Última actualización: 06:30 / Miércoles, 6 Noviembre 2019
Responsable de clientes y ventas

Christophe Girondel (Nordea AM): “La gran pregunta que se hacen los inversores es qué hacer con una cartera de renta fija”

Imagen
  • Los inversores institucionales y los retail no han reaccionado igual a los múltiples eventos políticos que han ido sacudiendo 2019
  • Los clientes retail "no están pidiendo grandes cambios en sus carteras porque los rendimientos de este año están siendo buenos en líneas generales"
  • Muchos clientes ven claramente valor en la renta variable emergente, pero el tema central es si ahora es el momento idóneo para invertir en este mercado

Una de las claves de los responsables de clientes institucionales o retail de las firmas de gestión de activos es escuchar. A través de esta actitud de escucha descubren qué es lo que realmente inquieta a los inversores. Es el caso de Christophe Girondel, responsable global de clientes institucionales y ventas de Nordea AM, quien reconoce que los inversores institucionales y los retail no han reaccionado igual a los múltiples eventos políticos que han ido sacudiendo 2019. 

“Los inversores institucionales, como planes de pensiones, no han reaccionado excesivamente ante estos eventos puesto que tienen una visión mucho más a largo plazo y están casi más preocupados de que se desencadene una recesión económica o que el crecimiento global a largo plazo sea menos fuerte. En cambio, el inversor retail sí que reacciona más a todas estas noticias políticas, y creo que se tiene más miedo a lo que puede ocurrir. Para el inversor institucional la gran preocupación en si el contexto de retornos menos atractivos que estamos viendo ahora se prolongará en el tiempo, en particular en el caso de la renta fija”.

En opinión Girondel, y pese a todo el ruido, ha sido un buen año. Los clientes retail "no están pidiendo grandes cambios en sus carteras porque los rendimientos de este año están siendo buenos, en líneas generales, al menos hasta que no haya un shock. En cambio, los inversores institucionales, y dado esa mirada más a largo plazo que tienen, se han movido a activos más ilíquidos, pero esto es una tendencia que vemos ya desde hace tiempo”, apunta sobre cómo están reaccionando estos dos perfiles de inversor al contexto actual. 

En este sentido, sostiene que ahora mismo la gran pregunta que se hacen los inversores es “qué se puede hacer con una cartera de renta fija” y qué estrategias son las más adecuadas para mejorar la rentabilidad de un activo que ha sido muy core en los perfiles conservadores, tanto de inversores institucionales como retail. “En nuestro caso, creemos que nuestras estrategias de bonos con duraciones cortas son una buena solución, y que pueden ofrecer alpha. Aunque también están ganando popularidad alternativas más complejas, como las estrategias multiactivo, que pueden llegar a sustituir de algún modo -y manteniendo la volatilidad baja- el papel de la renta fija. Pero el tema principal que preocupa a los inversores es qué pueden hacer con sus carteras de renta fija”, sostiene Girondel. 

Según su experiencia, los mercados emergentes son otro de los temas que está en la mente de los inversores y del que habitualmente habla con ellos. “Tenemos muchos clientes que ven claramente valor en la renta variable emergente, pero el tema central de nuestra discusión con ellos es si es ahora el momento idóneo para invertir en este mercado, teniendo en cuenta que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China aún no se han resuelto”, añade. Además de esta área geográfica, reconoce que los inversores están mirando el mercado en términos de descorrelación de sus activos. Según defiende el responsable de Nordea AM, “buscan estrategias descorrelacionadas, de tal forma que si el mercado cae, evite que sus carteras caigan en exceso”. 

ESG: una clave transversal 

Girondel reconoce que entre todas las inquietudes que les están transmitiendo sus clientes hay una que es trasversal: la sostenibilidad en sus inversiones. “Al final, los clientes buscan soluciones de inversión que sean sostenibles y estén comprometidas con el entorno y la sociedad, por lo que se muestran muy exigentes en este sentido con sus gestores”, puntualiza. Sobre todo defiende que el interés de los inversores por soluciones de inversión ESG no es un moda, sino que forma parte de su cultura, como ocurre con los clientes retail en las regiones del norte de Europa. 

“Hay dos grandes fuerzas que van a impulsar toda la inversión responsable, una es el volumen de legislación financiera en este campo que viene de Europa y, en segundo lugar, toda la generación de millennials, que ya han adoptado hábitos de consumo sostenible. Cuando estos millennials tengan más de treinta años y capacidad para invertir, veremos ese mismo comportamiento responsable a la hora de demandar productos de inversión”, afirma, pero reconoce que será un proceso paulatino, no algo inmediato.

Sobre la gran proliferación de productos ESG que se han visto en el mercado durante el último año, Girondel explica que una mayor demanda por parte de los inversores está provocando que las firmas de inversión y los distribuidores “construyan” sus ofertas. “Creo que estamos viendo productos de ESG porque hay demanda, con independencia de la popularidad de la inversión en megatendencias a la que hemos asistido”, argumenta. 

En concreto, destaca la inversión en infraestructuras, ya que considera que es un activo muy atractivo e interesante para el contexto actual, y para aquellos inversores que quieran una inversión a largo plazo y más descorrelacionada de los movimientos del mercado. “Es un activo con bastante cash flow y al que no le afecta tanto lo que le ocurra al ciclo económico. Creo que ahora mismo, cuando justo entramos en la parte final del ciclo, es una gran oportunidad”, apunta. 

Además de esta clase de activo, Girondel considera que las alternativas que tiene el inversor para posicionar su cartera en el momento actual del ciclo son: apostar por posiciones defensivas en la renta variable y por estrategias que descorrelacionen las carteras. 

Mercados potenciales

Entre los mercados que más potencial tienen para el negocio de las gestoras de activos, Girondel señala Asia, en particular China e India. “Son culturas muy diferentes. La cuestión es que hablamos de Asia en general y la realidad es que estamos ante una gran multitud de países que son culturalmente diferentes, y donde la forma de introducirnos en sus mercados y ofrecerles soluciones de inversión son igualmente diferentes. A nivel de negocio, hay que ser muy cuidadoso al elegir el mercado en el que se quiere estar, e identificar bien cuál es tu oportunidad. En este sentido, es muy habitual buscar socios de tu tamaño para desarrollar el negocio”, explica Girondel.

menu