Última actualización: 04:27 / Jueves, 20 Junio 2019
El análisis de Investec AM

El reloj económico avanza

Imagen
El reloj económico avanza
  • Con 10 años de expansión económica global, cerca de marcar un nuevo récord, el mercado alcista de renta variable tiene una duración similar
  • Desde el último trimestre de 2018 hasta ahora, el mercado se ha comportado como una montaña rusa. Se ha pasado de unos precios de mercado que anticipaban una recesión global para el segundo trimestre de 2019; a un trimestre que ha batido todos los récords en casi todas las clases de activos
  • Cada vez más, Estados Unidos están enmarcando una disputa con China en términos de seguridad nacional, con los derechos de propiedad intelectual y la tecnología

El reloj económico continúa avanzando. El alivio provocado por el relajamiento fiscal y la disminución de las tensiones comerciales de China y Estados Unidos se ha desvanecido. Ahora, según indican John Stopford, responsable de la estrategia Investec Global Multi-Asset Income de Investec Asset Management, y Jason Borbora-Sheen, gestor de carteras en la misma estrategia, las presiones de la guerra comercial se están sintiendo y la curva de tipos, un indicador tradicional de recesión se ha invertido, sugiriendo que podría haber una desaceleración en los próximos dos años.   

Con 10 años de expansión económica global, cerca de marcar un nuevo récord, el mercado alcista de renta variable tiene una duración similar. El drenaje de la liquidez en dólares ha presionado algunos sectores y el riesgo político está aumentando. Las recientes elecciones parlamentarias europeas señalaron las tensiones internas dentro de la Unión Europea; el Reino Unido se encuentra en medio de una batalla de liderazgo conservador; y el periodo previo a las elecciones estadounidenses de 2020 se está acelerando.
Ahora no es el tiempo de centrarse solo en las oportunidades alcistas. Es tarde en el ciclo económico y los riesgos en estos tiempos inciertos son considerables.

Cuando el cambio es constante, ¿cuáles son los riesgos?

Desde el último trimestre de 2018 hasta ahora, el mercado se ha comportado como una montaña rusa. Se ha pasado de unos precios de mercado que anticipaban una recesión global para el segundo trimestre de 2019; a un trimestre que ha batido todos los récords en casi todas las clases de activos, ayudado por un relajamiento en la política monetaria y la perspectiva de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China; a los temores de que las dos mayores economías del mundo se estén preparando para algo mucho peor que una simple guerra comercial.

Parece que ninguno de los lados cederá hasta que obtengan lo que quieren o alguien ceda. Por parte de Estados Unidos, los mercados de renta variable parecen estar siendo el punto de dolor, por parte de China, es la economía en un sentido más amplio y el acceso a los mercados globales.

Con una dura discusión que amenaza el crecimiento económico y arrastra hacia abajo al índice Dow Jones Industrial Average, el enfoque de Washington parece estar en conflicto con los ideales del “hombre del mercado” que es el presidente Trump. Pero esto ya no se trata únicamente de una guerra comercial. Es una batalla por el dominio de una mayor parte del mercado y de los precios de las acciones. Cada vez más, Estados Unidos están enmarcando una disputa con China en términos de seguridad nacional, con los derechos de propiedad intelectual, la tecnología y el desarrollo de empresas en las primeras etapas de venture capital en China, así como los proyectos de fusiones y adquisiciones bajo escrutinio. Las preocupaciones políticas sobre este tema están ganando impulso y el número de tweets es un indicador, destacando que la narrativa puede cambiar rápidamente. Trump ha demostrado con sus tweets que no es solo un “hombre de mercado”, sino que también en un “hombre de aranceles”. 

El foco en los aranceles depende del mapa electoral estadounidense. Están dirigidos particularmente a áreas relevantes para los estados que viven de la agricultura, donde muchos votos podrían ser ganados. Con la economía en Estados Unidos en buen estado en lo que va de año, no sorprende que Trump esté buscando una política proteccionista conforme se acerca 2020.

La preocupación de los gestores de Investec AM es que esta estrategia puede ser más peligrosa de lo que mucha gente anticipa. Puede que marque el principio de una desglobalización de la economía a nivel mundial y de sus intrincadas cadenas de valor.

