Última actualización: 06:09 / Jueves, 20 Febrero 2020
Entrevista a Antoine Lesné

State Street: “El entorno en 2020 favorecerá la inversión en renta variable, deuda emergente y high yield europeo”

Imagen
El director de la estrategia de inversión SPDR ETF EMEA en SSGA, Antoine Lesné
  • Los mercados estarán marcados por la disponibilidad de liquidez, lo que permite asumir algo más de riesgo y sobreponderar las acciones frente a los bonos
  • Salvo el “ruido de titulares”, la tendencia general desde un punto de vista macroeconómico es que nos encontramos en un entorno favorable
  • SSGA recomienda la deuda emergente, al considerar que la región se beneficiará de la liquidez, la relajación monetaria y la potencial debilidad del dólar
  • Si se mantienen las perspectivas de un crecimiento lento, poca inflación y un entorno favorable a nivel de riesgos, habrá oportunidades en high yield europeo

2019 fue un año sorprendente para la industria de gestión de activos. Además de los máximos alcanzados en los mercados de renta variable, se incrementaron los flujos hacia la renta fija, que registró rentabilidades muy bajas, pero aún positivas en su mayoría. “Ha sido un buen año para cualquiera que estuviera invertido”, asegura Antoine Lesné, de State Street Global Advisors (SSGA), en una entrevista con Funds Society. En un 2020 que prevé marcado por la liquidez en los mercados y un crecimiento lento, recomienda sobreponderar la renta variable y, en renta fija, centrarse en deuda emergente y high yield europeo.

El que es director de la estrategia de inversión SPDR ETF EMEA en la gestora líder del mercado de ETFs señala que este año las preocupaciones en torno al Brexit y la guerra comercial van a ser algo más bajas. “Siempre puede haber fuentes de preocupación, como Irán a principios de año, o ahora el coronavirus. Pero es ruido de titulares: la tendencia general desde un punto de vista macroeconómico es que nos encontramos en un entorno favorable”, agrega.

Aun así, Lesné admite que, a medida que nos adentremos en la segunda mitad del 2020, el panorama se va a volver algo más tenso como resultado de las reuniones que mantenga Boris Johnson con la Unión Europea para establecer las condiciones del Brexit y del impacto de los comicios estadounidenses. “La mayoría cree que Trump será reelegido, pero en realidad será una elección disputada. En Europa ya hemos visto que estamos en un momento en el que se cumplen los resultados más inesperados y no creo que EE.UU. sea inmune a esto”, advierte.

Por ese motivo, recomienda a los inversores mantenerse neutrales y agregar algo de riesgo en los límites. Es decir, a través de estrategias de calidad que permitan manejar ese riesgo, especialmente de cara a finales de año. Precisamente por sus características de calidad, la gama Dividend Aristocrats de SPDR ETFs aporta sostenibilidad de ingresos y amortiguación de caídas ante repuntes de volatilidad.

A su juicio, otra de las claves de este año en los mercados financieros es la disponibilidad de liquidez a nivel global. La primera causa de esta circunstancia son las políticas acomodaticias implementadas por el BCE y la Fed en 2019, aunque advierte de que esta última posiblemente cambie su enfoque hacia mediados de año. La segunda razón es que el coronavirus “ha cambiado el panorama” en China, ya que Banco Popular del país (PBOC) ha inyectado estímulos adicionales a la economía para generar apoyo tras el impacto de la epidemia, que, según Lesné, aún no está claro y dependerá de lo pronto que se alcance el pico del contagio.

“Hay liquidez en el mercado y esto es positivo, no hay que resistirse a ella”, insiste al apuntar que esto permite asumir algo de riesgo a la hora de tomar decisiones de inversión. En este sentido, aconseja sobreponderar ligeramente las acciones frente a los bonos en las carteras, teniendo en cuenta que es prácticamente imposible que este año las primeras repitan los rendimientos máximos alcanzados en 2019. Concretamente, ve oportunidades en renta variable de la Eurozona y en Estados Unidos, así como en emergentes, como resultado de ese incremento de la liquidez tras el coronavirus.

El experto destaca el SPDR S&P Euro Dividend Aristocrats UCITS ETF y el SPDR S&P US Dividend Aristocrats UCITS ETF. Y, en emergentes, el SPDR MSCI  Emerging Markets UCITS ETF y el SPDR MSCI Emerging Asia UCITS ETF, aportando un elemento diferenciador.

En renta fija, ve claras oportunidades en esta región y, aunque admite que la deuda emergente sigue infraponderada en la mayoría de las carteras, señala que la situación es diferente en el mercado de ETFs. “De los 4.900 millones de dólares en activos adquiridos en ETFs en Europa en enero, 1.400 millones procedieron de la deuda emergente, tanto en moneda local como en moneda fuerte”, revela. A su juicio, este mercado se beneficiará del impulso que proporcione la liquidez, la relajación de la política monetaria y la debilidad potencial del dólar estadounidense.

En este sentido, SSGA ofrece el SPDR Bloomberg Barclays Emerging Markets Local Bond UCITS ETF o su versión cubierta a euros: SPDR Bloomberg Barclays Emerging Markets Local Bond USD Base CCY Hdg to EUR UCITS ETF.

Por otro lado, Lesné considera que, si se mantienen las perspectivas de un crecimiento lento, un poco de inflación y un entorno favorable a nivel de riesgos, otro activo interesante es el high yield europeo, al que han regresado muchos inversores como resultado de la ampliación de los spreads. Además, destaca que su calidad es superior a la del high yield estadounidense, ya que las firmas europeas están menos endeudadas.

“No se espera que crezca mucho el riesgo de default y los inversores están buscando rentabilidad. Pero sin volverse locos: evitan los bonos basura y la mayoría adquiere títulos con calificación BB o incluso B”, aclara. De ahí que recomiende el SPDR Bloomberg Barclays Euro High Yield Bond UCITS ETF.

menu
menu