Última actualización: 12:40 / Miércoles, 21 Junio 2017
Perspectivas

Bankinter cambia su apuesta y favorece la bolsa europea

Imagen
Bankinter cambia su apuesta y favorece la bolsa europea
  • En general, el trimestre no será fácil porque las bolsas tenderán a consolidar antes que a subir, los activos refugio mejorarán su atractivo (aunque no demasiado) y las divisas evolucionarán ocasionalmente de forma errática
  • Con todo, las bolsas cerrarán 2017 con unos saldos positivos en el entorno del doble dígito bajo, dependiendo del índice
  • “Ante un contexto probablemente más confuso durante el segundo trimestre, ganarán atractivo los fondos recomendados en nuestra Selección Estabilidad 2017”

El equipo de análisis de Bankinter, liderado por Ramón Forcada, ha presentado sus perspectivas correspondientes al segundo trimestre del año y cambia su apuesta con respecto a los meses previos, favoreciendo ahora la bolsa europea frente a la estadounidense.

El trimestre empieza con cautela pero al año acabará con fuertes retornos en bolsa, defiende en su último informe: “Es probable que estemos entrando en una fase de consolidación de bolsas que será transitoria y que podría corresponderse con el segundo trimestre. La relativa decepción sobre la capacidad real de Trump para materializar sus promesas y la persistencia, todavía, de ciertas tensiones políticas en Europa serían los principales factores responsables, pero no sólo. También contribuiría la excelente evolución del mercado durante el primer trimestre del año, que no puede o no debería seguir avanzando a este ritmo. Sería sano un descanso”, dicen en la entidad.

Pero matizan que no habrá retrocesos importantes, pues “en cuanto las bolsas corrigen, entra dinero atraído por precios más atractivos en un contexto de ciclo económico expansivo y fiable”. A esa hipotética fase de consolidación le seguiría una segunda mitad del año durante la cual las bolsas avanzarían aproximadamente entre un 5% y un 10% adicional desde sus niveles actuales, para cerrar 2017 con unos saldos positivos en el entorno del doble dígito bajo, dependiendo del índice.

Así, creen que las bolsas aún ofrecen recorrido, pero con cautela, y favoreciendo a Europa. “Favorecemos la bolsa europea  -Ibex incluido-  frente a la americana, justo al revés que en diciembre. Europa va a sorprender positivamente y los precios relativos la favorecen”.

¿Y los bonos?

En este contexto, los bonos no sólo no perderían rápidamente su atractivo, sino que incluso recuperarían parte del mismo durante el segundo trimestre del año.“No olvidemos que los bonos continúan siendo el activo de riesgo. Insistimos en ello. Su corrección no será inmediata, pero sucederá. Por eso es tan importante que el ajuste en los precios de los bonos no sea brusco, de manera que el mercado no se desestabilice. Una fase de consolidación en bolsas sería lo más adecuado para conseguirlo”.

En general, dicen, el trimestre no será fácil porque las bolsas tenderán a consolidar antes que a subir, los activos refugio mejorarán su atractivo (aunque no demasiado) y las divisas evolucionarán ocasionalmente de forma errática. “Ante un contexto probablemente más confuso durante el segundo trimestre, ganarán atractivo los fondos recomendados en nuestra Selección Estabilidad 2017. Son un buen lugar en el que descargar algunas posiciones en caso de querer reducir exposición a riesgo durante un tiempo, hasta que la situación se aclare y el mercado vuelva a animarse”, explica el equipo.

“Nuestras valoraciones actualizadas sobre las bolsas ofrecen potenciales adicionales entre el 5% y el 10% dependiendo del índice (somos poco confiados en el potencial del Nikkei), que el dólar tenderá a depreciarse algo más de lo esperado en el segundo trimestre, que, en consecuencia, el yen se resistirá a depreciarse durante un tiempo y que los bonos estarán mejor soportados de lo que pensábamos en el corto plazo", añade.

Riesgo reducido de reversión del ciclo

En su opinión, el ciclo expansivo se consolida, los beneficios empresariales mejoran, la política influye menos y la liquidez presiona el precio de los activos de riesgo en el medio y largo plazos. “Se trata de un periodo transitorio más tranquilo y, potencialmente, con algún susto. Pero no es un cambio de contexto, ni de dirección del mercado. El riesgo de involución del ciclo económico y de las bolsas es reducido o muy reducido”, comentan.

menu