Última actualización: 05:30 / Viernes, 8 Noviembre 2019
Entrevista con el gestor

Corrado Gaudenzi (Eurizon AM): “Tenemos una ligera preferencia por la renta variable europea frente a la estadounidense”

Imagen
  • El fondo de renta variable Eurizon Fund Azioni Strategia Flessibile invierte en 120 títulos distribuidos entre el mercado de EE.UU. y Europa
  • “Nuestra selección de títulos se enfoca en compañías que distribuyen altos dividendos, pero solo mientras estén bien respaldadas por una generación de flujo de efectivo saludable”
  • “Creemos que las compañías europeas están menos sobrevaloradas en comparación con sus contrapartes estadounidenses”

En el contexto actual de mercado, para Corrado Gaudenzi, Head of Long Term Sustainable Strategies de Eurizon AM, es muy importante gestionar la volatilidad en las estrategias de renta variable. Según su experiencia, y así se refleja en el fondo Eurizon Fund Azioni Strategia Flessibile, solo de la flexibilidad se logra esa gestión tan importante del riesgo. En esta entrevista concedida a Funds Society, el gestor desgrana las claves de su fondo y su visión del mercado.  

¿Qué valoración nos puede hacer de cómo han evolucionado el rendimiento de la renta variable en lo que va de año?

Hasta la fecha, los rendimientos de la renta variable fueron al menos de dos dígitos en todas sus áreas. La primera parte de 2019 trajo consigo una recuperación positiva de los activos de riesgos después de la fuerte corrección en 2018, un año en el que casi todas las clases de activos acabaron en negativo. El índice MSCI World Equity registró nuevos máximos, mientras que las tasas gubernamentales comenzaron a caer de nuevo a nivel mundial y los diferenciales se estrecharon. Después de verse movimientos direccionales marcadamente pronunciados durante los meses anteriores, los mercados financieros han disminuido su ritmo de crecimiento a la espera de evaluar la evolución en términos de gestión monetaria, la tendencia de los datos macro y las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. De agosto a septiembre de este año, la fuerte caída en los tipos y el aplanamiento correspondiente de las curvas de rendimiento reflejaron la creciente preocupación entre los inversores sobre la resistencia del ciclo expansivo. Los mercados bursátiles dieron una interpretación más optimista y consideran que la caída de los tipos de interés podría respaldar el crecimiento y extender el ciclo económico, especialmente si mientras tanto Estados Unidos y China eliminan los efectos restrictivos causados ​​por la guerra arancelaria.

¿Cuál es su perspectiva para lo que queda de año?

Nuestra visión es que el mercado estará marcado, durante los próximos meses, por el horizonte de tipos de interés bajo y por el efecto que ello tenga en el ciclo económico. También es relevante ahora mismo para el mercado la evolución de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China. En la zona euro, los principales temas a monitorear serán las primeras decisiones tomadas por la Comisión Europea en materia de finanzas públicas. Dicho esto, en lo que respecta a Eurizon Fund Azioni Strategia Flessibile, no tenemos un pronóstico sobre los posibles rendimientos a corto plazo. En nuestra asignación de activos nos centramos en la reversión media a largo plazo de los precios de renta variable respecto a sus valores fundamentales.

El fondo invierte en renta variable europea y estadounidense. ¿Los activos europeos y los activos estadounidenses aportan cosas diferentes a la cartera?

La exposición del sector de cartera va variando entre ambas regiones. Por ejemplo, la cartera tiene una fuerte exposición al sector de  la tecnología de la información en los Estados Unidos, pero tiene una exposición muy baja en el mismo sector en Europa.

¿Cuál de las dos regiones considera que ofrece ahora mismo más oportunidades?

Dada la relación actual entre los precios de las acciones y el promedio de sus rendimientos en el último ciclo económico completo, creemos que las compañías europeas están menos sobrevaloradas en comparación con sus contrapartes estadounidenses. Tenemos una ligera preferencia por la renta variable europea frente a la renta variable estadounidense.

¿Cómo ha variado el fondo con respecto a su exposición entre Estados Unidos y Europa?

En los últimos años, habíamos estimado una sobrevaloración sistemática de las acciones estadounidenses con respecto a las europeas. En consecuencia, el fondo ha tenido una sobreponderación sistemática en la renta variable europea.

Dado el contexto actual, ¿qué papel puede jugar este fondo en la cartera de un inversor?

La inversión en este producto ofrece la posibilidad de diversificar la cartera de aquellos clientes que quieran aprovechar el desempeño de los mercados bursátiles y asumir el riesgo que puede haber en algunas fases concretas o momentos del mercado, incluso si se gestionan activamente con el fin de contener la volatilidad de la inversión. Los precios actuales de las acciones son aproximadamente 30 veces mayores que las ganancias promedio que las compañías estadounidenses han entregado durante el último ciclo económico completo. En comparación con más de un siglo de historia, el índice de valoración actual se encuentra en el primer 5% de las observaciones más caras. Según nuestro propio análisis, las valoraciones tienen una fuerte relación negativa con los rendimientos futuros de renta variable a largo plazo. Como resultado, hoy la exposición del fondo está cerca del mínimo de su rango, cerca del 50%. Por lo tanto, el fondo está bien posicionado para un escenario positivo y negativo.  En caso de un escenario negativo para la renta variable, el fondo tendrá buenas oportunidades para aumentar su exposición a la renta variable a precios más atractivos.

Muchos inversores están tomando más riesgos de lo que están acostumbrados, ¿cuál es la clave para la gestión del riesgo en este fondo?

La política de gestión de riesgos de este fondo está totalmente integrada en el proceso de inversión. Para evitar una alta exposición al riesgo idiosincrásico, invertimos en 120 nombres. Para evitar las caídas de mercado bajista, la exposición a la renta variable se reduce a la mitad cuando el rendimiento esperado a largo plazo cae por debajo del umbral que nosotros estimamos.

Dentro de su proceso de inversión, ¿cómo son las empresas en las que invierte?

La selección de valores de forma activa es la primera fuente que tenemos para agregar valor a nuestra cartera, y así ha sido durante los primeros nueve años del fondo. El principal impulsor de la selección sigue siendo la convergencia a medio plazo entre los precios de las acciones y su valor fundamental. A nivel de existencias, el valor fundamental se representa mejor ajustando los datos de los estados de flujos de efectivo de cada compañía. Nuestra selección de títulos se enfoca en compañías que distribuyen altos dividendos, pero solo mientras estén bien respaldadas por una generación de flujo de efectivo saludable.

Finalmente, ¿por qué este fondo es apropiado para el momento actual del ciclo y el contexto económico?

Este producto podría ser una buena solución de inversión en la fase actual ya que existen muchas incertidumbres sobre cómo responderá el ciclo económico a un contexto de bajos tipos de interés. Utilizamos una estrategia de renta variable que tiene como objetivo amortiguar sistemáticamente las fluctuaciones de precios para generar un rendimiento sostenible con un horizonte inversor de siete años. Si tenemos en cuenta el alto nivel de las valoraciones de la renta variable ahora mismo, podemos afirmar que el fondo está bien posicionado para aprovechar los momentos de corrección de mercado, aumentando su exposición a la renta variable hasta niveles más atractivos. Además, si también consideramos el bajo rendimiento que ofrecen los bonos, tener una cartera con una duración cercana a cero puede afectar positivamente al rendimiento futuro del fondo.

menu
menu