Los inversores deberían ser cuidadosos de no dejar que unos datos aparentemente positivos enmascaren los riesgos que están surgiendo derivados de la extensión del ciclo, cuyo impacto negativo puede tardar en reflejarse en el precio de los activos. Incluso si las disputas comerciales son resueltas, se trataría de un acuerdo a corto plazo. La desglobalización es un tema a largo plazo. 

En cualquier caso, la situación actual puede que empeore antes de ver signos de mejora. Puede que se necesite una reacción de los mercados y un impacto en el crecimiento antes de que cualquier de los dos lados recapitule. En Investec AM consideran que esta es una razón suficiente para añadir un posicionamiento de defensa más sólido en las carteras.

En Investec AM son defensivos por naturaleza y creen que ya han añadido fortificaciones a sus carteras, pero permanecen cautelosamente optimistas y, en su opinión, la incertidumbre está creando inconsistencia en los precios.

Por ejemplo, creen que ahora que la Fed ha cambiado su rumbo desde un endurecimiento de su política monetaria “pase lo que pase” a una política que se centra mucho más en los giros de los datos y las condiciones financieras, los bonos podrían revertir a ser mucho más correlacionados negativamente con la renta variable (algo que dejaron de ser durante el año pasado).

Esto hace que los bonos sean un diversificador más útil dentro de las carteras. Por lo tanto, en Investec AM creen que una mayor exposición a la renta variable podría ser contrarrestada añadiendo duración en los mercados en los que la rentabilidad es relativamente atractiva y donde los tipos de interés podrían ser recortados en el futuro (por ejemplo, los tipos de interés del Tesoro).

Las opciones siguen siendo atractivas en precio, implicando que los inversores ven poco riesgo de incurrir en escenarios negativos en el futuro, al contrario de lo que básicamente están indicando las opciones. Una cobertura barata significa que puede ser efectivo a nivel de costes utilizar opciones para participar en el alza del mercado (si hubiera alguna), mientras que se protege la cartera ante posibles caídas. En la actualidad, un inversor puede construir un caso razonable de que las acciones podrían ganar un 20% en un año o de que pueden perder entre un 35% y un 40%; las opciones son una buena alternativa para sortear esos escenarios inciertos con un coste relativamente bajo.  

De nuevo, no olvidemos que es muy tarde en el ciclo. Históricamente, los mercados de renta variable suelen tocar máximos entre 6 y 9 meses antes de una recesión.
Incluso si una recesión no es inminente, es prudente gestionar una cartera para soportar una variedad de eventos de riesgo con el potencial de que pueda influenciar sobre el siguiente año.

En Investec Asset Management pusieron su estrategia a prueba recientemente, concretamente en el mes de mayo, cuando las acciones cayeron en un -6,2%, que fue el decimoquinto año con peor desempeño en renta variable en los últimos 15 años (octubre y diciembre fueron el decimotercero y el undécimo peor mes para la renta variable respectivamente) (1). Durante estas condiciones, la defensa que ha sido añadida a las carteras ha probado ser una inversión astuta, ya que se evitó esta caída y se superó al mercado con algo de margen. De forma similar, durante el primer periodo de reducción de riesgo del último trimestre de 2018, en Investec AM redujeron la sensibilidad de la cartera a unas condiciones de mercado más duras y una reducida exposición a la euforia de principios de año. 

La incertidumbre sigue siendo elevada conforme avanza 2019. En Investec AM continúan gestionando el riesgo de forma activa dentro de la cartera enfocándose en las mejores ideas a nivel de títulos, con el objetivo de capturar las oportunidades que el mercado sigue presentando. Dado los objetivos de riesgo y rendimiento de la cartera, los gestores de la estrategia Investec Global Multi-Asset Income creen que su combinación general de exposición está bien diversificada en base a la sensibilidad con respecto al ciclo económico, por lo que todo no debería subir o bajar al mismo tiempo; la exposición a los riesgos conocidos, tales como la incertidumbre entorno a la guerra comercial entre Estados Unidos y China es limitada; y están gestionando de forma activa el comportamiento del riesgo de la cartera a las condiciones cambiantes del mercado. El reloj del ciclo del mercado sigue avanzando. En Investec AM tienen la intención de permanecer vigilando, incluso si todo lo demás continúa cambiando.  

menu
menu