1
Última actualización: 17:40 / Martes, 19 de Marzo de 2019
La visión de los expertos

Brexit: ¿un laberinto con o sin salida?

Brexit: ¿un laberinto con o sin salida?
KnockOut / Pixabay CC0 Public Domain
  • El euro se ha convertido en una especie de moneda a la contra en relación al Brexit
  • Los mercados piensan que la incertidumbre sobre el Brexit es también dañina para la economía de la eurozona
  • Los analistas apunta que a lo más probable es que hoy se vote en contra de la salida desordenada y el jueves a favor de lograr una prórroga por parte de la Unión Europea
  • A&G Banca Privada, eToro, Renta4 Banco, Julius Baer, Monex Europe, Amundi y Aberdeen Standard Investments comparten su análisis sobre el Brexit tras la votación del parlamento británico de ayer
Por Funds Society, Madrid

El 29 de marzo está cada vez más cerca en el calendario y con ello la salida histórica del Reino Unido de la Unión Europea. Pero no está siendo un camino fácil ni para la economía británica, ni para su primera ministra, Theresa May, ni para la libra. Ayer el parlamento británico votó en contra del nuevo acuerdo, aplazando la decisión a una nueva votación hoy: ¿salida con o sin acuerdo?

“Según los informes, el acuerdo solo se ha modificado ligeramente desde la última vez que el Parlamento lo rechazó. Ahora, el Parlamento está preparando otra votación para cerrar la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y eliminar la opción de la mesa. Después de eso, probablemente veamos algún tipo de intento de retrasar la fecha límite del 29 de marzo”, explica Mati Greenspan, analista senior de eToro.

¿Cuáles serán los siguiente pasos? Según explica los analistas de Renta4 Banco, “la votación ayer en el Parlamento británico del acuerdo renegociado entre Theresa May y la Unión Europea, que contenía garantías legales con el objetivo de evitar que Reino Unido quede atrapado en una unión aduanera sine die, se saldó con un rechazo (391 votos en contra vs 242 a favor), tal y como se esperaba. Hoy miércoles se votará sobre un Brexit sin acuerdo, posibilidad que esperamos que se rechace, y sería mañana jueves cuando se vote la posibilidad de prorrogar el artículo 50, y retrasar la salida de la UE más allá del 29 de marzo, especulándose con la posibilidad de fijar una nueva fecha hacia el mes de junio, antes de la formación del nuevo Parlamento Europeo en el mes de julio, ya sin eurodiputados británicos. Recordamos que nuestra postura se alinea con la consecución de una salida negociada, evitando una salida abrupta que sería perjudicial para ambas partes y provocaría importantes daños a nivel macroeconómico y fuerte volatilidad en los mercados”.

Por ahora la reacción del mercado a sido medida, pese a que la libra caía. El principal miedo que tienen los inversores es si esto esto pasará factura al mercado de renta variable británico e incluso si podría contagiarse al europeo, además de añadir volatilidad al mercado.

“Sorprendentemente, el euro se ha convertido en una especie de moneda a la contra en relación al Brexit, de forma que mientras que la libra lo volvió a pasar mal tras enquistarse una vez más el asunto del Brexit para Theresa May, el euro logró avanzar hasta lo más alto del panel de divisas del G10. Y esto sin contar con datos macroeconómicos de primer orden, lo que se añade a la incoherencia de que los mercados piensan que la incertidumbre sobre el Brexit es también dañina para la economía de la eurozona. De momento, la respuesta es que los inversores podrían percibir los niveles mínimos en muchos meses del euro como una oportunidad de compra, puesto que ya se han descontado muchas noticias negativas. Lo que explicaría por qué la divisa se ha estabilizado tras los comentarios claramente en la línea blanda del Banco Central Europeo, aunque todos estos argumentos se irán al traste en cuanto nos encontremos con una nueva muestra de debilidad del euro”, apuntan los analistas de Monex Europe.

En opinión de Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments, “es probable que la volatilidad de la libra esterlina siga aumentando durante el período de prórroga, ya que la política británica se enfrenta a un reajuste potencialmente significativo en ese período de prórroga y a la posibilidad de que los votantes vuelvan a acudir a las urnas. En particular, unas elecciones generales supondrían un reto para los inversores: mientras que un gobierno laborista probablemente perseguiría un Brexit más blando, la agenda de la política de nacionalización preocupa a muchos inversores".

Por su parte, desde el equipo de Amundi consideran que los mercados sentirán cierto alivio y en la votación de hoy se llega a un acuerdo en contra de una salida sin acuerdo. “También extender el tiempo de cara a la salida podría brindar cierto alivio, pero la incertidumbre volvería una vez que se acerque la nueva fecha límite. Por el contrario, los mercados no imponen un precio si no se logra acuerdo y presionarán los activos de riesgo, las acciones europeas y las acciones del Reino Unido, en particular. Desde la perspectiva de los multiactivos, nos hemos vuelto más cautelosos con los activos de riesgo, en particular con las acciones: el repunte de las acciones en el año hasta la fecha ha sido demasiado rápido, en un entorno de datos económicos débiles, con una revisión de las ganancias a la baja y mayor riesgos geopolíticos todavía sobre la mesa”, señalan en su análisis.

Próximos escenarios

El siguiente paso de este proceso lo veremos hoy mismo, cuando el parlamento –que ahora tiene el control sobre el Brexit– voto si quiere un salir de la Unión Europea con o sin acuerdo. Según explica Diego Fernández Elices, director general de inversiones de A&G Banca Privada, “Tras el esperado rechazo del parlamento británico al acuerdo de May se da un nuevo paso hacia la prórroga de la salida. Mañana lo más probable es que se vote en contra de la salida desordenada para el jueves votar la extensión y así, se habrán dado tres pasos muy relevantes hacia un nuevo referéndum, que cada vez es más probable y parece la única solución de largo plazo y sostenible en el tiempo”.

Para Kelly, la votación de ayer estaba perdida antes de que tuviera lugar ya que tanto el Partido Laborista como el DUP (Partido Unionista Democrático) y European Research Group ya había dejado claro que no la apoyarían. “Yo esperaría que el parlamento rechace no deal por una amplia mayoría. Esto prepara realmente el terreno para la aprobación de una prórroga del artículo 50 hacia el final de la semana. La libra esterlina debería comportarse bien en este escenario, ya que el riesgo técnico del no deal disminuye. La pregunta interesante es cuánto tiempo dura la prórroga y qué condiciones, si las hubiere, impone la UE, ya que requiere la aprobación unánime de la Comisión en Bruselas. Esto condicionará la respuesta del mercado", argumenta.

Desde Julius Baer, David A. Meier, economista de la firma, considera que, después de la derrota de ayer, es probable que se produzca un voto positivo sobre la demora del Brexit mañana. “Sigue habiendo incertidumbre política, con problemas de liderazgo que vuelven a estallar mientras que el Brexit aún está sin resolver. Por lo tanto, mantenemos una perspectiva de GBP a corto plazo neutral. Nuestra perspectiva a largo plazo sigue siendo optimista, ya que esperamos más bien un impulso a un Brexit suave, o un segundo referéndum durante el retraso, que un Brexit sin acuerdo”, añade. 

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario