Última actualización: 11:25 / Lunes, 29 Julio 2019
Análisis de NN IP

El mercado afrontará la ralentización del crecimiento en la segunda mitad de 2019 por la escalada del conflicto comercial

Imagen
El mercado afrontará la ralentización del crecimiento en la segunda mitad de 2019 por la escalada del conflicto comercial
  • Estados Unidos y China hablan y discuten al mismo tiempo mientras la amenaza de los aranceles continúa pesando sobre otras regiones
  • NN IP se mantiene neutral para la mayoría de las clases de activos, excepto para los spreads de renta fija, que sobrepondera ligeramente

  • “La asignación de activos dependerá de los avances en el frente comercial y la medida en que los actores políticos puedan compensar el impacto de las tensiones”
  • La gestora e mantiene neutral en renta variable europea, infrapondera Japón y sobrepondera Estados Unidos, al considerarlo el refugio seguro frente a la incertidumbre

A la hora de analizar las perspectivas para la segunda mitad de 2019, NN Investment Partners parte de la hipótesis de que se produzca una escalada de las tensiones comerciales. En este escenario, Estados Unidos y China hablan y discuten al mismo tiempo mientras la amenaza de los aranceles continúa pesando sobre otras regiones. El resultado es que la confianza de las empresas y el gasto en capital permanecen silenciados, pero el amortiguador de beneficios que se ha construido en los últimos años, combinado con la relajación de las políticas, debería mantener el empleo y el consumo a niveles relativamente resistentes.

“Actualmente, los mercados esperan que la Fed, otros bancos centrales y las autoridades fiscales triunfen a la hora de amortiguar las repercusiones de los riesgos comerciales”, asegura la gestora en un informe reciente. Como resultado de esto, el momentum de crecimiento global se ralentizará respecto al ritmo de 2018, pero permanecerá, a su juicio, en terreno positivo.

Los mercados

NN IP se mantiene neutral para la mayoría de las clases de activos, excepto para los spreads de renta fija, que sobrepondera ligeramente, ya que la perspectiva de una política monetaria más relajada sostiene la búsqueda de rentabilidad en este activo.

Asimismo, ha acabado con su infraponderación a renta variable -después de que la Fed y el BCE insinuaran una bajada de los tipos- y a materias primas –ya que considera que los motores de todos los segmentos que componen este sector se han vuelto más constructivos-.

“De ahora en adelante, nuestra asignación de activos dependerá de los avances que se produzcan en el frente comercial y la medida en que los actores políticos puedan compensar el impacto negativo de una escalada prolongada de las tensiones”, afirma la gestora. Además, permanecerá atenta a las señales de estabilización de los datos macroeconómicos y vigilará de cerca lo que ocurra en la política europea, como el Brexit o los cambios de liderazgo.

Renta fija

La perspectiva de la gestora para los bonos gubernamentales es muy incierta y dependerá del conflicto comercial, por lo que actualmente apuesta por una duración media en sus carteras y se mantiene neutral en la deuda periférica de la Eurozona.

Dentro de su pequeña sobreponderación a los spreads de renta fija, se inclina por el euro con grado de inversión y los periféricos de la Eurozona. Además, considera que el contexto global continúa favorable para el rendimiento de la deuda emergente. “La mayoría de los países emergentes se encuentra en relativa buena forma y está creciendo en un entorno de inflación benigna y divisas infravaloradas”, asegura.

Renta variable

Las pérdidas de la renta variable se redujeron después de que la Fed y el BCE insinuaran que implementarían futuras bajadas de tipos, lo que amortiguaría la reacción negativa a los riegos comerciales y podría atenuar el riesgo de deflación. NN IP considera que los tipos de interés podrían ampliar la dispersión entre el sector financiero –que sufre los obstáculos de la baja rentabilidad y curvas de rendimiento planas- y sectores más defensivos como el real estate, las telecomunicaciones y los servicios públicos –que se benefician de los rendimientos más bajos para los bonos.

“Con los recortes de tipos descontados por el mercado, las perspectivas de crecimiento para los beneficios será un motor clave”, señala la gestora, para quien el sector corporativo se encuentra “en buena forma”, y el perfil de beneficios para los próximos 18 meses es alentador. El crecimiento esperado para las ventas hasta finales de 2020 se ha estabilizado en torno al 4,3% y las expectativas de crecimiento de beneficios han aumentado del 8,3% a principios de 2010 hasta el 10% actual.

Con todo, se mantiene neutral en renta variable europea, que actualmente está barata, ofreciendo un gran descuento en relación al resto del mundo; e infrapondera Japón, ya que ve la apreciación del yen que siguió al aumento de la aversión al riesgo como un viento en contra y el momentum de beneficios no es sólido. Mientras, sobrepondera Estados Unidos, al considerarlo el refugio seguro frente a la incertidumbre actual.

Por sectores, NN IP mantiene su preferencia por el consumo y recientemente empezó a sobreponderar ligeramente la energía, al considerar que ayuda a cubrir parcialmente los riesgos geopolíticos que genera la subida del precio del petróleo y que cuenta con una rentabilidad de dividendos atractiva y segura. Por otro lado, ingrapondera el sector financiero, los servicios públicos y los materiales.

menu