiste en que una compañía más sostenible tiene menos probabilidades de experimentar un shock, e incluso cuando experimenta algún shock ESG, este tiene menos impacto en el largo plazo.

Es cierto que, si ya los mercados han descontado que el ESG es un valor, se puede llegar a pensar que ya está en precio y que no hay oportunidades. Sin embargo, Silos recuerda que está la estrategia de ESG momentum (coger una compañía que no es sostenible y transformarla) y el nivel de incertidumbre. “En estos momentos, el histórico que tenemos detrás nos demuestra que las compañías sostenibles tienen mejor desempeño financiero”, argumenta.

Los cuatro retos del sector

Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la CNMV, ha cerrado el evento recordando los retos a los que se enfrentará el sector. Concretamente ha destacado cuatro: la mejora del análisis de materialidad de la información no financiera, la creación   de estándares de reporte que sean homogéneos, que el desarrollo sea internacional y el papel de los verificadores que auditan la información no financiera.

“Nos queda mucho camino y el objetivo final es entender cómo los riesgos ESG afectan al modelo de negocio de las empresas y cómo estas contribuyen a mejorar la sostenibilidad de su entorno y, lo más importante, que permitan a sus inversores comparar los datos entre empresas de forma consistente. Es decir, tener un marco robusto que evite prácticas de greenwashing”, ha concluido.

menu