Última actualización: 17:23 / Lunes, 25 Abril 2022
Celebrado en Barcelona

El Global Investment Forum de Mercer sitúa la inflación como principal desafío para los inversores

Imagen
  • Al evento, celebrado este año en Barcelona, han acudido más de 500 inversores para debatir las tendencias y las mejores estrategias ante el actual escenario geopolítico y económico
  • La gestión de la inflación en las carteras, la exposición a China y la sostenibilidad han centrado buena parte de los paneles y grupos de trabajo del Congreso
  • Tecnología, sanidad, defensa o agricultura serán este año algunas de las áreas que más oportunidades de inversión van a generar

El Global Investment Forum de Mercer que este año se ha celebrado en Barcelona ha puesto el foco en la inflación como el principal desafío al que se van a enfrentar los inversores en 2022. Bajo el titulo “Metamorfosis: redibujar el mapa de inversiones”, más de 500 inversores han debatido las principales tendencias, así como las mejores estrategias para abordar la fase de profundo cambio que atraviesan los mercados financieros mundiales.

Así, la gestión de la inflación en las carteras ha dominado buena parte de los paneles y grupos de trabajo que se han sucedido a lo largo de los dos días que ha durado la cumbre. En este sentido, cerca de un 40% de los inversores institucionales presentes en la cita situaron la estanflación como principal riesgo económico. Sin embargo, Rupert Watson, jefe de asignación de activos de soluciones de inversión de Mercer, aleja ese temor a largo plazo: “Las presiones que vimos antes de la crisis de Ucrania fueron el resultado de un shock de demanda, marcada por el COVID, que ha estado elevando los precios. En estos momentos y a pesar de la actual situación internacional, creo que la estanflación es poco probable y habrá un crecimiento decente”.

La mayoría de los asistentes coincidieron en que, para la construcción de sus carteras, los inversores deben contar con el mejor asesoramiento sobre política monetaria y económica de gobiernos y bancos centrales, que les permita, por ejemplo, garantizar su capacidad de resistencia ante escenarios inflacionarios. Recurrir a activos como el oro, las acciones de recursos naturales sostenibles y las materias primas puede ayudar a las carteras poco preparadas, mientras que aumentar la exposición a más largo plazo a los activos reales puede ayudar a aumentar los rendimientos vinculados a la inflación.

Otro de los puntos que centraron los debates del Congreso de Barcelona fue la exposición a China, donde los expertos de Mercer esperan que supere el PIB de EEUU en los próximos años, lo que sin duda puede representar nuevas oportunidades para los inversores. Así, el 53% de los presentes en la Cumbre reconocieron que van a sobreponderar las acciones de China sobre las de EE.UU. durante los próximos cinco años.

El tercer elemento que concentró más interés entre los participantes del evento fue el aumento del peso de los productos sostenibles en sus carteras ante una mayor concienciación global sobre una reducción efectiva de emisiones contaminantes. La inversión sostenible, definida por las llamadas 4R: rentabilidad, riesgo, reputación y regulación, está generando oportunidades en áreas como la biodiversidad, donde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo estima que se requieren entre 5 y 7 billones de dólares estadounidenses para cumplir con los objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030.

Nick White, director global de investigación estratégica de Mercer, aseguraba: “Es importante que desarrollemos un plan sofisticado de transición climática, que se centre en las emisiones planetarias y se posicione como parte de un replanteamiento más amplio de cómo usamos los recursos. El giro hacia una economía circular debe apuntar a aquellas áreas que requieren más transformación y que más se necesiten para consolidar una futura economía verde”.

Junto a la sostenibilidad, los expertos de Mercer identifican otras grandes áreas que están atrayendo inversión, en especial la sanitaria, debido al impulso de la investigación por la pandemia, seguridad y defensa como consecuencia de la guerra en Ucrania, además de la tecnología o las fintech.

En un mundo con las turbulencias actuales, el Global Investment Forum concluía que las inversiones a largo plazo ganan terreno en las carteras, con activos privados para brindar diversificación y con materias primas y alternativas líquidas en segundo lugar. En este sentido, la dificultad de la renta fija para replicar los éxitos del pasado empujará a los inversores a volverse más dinámicos en la forma en que administran la exposición de sus carteras. La gestión activa y el uso de participaciones estratégicas a largo plazo pueden ser la mejor manera de lograrlo.

menu