Última actualización: 07:33 / Lunes, 18 Diciembre 2017
Aberdeen Standard Inv.

Craig Wright: “Los activos inmobiliarios menos tradicionales son una de las opciones de inversión más apetitosas dentro del sector”

Imagen
Craig Wright: “Los activos inmobiliarios menos tradicionales son una de las opciones de inversión más apetitosas dentro del sector”
  • Hoteles, residencias de mayores, centros médicos o residencias para estudiantes son algunos de estos activos menos tradicionales
  • En los últimos seis años, el sector inmobiliario ha dado unos rendimientos de entre el 8% y el 10%
  • Otro de los segmentos más interesantes para invertir es la logística, en parte gracias al potencial del comercio online

El sector inmobiliario es uno de los mejores indicadores de la evolución de la economía. “Cuando más avanza la economía global, más suben los retornos del sector inmobiliario; y cuando más baja, menores son estos retornos”, afirma Craig Wright, analista del Sector Inmobiliario Europeo de Aberdeen Standard Investments.

Wright considera que los activos inmobiliarios se han convertido en una de las inversiones más populares, sobre todo entre los inversores institucionales. “En general los inversores tienen confianza en el valor de este activo y son optimistas con la evolución que el sector puede tener en un momento de crecimiento económico, es más, esperan que continúe este crecimiento. Pese a lo que vivió este sector durante la crisis, ahora estamos viendo retornos por encima de entre el 8% y el 10%, incluso por encima del 10%”, señala.

Entre los inversores que más apetito han mostrado por esta clase de activo destacan los asiáticos y el capital riesgo, en particular el inversor chino. En su opinión, este apetito se ha visto favorecido por las principales megatendencias de este siglo: la demografía y la tecnología. “Vamos hacia un mundo global donde la población vive más tiempo, por lo tanto hay mayor demanda de consumo de productos y servicios, así como necesidad de vivienda u otros activos inmobiliarios alternativos como residencias u hospitales. Esto convierte a los activos inmobiliarios menos tradicionales una de las opciones más apetitosas en este momento”, explica Wright durante una entrevista con Funds Society.

Esto supone, en opinión de Wright, un especial atractivo y potencial para invertir en activos inmobiliarios como edificios para residencias de mayores, viviendas de estudiantes, hoteles o centros médicos. A estos activos se suman otros que van al compás del crecimiento económico global. “Principalmente oficinas y el segmento de logística. Sobre este último, por ejemplo, somos bastantes optimistas en toda la zona europea”, matiza.

La logística europea es uno de los activos que más le gustan a Wright por cuatro motivos: “Ofrecen mayores rendimientos, retornos estables, diversificación y son arrendamientos a largo plazo”. Algunos de los aspectos que explican lo atractivo de este sector son “la fuerza del comercio online, la recuperación de la economía o la eficiencia que ha ganado gracias a la incorporación de las máquinas”, argumenta Wright. Además, en su opinión, la logística es el gran beneficiario del cambio de paradigma respecto a la tienda tradicional.

Nombres propios

Para Wright, Europa es uno de los mercados más atractivos ahora mismo en el sector inmobiliario. Entre las ciudades que destaca se encuentran Ámsterdam, donde las primas de las rentas han aumentado un 15% en los últimos tres años y previsiblemente aumentarán otro 15% en los próximos tres, y Berlín, gracias a su fuerte desarrollo económico impulsado por ser la capital tecnológica de Europa, el alza del turismo y por ser un polo de conocimiento universitario.

Ante la buena salud de la que goza el sector inmobiliario, es casi obligatorio preguntar si se está volviendo a generar una burbuja inmobiliaria, sobre todo si se observa el crecimiento de los precios. “La palabra burbuja no nos gusta porque recuerda a lo que ocurrió. Está claro que cuando el mercado sufra y caiga, este activo también sufrirá y caerá. Por nuestra parte, somos más de centrarnos en los fundamentales y en analizar el entorno, y ahora mismo creo que el mercado tiene precios razonables. Habrá que ver cómo evolucionan los próximos años, porque al final la visión de una burbuja depende de la sensibilidad de cada uno”, argumenta. 

menu